Brasil: La crisis en medio de la crisis

Es el tercer país del mundo con más muertes por Covid-19 y el segundo con más contagios. Por eso, cuando el gobierno de Brasil decidió dejar de informar el número diario de fallecidos (actualmente más de mil), se interpretó como una maniobra para tratar de bajarle el perfil al problema. A inicios de semana, el máximo tribunal de justicia le ordenó al gobierno de Jair Bolsonaro volver a informar el número de fallecidos. El total de muertes supera los 38 mil. ¿Qué impacto ha tenido la conducta de Bolsonaro en la valoración de los brasileros de su gobierno?




El mandatario brasilero hizo noticia a principios de la crisis por negar la gravedad de la pandemia, con declaraciones que iban de lo excéntrico a lo derechamente irresponsable. En estos meses, dos ministros de salud han renunciado. En su reemplazo, interinamente, Bolsonaro optó por nombrar a un general del ejército en servicio activo.

El enorme costo humano de la pandemia en ese país, y la crisis económica que le sigue, se suman a otra crisis para Bolsonaro: las investigaciones judiciales que se siguen contra él y contra algunos de sus cercanos y que, eventualmente, podrían derivar en un juicio político.

En medio de todo, Bolsonaro insiste en sus posturas negacionistas y presiona a gobernadores y alcaldes para que reactiven las actividades económicas aún cuando las cifras de contagio y muerte siguen en las nubes.

Comenta