El Internet de las Cosas irrumpe en la industria minera

Un reciente estudio señala que el 70% de las 100 compañías mineras más grandes del mundo plantea que el Internet de las Cosas (IoT), la interconexión digital de sus procesos productivos, es el elemento que entrega las herramientas para enfrentar los nuevos escenarios. Una realidad que grandes corporaciones nacionales y startups de desarrollos tecnológicos ven de cerca, como una solución pronta a implantarse.


“Lo que estamos viviendo hoy día estaba proyectado para el año 2030”, dice José Tomás Olivares, director ejecutivo de ReStudio, proveedor tecnológico de gran minería, al mostrar en la pantalla el Roadmap de Codelco, uno de sus principales clientes, que adelantó en 9 años el plan que tenía para la inclusión de tecnologías en sus faenas.

Al ser la minería una industria extractiva que busca cambiar sus metodologías para bajar su impacto medioambiental, con procesos diferentes interdependientes que van desde la mina a rajo abierto hasta las oficinas donde se procesan los datos, hay varias fuentes de variabilidad que dificultan la planificación, un factor clave para que las grandes empresas operen y mantengan los réditos que se han visto en el último tiempo.

Frente a la adquisición de herramientas claves, la aparición del Internet de las Cosas -IoT por sus siglas en inglés-, término que reúne la serie de elementos tecnológicos que ayudan a monitorear las actividades con mayor precisión y reaccionar con antelación ante cualquier incidente, busca convertirse en el impulsor de la productividad e innovación en la industria.

Reflejo de ello es el estudio de Vanson Bourne, consultora especializada en tecnología, que tras conversar con las 100 mineras más grandes del mundo, el 70% de estas señaló que el IoT resultará clave para que las empresas mineras sean más competitivas, aumenten su participación de mercado y se den cuenta de las ineficiencias y los ahorros de costos.

Además, los operadores mineros identificaron cómo el IoT los ayudaría a reforzar esta ventaja competitiva, con un 41% informando que usarían IoT para aumentar la automatización de los procesos comerciales y un 44% diciendo que les ayudaría a identificar oportunidades de ahorro de costos y eficiencia.

Para José Tomás Olivares de ReStudio, que con su startup diseñó un programa que se enfoca en la mina subterránea, al digitalizar los túneles, revisando los indicadores de gestión, para así conocer el rendimiento de operación, no es ninguna sorpresa ver que las empresas mineras estén buscando el IoT para ayudarles a obtener una ventaja competitiva.

Mismo ideal comparte Nicolás Jubera, CEO de TIMining, startup que presentó su nueva interfaz llamada TIMinning Aware, sistema exportado a 8 países mineros que permite a los expertos revisar desde su teléfono qué es lo que está pasando con sus operaciones, o cómo están progresando respecto al plan planteado. “Se aceleró la transformación digital, se hizo mucho más evidente la necesidad de poder operar de forma remota con la misma eficiencia y efectividad de antes” matiza Jubera, afirmando que frente al desafío de la operación remota, la inclusión de tecnología interna se alinea con potenciar la digitalización. “A la industria le ha ido bien trabajando el teletrabajo. En muchas empresas mineras más de la mitad de las personas está trabajando por vía remota y ha funcionado bien, se ha mantenido la productiva”, agrega el CEO TIMining.

Minería 4.0

Recientemente, el medio especializado Industry Week abordó la importancia del Internet de las cosas (IoT) y el cambio que está significando su uso en la minería actual, el cual pese a que aún se encuentra en etapas iniciales de inclusión, se ha utilizado en varios escenarios para mitigar el riesgo en sitios mineros peligrosos. Su uso, en gran mayoría en minas de Canadá y Australia, ha proporcionado a los operadores una comprensión más profunda de los recursos y sus trabajadores, reduciendo la incertidumbre con múltiples conjuntos de datos de exploración y modelado para ayudar a apuntar a más perforaciones. El sitio presentó variados ejemplos, entre ellos el de Goldcorp en Vancouver, que desarrolló una solución IoT para regular el flujo de aire en las minas.

Nicolás Jubera de TIMining visualiza que la inclusión del IoT puede tener dos caras de la moneda, al ver que el crecimiento de la industria local pese a la demandante situación del contexto pandémico. Las soluciones IoT comenzarán a aparecer al existir muchos cambios tras operar con menos gente, con mayores normas sanitarias, además del impacto del commodity que afecta a los óptimos de los planes internos. En ese plano, la necesidad de usar tecnología, y la disposición que tienen las empresas mineras a incorporar tecnologías digitales se ha vuelto imperante.

“Hoy ya podemos ver una minería inteligente, digitalizada e hiperconectada”, dice Francisco Guzmán, director de Claro empresas. Hace algunos años, dice, “la tecnología se incorporó a las faenas para optimizar la productividad, potenciar el capital humano y contribuir a una operación más sostenible, apuntando a lograr una industria más verde, segura y eficiente. Se trata de una tendencia que tiene una enorme proyección y que crecerá de la mano de iniciativas como centros de control remotos, sensores de consumo en tiempo real en las operaciones y redes de conectividad de alta capacidad”.

En el escenario actual, la llamada minería 4.0 cobra aún mayor sentido y relevancia, apunta Francisco Guzmán, “dado que ha permitido mantener la operatividad e instalar nuevas capacidades en medio de la emergencia sanitaria. Tareas que se hacían bajo tierra pasaron a ser controladas en un formato a distancia, abriendo camino para la adopción de herramientas de última generación que permitirán automatizar los yacimientos con soluciones ligadas a la Inteligencia Artificial, el Big Data y IoT”.

Demanda de tecnología

Las grandes mineras del país han buscado responder a la demanda de adquisición de tecnología. Si bien el concepto IoT aún no aparece propiamente tal en el radar, los grandes operadores tienen distintos proyectos de proyectos en marcha para incorporar estas tecnologías a sus operaciones existentes.

Antofagasta Minerals, que cuenta con más de 1.200 trabajadores administrativos de la Compañía teletrabajando, utilizando plataformas virtuales para compartir documentos y sostener reuniones, los llevó a generar un plan de transformación digital que comenzó en marzo de 2020 solo para funciones de apoyo de las oficinas corporativas, pero se extendió a las operaciones, creando una academia digital, cuyo propósito es mejorar la alfabetización digital de los trabajadores y reforzar las decisiones basadas en datos.

Gino Ivani, gerente corporativo de Tecnologías de Información y Automatización de la compañía, añade que también están acelerando la implementación del Centro Integrado de Operaciones de Minera Centinela, cuya puesta en marcha está planteada a fines de este año, permitiendo mejorar la eficiencia operacional, así como la seguridad y la calidad de vida de más de 300 operadores, que ya no necesitarán trabajar físicamente en la faena minera. Asimismo, la compañía está cercana a concretar una decisión de inversión en camiones autónomos para el nuevo rajo Esperanza Sur de Centinela, actualmente en etapa de stripping.

La minera estatal Codelco también cuenta con planes ligados al Internet de la cosas. Álvaro García, vicepresidente de Tecnología y Automatización de los procesos de negocio de Codelco, señala que la mayor apuesta son los sensores que alimentan la mejora en planta, con sistemas de control avanzado y modelos de analítica. “Nuestra transformación digital apunta a tecnología que amplíe y profundice la automatización de nuestras operaciones que hoy es una realidad presente en distintos aspectos” complementa García, al mencionar los casos de los centros integrados de operaciones en el norte y centro sur, junto a un centro integrado estratégico en Casa Matriz-Santiago; plantas concentradoras con procesos automatizados por medio de la implementación de variados sistemas de control avanzado y camiones autónomos.

El vicepresidente de tecnología complementó que la inclusión de tecnología los llevó a levantar el primer piloto con tecnología 5G aplicada en minería, que consiste en la instalación de una cámara de alta definición en la División Radomiro Tomic de Codelco, la cual está conectada a una red 5G y transmite imágenes del área de chancado de este centro de operaciones hasta el nuevo CIO-E de la estatal, permitiendo procesar de forma inmediata datos logísticos, como tiempos de espera y descarga de material, para un posterior análisis y optimización de distintos procesos. “La iniciativa ha ratificado la existencia de mayores niveles de velocidad de transmisión en comparación con los otros sistemas, lo que da interesantes perspectivas de la futura aplicación de esta tecnología a nivel más masivo”, sentenció.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.