Innovación en educación preescolar

kinder




SEÑOR DIRECTOR

Celebro que el gobierno insista en encontrar un acuerdo con el Congreso para extender y mejorar la educación preescolar. Ya está comprobado que esto eleva la capacidad de aprender de los estudiantes cuando son mayores, especialmente cuando sus padres tienen una baja escolaridad. Espero que los parlamentarios no sigan usando la preocupación de los padres por la educación de sus hijos para ganar sus peleas políticas.

También espero que el Ministerio no siga creyendo ni actuando como si solo con más plata se mejora la educación y su calidad. Lo central es formar mejores pedagogos o docentes y las formas de entregar sus servicios y evaluar los resultados que logran. A partir de eso corregir. Abrirse a innovar en las formas de organizarse para llegar a la gente.

En este sentido vuelvo a insistir en la posibilidad de hacer comunidades de educación preescolar en casas, en grupos de cuatro a ocho vecinos con preescolares, según los lugares, a cargo de abuelas o mamás que son formadas y supervisadas por un organismo especializado del Ministerio. Esto es un método usado desde hace tiempo en países de Europa, Canadá y otros con mucho éxito. Se extiende también al cuidado de niñas y niños menores, permitiendo a las madres salir a trabajar, incluso en sectores rurales. Para esto el dinero que se necesita es menor y no se usa en ladrillos, construcciones de jardines infantiles, salas de clases y burocracia, sino en formar personas: madres, padres y hermanos. Esto es avanzar en verdadero desarrollo humano en la práctica. Atrevámonos a innovar en esta área crucial para el futuro de Chile.

Ernesto Tironi B.

Fundación Educacional Master7

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.