La minería, motor de la economía

No sólo queremos más minería sino mejor y sustentable minería, que cuida y respeta el medio ambiente y los recursos naturales. Ello se muestra en que, por ejemplo, a 2023, el 50% de la energía usada por las mineras provendrá de fuentes renovables.



El escenario que vive nuestro país a consecuencia de la pandemia ha generado mucha incertidumbre y angustia a las familias chilenas en el plano sanitario, social y económico.

Pese a este escenario adverso, pocas veces se ha podido mostrar de mejor manera que la minería y los mineros y mineras no le fallan a Chile.

Esta industria es una de las pocas que ha logrado mantener la continuidad operacional de sus faenas producto de un gran esfuerzo de los trabajadores, las empresas y el Gobierno. Al mismo tiempo, es uno de los sectores que ha tenido menos contagiados, gracias a las oportunas y diversas medidas que han implementado con sus trabajadores.

La continuidad operacional ha llevado a que el IMACEC minero promedio de este año (enero-agosto) sea de 2,4%, mientras el IMACEC no minero haya caído -9%.

Este crecimiento ha permitido, junto al buen precio del cobre, inyectar recursos al Fisco para financiar la urgente ayuda social que requieren tantas familias afectadas por la crisis. Es decir, la minería está llegando al bolsillo de millones de chilenos a través del pago de subsidios y bonos.

Las expectativas mineras en el mediano y largo plazo, además, son muy positivas, ya que tenemos un potente plan de inversiones por US$74 mil millones a 2029, cifra que supera en más de US$1.500 millones la estimación de 2019. Sólo a 2023 la industria minera creará más de 33 mil gracias al desarrollo de nuevos proyectos.

Esas prometedoras cifras de inversión y empleo son la mejor prueba de la confianza que siguen teniendo en la minería y en el futuro de Chile los inversionistas nacionales y extranjeros.

Pero no sólo queremos más minería sino mejor y sustentable minería, que cuida y respeta el medio ambiente y los recursos naturales. Ello se muestra en que, por ejemplo, a 2023, el 50% de la energía usada por las mineras provendrá de fuentes renovables. Destaco en especial la empresa estatal Enami, que a 2021 tendrá el 100% de su energía renovable.

En el uso del agua la industria minera también ha avanzado mucho, ya que a 2030 casi la mitad del agua requerida provendrá del mar.

En esta severa crisis económica, la minería chilena, una vez más, ha estado cuando Chile la ha necesitado, y seguirá estándolo para generar desarrollo, empleos y calidad de vida para nuestros compatriotas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.