Innovar en educación



SEÑOR DIRECTOR

La pandemia aceleró el entrar de lleno a la era digital. Para todos fue una sorpresa dejar las aulas y volcarnos a las clases virtuales, al estudio en línea y al uso de herramientas informáticas, asuntos que nuevamente nos confirmaron lo catalizadora que puede ser la tecnología para los grandes cambios de la humanidad.

Bajo este clima de nuevas modalidades de aprendizaje, y entremedio de enérgicas discusiones sobre el posible retorno a clases presenciales en marzo, o el actual rol de los profesores en la pandemia, ¿no es buen momento para pensar en cómo modificar nuestra educación y promover una con mirada a futuro?

Esta era se basa en nuevos códigos, formas y habilidades, algunos de estos son la empatía, el conocimiento personal, el aprender a aprender, la proactividad, la colaboración, la creatividad, el pensamiento crítico, y el aprendizaje digital, temas que discuten personas comunes y corrientes como nosotros, hasta grandes pensadores como Ximena Davila y Humberto Maturana o Yuval Noah Harari. Aspectos que hoy no son el foco de nuestras enseñanzas y son vitales para adaptarse en la actualidad.

La educación es la base de la libertad y de cualquier país que quiere entregar oportunidades para los suyos. Es por esto que, en medio de esta inédita aceleración de modalidades pedagógicas, me gustaría ver mayor fuerza y acción en buscar e implementar las maneras en que innovaremos en la formación de las generaciones futuras, para no repetir lo mismo que se viene haciendo desde mediados del Siglo XX. Solo así podremos cimentar las bases para resolver los paradigmas del mañana y potenciar el desarrollo afectivo e intelectual de los chilenos, recordando siempre que la educación es un derecho.

Alejandra Mustakis

Emprendedora y empresaria

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.