La necesidad de un protocolo ético frente al covid-19

Pacientes llegan al Hospital Base de Osorno. Habitantes de la ciudad de Osorno se preparan para iniciar la cuarentena por la emergencia sanitaria que ha provocado el coronavirus pandemia Covid-19.

Las próximas semanas el sistema de salud será puesto a prueba y sobrepasado en su demanda por camas de cuidado intensivo y respiradores mecánicos. Considerando el promedio mundial, un 5% de los enfermos de Covid-19 requerirán ser intubados. En Chile, serán 4 mil personas, donde solo existen 1.1229 equipos de los que el 80% ya está en uso. Doctoras y doctores se verán en la posición de tomar decisiones trascendentales sobre quién recibe el tratamiento adecuado y quién no.




La predicción es clara e inevitable. Las próximas semanas el sistema de salud será puesto a prueba y sobrepasado en su demanda por camas de cuidado intensivo y respiradores mecánicos. El peak de contagios del coronavirus SARS CoV2 aún parece lejos y, si se considera el promedio mundial, un 5% de los enfermos de Covid-19 requerirán ser intubados. En las proyecciones para Chile, eso significa 4 mil personas. Actualmente, existen 1.229 de esos equipos. El 80% ya están en uso.

El problema de la escasez no es sólo para el sistema y, desde luego, para los pacientes. Lo es también para doctoras y doctores que, además del trabajo con los enfermos, se verán en la posición de tomar decisiones trascendentales sobre quién recibe el tratamiento adecuado y quién no. Todo bajo máxima presión. Anticipando este tema, basado en las experiencias de otros países, la Mesa Social Covid-19, organizada por el gobierno, encomendó la elaboración de un protocolo ético.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.