Ministerio de Seguridad y de convivencia ciudadana



SEÑOR DIRECTOR:

Es una buena noticia que el gobierno haya decidido apoyar la creación del Ministerio de Seguridad Pública impulsado por el Presidente Piñera. Sin embargo, es importante hacer algunos alcances a su indicación sustitutiva.

Aun cuando parece un detalle decorativo y que aporta poco a la solución, llama la atención que se busque sustituir el nombre por Ministerio de Seguridad Pública y “convivencia ciudadana”, cuando quienes afectan la paz social son los delincuentes, no las personas honestas y trabajadoras, por lo que desvía completamente su foco de atención. Mientras que en materias relevantes, y siguiendo el mismo error del texto Constitucional, no menciona ninguna vez al terrorismo como amenaza a la seguridad, haciendo como si no existiera. Peor aún, tampoco hay referencia de una Estrategia Nacional de Inteligencia, ni de las nuevas amenazas como el tráfico de inmigrantes, el crimen organizado transnacional y el narcotráfico.

En la misma línea, es a lo menos curioso que omitan algo tan importante como la facultad de interponer querellas y hacerse parte en procesos penales que afecten gravemente la seguridad pública. O que mantengan en la cartera actual las emergencias y controles fronterizos, cuando el objetivo de este proyecto era separar el rol político del jefe de gabinete del gobierno y la seguridad.

Asimismo, es importante aclarar que la forma en que se gestiona operativamente un procedimiento es un ámbito propio de las policías, no corresponde que se le entregue una facultad a la Subsecretaría de Seguridad Pública para dirigirlas.

En conclusión, la indicación sustitutiva no incorpora nada relevante ni al debate, ni al proyecto ingresado por el gobierno anterior. El llamado es a dejar los anuncios rimbombantes, y hacerse cargo de la seguridad con mayor firmeza, convicción y sin vacilaciones.

Andrés Longton

Diputado, jefe de Bancada RN

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.