Blumel fija criterios para debate sobre una nueva Constitución

BlumelWEB

Ministro del Interior propuso la idea de un congreso constituyente, que además incluya un plebiscito ratificatorio, para enfrentar el debate sobre una nueva carta fundamental.




Más de una señal de apertura a una nueva Constitución por parte del gobierno dio hoy el ministro del Interior, Gonzalo Blumel. Un día después del anuncio del Presidente Sebastián Piñera sobre un proyecto con una serie de "reformas profundas" a la carta fundamental, el jefe de gabinete fijó el marco para impulsar el debate sobre un nuevo texto, como la idea de promover un "congreso constituyente" que, además, cumpla con un criterio de participación a través de un plebiscito ratificatorio.

"Creemos que el debate sobre una nueva Constitución es legítimo y, de hecho, como gobierno lo vamos a abordar", sostuvo Blumel en Mesa central, de Canal 13. Y, consultado específicamente sobre la creación de un nuevo texto, añadió: "Tenemos que crear un mecanismo que permita introducir cambios profundos que puedan incluso derivar en una nueva Constitución".

Sin embargo, el ministro dio un paso más allá y entregó una señal más concreta sobre la apertura del Ejecutivo respecto a este debate y de cuál sería la fórmula para construirla. "Nosotros, como gobierno, vamos a enviar en los próximos días nuestra propuesta de mecanismo de cambio constitucional", dijo, adelantando que el Ejecutivo ve con buenos ojos la opción de un "congreso constituyente" -es decir, que el texto fundamental se construya en la Cámara de Diputados y el Senado-, que haya un plebiscito ratificatorio y que se establezca un cronograma para que haya una nueva carta fundamental, "de aquí a uno o dos años".

De esta manera, el ministro incluso aventuró otros mecanismos de participación para incluirlos como insumos en una eventual propuesta. En ese sentido, afirmó que también se podría considerar la consulta nacional que están impulsando los alcaldes para el 7 y 8 de diciembre y las conclusiones de los cabildos autoconvocados durante el gobierno anterior.

De esta forma, el jefe de gabinete salió al paso de los cuestionamientos a la propuesta del Mandatario por parte de todos los partidos de la oposición e, incluso de algunos dirigentes del oficialismo, quienes la calificaron como "insuficiente", e insistieron en un nuevo texto fundamental que surja de un diálogo que incorpore a la ciudadanía.

Hoy La Moneda fue un paso más allá y enviará una propuesta para modificar el mecanismo y no solo enfocarse en presentar una iniciativa en relación al contenido de la carta fundamental.

No obstante, en el gobierno transmiten que aún están zanjando cuál sería la mejor alternativa. Las mismas fuentes dicen que, de todas formas, la propuesta la materializarán "probablemente" a través de una indicación al proyecto de ley del gobierno de Michelle Bachelet -que se encuentra en tramitación en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados- que busca modificar el artículo XV de la Constitución.

Así, para intentar definir la estrategia del bloque de cara a ese debate, el Presidente sostuvo hoy una reunión en su casa con los ministros Blumel y Felipe Ward (Segpres), además de los presidentes de partido de Chile Vamos, los jefes de bancada y los miembros de la coalición que integran la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados y del Senado.

De esta manera, en la coalición hay coincidencia en que deben tener cuanto antes una postura clara y unitaria respecto a este debate. En ese sentido, desde los partidos expusieron al Presidente sus posiciones y, según ellos, cuál sería el mejor mecanismo para enfrentar un eventual proceso constituyente.

Desde RN propusieron que el gobierno se abra de plano a la idea de una nueva Constitución, de hecho, según fuentes del partido, el timonel de esa colectividad, Mario Desbordes, habría manifestado que deberían estar dispuestos a realizar un plebiscito previo para consultarle a la ciudadanía si quieren una nueva carta.

"Hay que avanzar resueltamente hacia una nueva Constitución", señaló el senador RN Andrés Allamand, quien además sostuvo que el Congreso tiene las "atribuciones y legitimidad" para realizar este proceso.

Por su parte, desde la UDI afirmaron que durante el encuentro fueron enfáticos en que se deben impulsar "reformas profundas" y no hacer otro texto, en la misma línea que había anunciado el Presidente Piñera. "Estamos dispuestos a avanzar en reformas profundas a la Constitución, pero cumpliendo la institucionalidad vigente, es decir, al interior del Parlamento", dijo el diputado UDI Juan Antonio Coloma.

En Evópoli, en tanto, también manifestaron en la cita que se debe promover la idea de una nueva carta fundamental y, si bien no se cierran a un plebiscito previo, señalaron que sería más efectivo realizar uno ratificatorio.

Comenta