Bassa ante nueva composición del Congreso: “Refleja un cierto anhelo de encausar institucionalmente el proceso constituyente dentro de las reglas que ya estaban previamente vigentes”

FOTO: MANUEL LEMA OLGUIN / AGENCIAUNO

Al ser consultado por el riesgo que corre la instauración de plebiscitos dirimentes, manifestó que "las discusiones políticas siempre las podemos dar, siempre está la posibilidad de que tengamos esas discusiones, pero ciertamente el nuevo Congreso que va a asumir el 11 de marzo va a tener una configuración distinta a la actual y yo creo que tenemos que ser muy honestos en aquello también".




Durante la tarde de este lunes post jornada electoral, los convencionales constituyentes viajaron a la Región del Biobío para realizar sesionar desde Concepción y otras comunas. En su llegada al territorio, Jaime Bassa, vicepresidente del organismo redactor, comentó los resultados de las elecciones y se abordó a las implicancias de estos en las relaciones de la Convención Constitucional con el Ejecutivo y el Congreso.

“El proceso constituyente chileno tiene una particularidad que no tienen otros en el mundo (...) está justo a mitad de camino entre un gobierno y otro”, dijo.

Sin embargo, explicó que “es un proceso institucional que esta por sobre la contingencia política”.

“El país todavía quiere más justicia social, más derechos, quiere recuperar la dignidad de su vida cotidiana, y ese es un mandato que la Constituyente ha recibido, que va a seguir ejecutando con independencia de cuales sean los colores políticos que se debaten en los espacios de los poderes constituidos, con independencia de cual sea el presidente”, agregó.

Preguntado por las eventuales preocupaciones que habrían dentro de los convencionales debido a la nueva composición del Congreso que podría extinguir la posibilidad de realizar plebiscitos dirimentes y un aumento de plazo en el proceso, Bassa indicó que “de alguna manera, el resultado de las elecciones parlamentarias refleja un cierto anhelo de encausar institucionalmente el proceso constituyente dentro de las reglas que ya estaban previamente vigentes”.

“Las discusiones políticas siempre las podemos dar, siempre está la posibilidad de que tengamos esas discusiones, pero ciertamente el nuevo Congreso que va a asumir el 11 de marzo va a tener una configuración distinta a la actual y yo creo tenemos que ser muy honestos en aquello también”, agregó sobre el mismo tema.

Defendió que la Convención Constituyente “debe mantener cierta prescindencia política respecto de la forma en la que poderes constituidos disputen el ejercicio del poder” y que su mandato de redactar una nueva Carta Magna debe terminar “si o si”, independiente de las mayorías en el Congreso.

“Esperamos poder llegar al término del período constitucional con un buen texto de una nueva Constitución para proponerle a la ciudadanía, y plebiscitarlo en los periodos establecidos”, señaló.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.