Crece la demanda por profesionales tecnológicos en Chile

22- profesionales

Ilustración: César Mejías

En el año en que la transformación digital se convirtió en prioridad para las empresas, el déficit de profesionales del rubro es preocupante. El Ministro de Ciencias y Tecnología afirma que faltan más de 5 mil personas al año capacitadas en estas áreas, y estudios sitúan la demanda entre el 25 al 40% a nivel país. Profesionales del área buscan explicar la situación actual y los nuevos trabajos que se han creado por el avance tecnológico.


Este 2020 ha sido un año de contrastes. Mientras el desempleo en Chile llegó a alcanzar las dos cifras, con un peak de un 13,1% en el trimestre móvil mayo-junio-julio, producto de la crisis sin precedentes, el rubro digital parece quedar aislado de las estadísticas, con áreas como el retail, la logística y la tecnología que se han visto necesitadas de fuerza laboral en los últimos meses, con profesionales tecnológicos especializados.

Frente al impulso del trabajo y el avance de los proyectos de transformación digital de los diversos rubros, las búsquedas de perfiles TI comenzaron a incrementarse de manera sostenida y que, según diversos estudios que respalda dicha afirmación, transitan entre el 25% (Fundación Chile) al 40%(IT Hunter) el déficit de profesionales.

Un dilema que no solo pasa en Chile y que afecta a otros países. En el caso local, tanto grandes como medianas empresas buscan soluciones. Claudio Droppelmann, director de estrategia, información y transformación en Axity, compañía de servicios de TI con casa matriz en México -y más de 35 años de trayectoria en el mercado latinoamericano-, comenta que dentro la compañía cuentan con un área de servicios profesionales, donde proveen trabajadores TI para clientes y que, en los últimos meses, las necesidades se han vuelto un problema dado el alto movimiento en la industria, siendo los rubros que más solicitan servicios los del retail y la banca.

Droppelmann dice que la búsqueda conlleva encontrar perfiles de profesionales que manejen tecnología de última generación como IA o servicios Cloud, y que en Chile ha costado encontrarlos. Al ser una empresa regional, han respondido ante las solicitudes gracias a sus centros de desarrollo en Colombia y México, buscando cubrir una demanda global.

Hans Nemarich, CEO de N12, compañía dedicada a la búsqueda de talento tecnológico, también confirma este repunte “bastante fuerte” durante los últimos meses. Frente al alza durante la pandemia, Nemarich complementa que Chile es uno de los países en Latinoamérica que más exporta talento a otros países según Devskiller, sitio web que analiza el mercado internacional de profesionales TI, transformándonos en un generador de profesionales para potencias como Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda.

El mismo sitio también afirma que las empresas chilenas importan talento principalmente de Argentina, Perú, Colombia, Venezuela y Ecuador, siendo uno de los 10 países del mundo que más importa talento de tecnología a sus fronteras, lo que también se traduce en que con los profesionales que hay acá no se alcanzan a cubrir los cupos.

“La demanda no está siendo suficiente. Labores como desarrollador de software solamente hay en Chile entre 65 a 75 mil profesionales, y la velocidad de producción de nuevos profesionales no es muy alta, estamos hablando de menos de 5 mil personas por año. Por tanto, se produce un desequilibrio entre oferta y demanda que lo que hace es presionar las rentas hacia arriba”, argumenta Hans Nemarich.

Los nuevos empleos

En conversación Piensa Digital, el Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, analiza que frente a un mundo digital, global e hiperconectado, caracterizado por el cambio social y tecnológico continuo y acelerado, “ha provocado un cambio en los trabajos, sus procesos y las tareas que realizamos diariamente, donde se hacen cada vez más necesario adquirir nuevas competencias digitales”.

El Ministro asume que existen brechas en capacidad y capital humano avanzado para áreas relacionadas con la transformación digital, como son la inteligencia artificial (IA) y la ciencia de datos, y ratifica que en nuestro país faltan más de 5 mil personas al año capacitadas en estas áreas, fenómeno que ha evidenciado la necesidad de contar con más profesionales vinculados a la transformación tecnológica, especialmente en ámbitos como salud y logística.

Al igual que la postura del gobierno, todos los entrevistados coinciden que las cifras irán aumentando durante la década y la necesidad de crear nuevos puestos acorde a los avances también incrementarán, frente a que la tecnología avanza mucho más rápido que la capacidad de adaptación de los seres humanos.

Actualmente, existen varios perfiles que están siendo muy solicitados. Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de IT Hunter, firma dedicada a búsqueda y selección de talentos TI, señala que se trata de los “nuevos héroes de la economía nacional”, ya que sus conocimientos y habilidades han permitido que muchas empresas sigan funcionando y que una gran cantidad de personas trabajen remotamente desde sus casas.

Algunos de los puestos que se han creado en los últimos años son los directores de transformación digital -personas a cargo de liderar la agenda digital de una empresa- o los científicos de datos -encargados de identificar datos y aplicarlos para impulsar la innovación en el negocio-. A nivel de desarrolladores, destacan las posiciones de Full Stack Developer, Apps Developer y Arquitectos de Nubes, este último son las personas a cargo de implementar la estrategia de computación en la nube de una organización; funciones que hace un tiempo no existían y que con el paso del tiempo cada vez se hace necesarias, con sueldos que bordean entre los 2 a 8 millones de pesos, describe el presidente ejecutivo de IT Hunter.

Tanto Tosselli como Nemarich explican que Chile tiene uno de los de los rangos de sueldo más altos de Latinoamérica para este tipo de profesionales, lo cual lo convierte en un destino interesante. Pero las regulaciones extranjeras hacen que la oferta internacional sea más convincente.

Principales desafíos

Frente a un panorama en que la demanda es más alta que la oferta, la búsqueda de soluciones para responder ante la llegada de nuevos profesionales son varias. La formación aparece en primer lugar, siendo el pilar para la construcción de nuevos trabajadores.

La solución tradicional son universidades e institutos, con procesos largos y mallas curriculares muchas veces no actualizadas frente a las necesidades de las compañías. En ese sentido, los bootcamps, programas de capacitación tecnológica diseñados para que estudiantes desarrollen habilidades, y que éstos las lleven a la práctica de manera muy rápida, se convierten en una oportunidad para integrar las mínimas competencias necesarias para que los chilenos ingresen al mercado laboral, considerando que los profesionales del área digital tienen que estar constantemente aprendiendo. Con cursos prácticos de 8 a 16 semanas, los bootcamps en Chile son una opción que junto a generar opciones de empleo se adaptan rápido ante la contingencia, con programas prácticos y que están conectados con las necesidades del mercado.

Andrés Gallardo, director de desarrollo en Desafío Latam, primer bootcamp chileno, cuenta que la institución desde su fundación en 2014, ha pasado por 4 actualizaciones importantes en las mallas de sus cursos, algo que en una universidad se transforma en un proceso engorroso y de varios años. Con 5 mil personas egresadas en diferentes perfiles del área TI, como programación, diseño UX, ciencia de datos o videojuegos, la empresa local con sedes en Colombia, Argentina y próximamente en Costa Rica, plantea que este tipo de centros de formación generan oportunidades, junto con llamar la atención de otros países en la creación de nuevos profesionales. “Para alguien de 28 o 30 años que no tiene ganas o tiempo para volver a estudiar en la universidad, a través de un programa en un bootcamp de 4 a 8 meses se puede acomodar a sus necesidades”, complementa Gallardo.

En la misma línea, a nivel gubernamental ya existe Talento Digital, la principal iniciativa público privada en TI, quienes son los encargados de crear programas para fomentar habilidades como programación y ciencia de datos. En septiembre de 2019, Talento Digital se comprometió a entrenar a 16.000 personas en los próximos tres años a través del formato bootcamp, con programas a instalarse en 8 capitales del país. Una iniciativa que se verá complementada por la “Política Nacional de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación”, plan de acción presentado por el ministerio de ciencia para los próximos dos años. El ministro Andrés Couve relata que una de sus líneas contempla la puesta en marcha de un “Plan de Desarrollo de Talentos”, que orientará esfuerzos hacia áreas estratégicas para la formación de personas en grados de Magíster y Doctorado en transformación digital. A eso, se agrega la elaboración de una “Política de Inteligencia Artificial”, cuyo objetivo es contribuir a que Chile “se inserte exitosamente en la revolución tecnológica, empoderando a chilenos y chilenas en el uso, desarrollo, y participación de la discusión de la IA y seguir avanzando en cerrar las brechas existentes en esta área”.

Otros desafíos mencionados y no menores son la adquisición del inglés entre los profesionales TI y la paridad de género, considerando que un estudio mundial de HackerRank en 2016, situó a Chile en el último lugar entre 50 países analizados, con un 2,9 % de cantidad de mujeres desarrolladores de software. Estas son parte de las tareas que se deben resolver para responder ante el incesante avance tecnológico que nos plantea la transformación digital en Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.