Cuarentena en imágenes: “De la noche a la mañana todo quedó en pausa y perdí cosas por las que había luchado por años”

Invitamos a distintas fotógrafas y fotógrafos a retratar su nueva realidad cotidiana durante la cuarentena. Esta es la mirada de Paulo Piña.




“La cuarentena ha sido de altos y bajos. En un inicio sentí mucha ansiedad e incertidumbre porque, literalmente, perdí todo.

Mi vida venía bien. Tenía buenas proyecciones laborales y de la noche a la mañana todo quedó en pausa. Y perdí cosas por las que había luchado por años.

Salir adelante en el mundo de la fotografía es difícil porque es un campo cerrado, aún más cuando eres de un origen más humilde. Es un espacio muy segregado y ha sido difícil avanzar ahí. Espero que esta pandemia nos permita valorar y entregar más oportunidades a la gente menos privilegiada.

Las primeras semanas fue devastador, pero con el pasar de los días me levanté. Ahí fue esencial el apoyo de mi familia. Junto a ellos comencé a vender tortas, pan amasado y empanadas. Eso me permitió tener un capital inicial pequeño, con el que compré ropa americana y la comencé a vender. Ha sido una experiencia muy gratificante.

Esto va de acuerdo con el bienestar del planeta, ayuda a reutilizar y me permite tener una ganancia económica basada en la sustentabilidad.

En mis ratos libres me gusta ir al cerro, alimentar a los animales, arreglar el jardín. Todo lo que tenga que ver con el mundo de las plantas me genera una paz inconmensurable. Me gusta sentir la tierra mojada cuando llueve, porque siento que esto sana mis heridas.

En este momento valoro mucho la libertad, el estar con la gente que amo. Pero por sobre todo valoro la capacidad de reinventarse. Es bueno pensar que hay oportunidades a pesar de la crisis.

Lo que más agradezco es que mi familia está sana y siempre haya comida en la mesa. Entre todos nos estamos apoyando para poder salir adelante, con la esperanza de que esto decante en un tiempo más”.

Paulo Piña (@paulopinafrias) está pasando su encierro en San Pedro, un pueblo de la Sexta Región. En ese lugar comparte con sus padres, sus abuelos de origen materno y su hermano.

Comenta