Cómo hacer pie helado de frutilla

Puedes volver a llevar el pie al congelador cuando esté listo, pero la chef Carolina Rocco recomienda servirlo con la crema recién batida, sin congelar. Lo ideal es dejar el pie unos 10 minutos a temperatura ambiente antes de servirlo, para que no esté tan congelado y esté más cremoso.




Ingredientes:

–para un molde de 23 cm de diámetro–

Para la base:

· 300 gr de galletas de mantequilla

· 140 gr de mantequilla sin sal, derretida

Para el helado:

· 400 gr de frutillas en almíbar, coladas -2 tarros–

· 250 gr de leche condensada

· 300 ml de crema de leche, fría

Para decorar:

· 200 ml de crema para batir, fría

· 1 cdta de azúcar granulada

· 1 cdta de extracto de vainilla

· Frutillas frescas o en almíbar

· Hojas de menta

· Pétalos de flores comestibles –opcional–

Preparación:

1. Para la base, precalentar el horno a 180ºC. En una procesadora, moler las galletas hasta que queden bien finitas. Traspasar las galletas molidas a un bowl, agregar la mantequilla derretida, y revolver hasta integrar. Puedes terminar de integrar usando tus manos.

2. Pasar la mezcla de galletas y mantequilla a un molde de tarta de 23 cm de diámetro y utilizar las manos para presionar las galletas contra el molde hasta cubrir completamente la base y los bordes, cuidando que la base quede bien apretada.

3. Llevar al horno por 10 minutos a 180ºC, y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

4. Para el helado, utilizar los 400 gr de frutillas en almíbar ya coladas –sin el líquido–. Licuar las frutillas hasta obtener un puré, sin trozos.

5. Agregar a un bowl la leche condensada y el puré de frutillas y mezclar con una espátula de silicona.

6. Batir la crema de leche con una batidora eléctrica hasta que esté firme. Agregar 1/3 de la crema a la mezcla de leche condensada y frutilla, mezclar bien, y luego agregar el resto de la crema e incorporar con movimientos envolventes suaves, cuidando no bajar el volumen de la crema. Traspasar la mezcla a la base de galletas ya fría y llevar al congelador durante la noche –o al menos durante 8 horas–.

7. Para el armado, antes de servir, sacar el pie del congelador y desmoldarlo.

8. Agregar a un bowl la crema para batir, azúcar granulada y vainilla, y batir hasta obtener una consistencia firme. Cuidar no batir en exceso ya que la crema se corta y salen grumos. Agregar la crema a una manga de pastelería con una boquilla estrellada o una espátula y decorar el pie con la crema.

9. Decorar con frutillas frescas o en almíbar, hojas de menta, y/o pétalos de flores comestibles.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.