Los proyectos de NotCo tras convertirse en el nuevo unicornio chileno

Matías Muchnick, CEO de la empresa chilena NotCo.

La compañía chilena que fabrica productos en base a plantas fue valorizada en US$1.500 millones y desde Nueva York, el CEO de la compañía, Matías Muchnick, habla sobre los tres focos principales que tienen por delante, luego de recibir US$235 millones en una nueva ronda de inversión.


A mediados de 2018 y con un poco más de dos años de vida, The Not Company (hoy, simplemente NotCo) ya había levantado US$3 millones en inversión y tenían a la NotMayo como el primer producto basado en vegetales e inteligencia artificial (IA). En ese entonces, el diario Pulso entrevistó a Matías Muchnick, cofundador y CEO, quien estaba bastante entusiasmado porque en pocos meses más lanzarían la NotMilk, hoy, su buque insignia para el mercado de Estados Unidos, algo que no solo están conociendo cada vez más los consumidores de ese país, sino también los inversionistas.

De hecho, la empresa chilena que aún tiene su centro de innovación en sus cuarteles originales ubicados en Av. Quilín (comuna de Macul), acaba de anunciar que recibió una nueva ronda de financiamiento por US$235 millones, alcanzando así una valorización de US$1.500 millones, llegando a la categoría de unicornio, la segunda compañía chilena en lograrlo, tras Cornershop hace algunos días. Y quien lideró este proceso fue Tiger Global, una firma norteamericana conocida por apostar por empresas relacionadas a tecnología e internet.

Desde Nueva York, Muchnick se nota igual de entusiasmado como la vez en que iban a lanzar NotMilk o como cuando abrieron sus operaciones por primera vez fuera de Chile. O como la vez que supo que Jeff Bezos –el CEO de Amazon y hombre más rico de la Tierra- decidió invertir en NotCo. “Cuando los inversionistas u otras compañías de alimentos ven lo que estamos haciendo en términos de tecnología, no lo pueden creer”, dice con voz ronca, quizá de tanto hablar por teléfono con amigos que lo han llamado para felicitarlo o con medios de todas partes del mundo durante la mañana. “Realmente, hemos crecido a un nivel que no imaginábamos”.

¿Cuál es la fórmula?

-Nosotros no solo atacamos un problema que tiene que ver con la formulación de los productos, sino con una serie de problemáticas de escalamiento, de complejidades científicas tremendas que sin IA no se podía resolver. Eso hace que NotCo sea una compañía que lance productos mejores, en menos tiempo y con menos costos que cualquiera otra en el mundo. Y eso hace que los grandes inversionistas se fijen en nosotros.

¿Cuáles son los planes luego de esta nueva inyección de capitales?

-Primero, una expansión geográfica. Hoy estamos en Chile, Argentina, Brasil y Estados Unidos y vendemos a través de terceros en México, Colombia y Canadá. La idea es poder abrir en estos tres países para tener operaciones de manera directa.

¿Y con respecto a nuevos países?

-Esperamos estar en Europa y Asia el próximo año, comenzando por Gran Bretaña y Alemania, y pensamos que China y Singapur deberían ser los países para empezar en el mercado asiático. El segundo foco de las inversiones será expandir el portafolio de productos que tenemos en Latinoamérica hacia Estados Unidos, donde actualmente solo tenemos la NotMilk.

¿Pero contemplan nuevos productos o innovaciones? Por ejemplo, hace poco dieron a conocer un reemplazo a la carne molida.

-Justamente estamos enfocando esfuerzos en todo lo que son los reemplazos cárnicos, donde el pollo es fundamental, ya que las carnes blancas son las que mueven la aguja de la sustentabilidad. Incluso, mirando al mar, uno de los grandes problemas de la sustentabilidad es la pesca industrial y puede que también ataquemos esa área. En general, vamos a meternos a fondo en la expansión de productos. Es importante aclarar que Chile sigue siendo siempre nuestro mercado de testeo de todo y en donde generamos las innovaciones.

¿Qué hay de la inversión en tecnología?

-Esa es la tercera pata de nuestro plan: todo lo que es Guiseppe (el algoritmo de inteligencia artificial para generar los productos) y el equipo científico, que hoy son cerca de 100 personas. La idea es duplicar ese número e invertir más en tecnología. De hecho, hay muchas oportunidades en el desarrollo software como un servicio (SaaS), para otras compañías, otros modelos y otras problemáticas. Esa área es un factor tremendo para la compañía, el que ni siquiera imaginábamos en el pasado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.