Convocatoria de Piñera a Comisión de Infancia gatilla fragmentación de la oposición

La Moneda estrenó primera mesa de trabajo para avanzar en acuerdos nacionales. Presencia de cuatro miembros de la oposición generó tensión en la ex NM y el FA, donde cuestionan que se generen instancias fuera del Congreso.


“Tengo entendido que la reunión de infancia era hoy y estamos todos acá. Evidentemente que no vamos a participar”.

La sentencia fue clara. A metros de La Moneda, donde el Presidente Sebastián Piñera dio a conocer hoy a los integrantes de la Comisión de Infancia -la primera de las mesas de trabajo que espera levantar el gobierno para alcanzar “acuerdos nacionales”-, el jefe de los senadores del PS, Rabindranath Quinteros remarcó, escoltado por los miembros de su bancada, la decisión del PS de no participar en comisiones “extraparlamentarias” convocadas por el Ejecutivo.

Los senadores habían acudido a la Contraloría -en calle Teatinos- para presentar un requerimiento contra el protocolo de objeción de conciencia del gobierno por la ley de aborto, y aprovecharon de cuestionar duramente el diseño de La Moneda para la conformación de las comisiones.

En concreto, criticaron que se “designara” a ciertos integrantes de la oposición y no se convocará a parlamentarios que integran comisiones atingentes con la materia.
“Suena muy arbitrario que a dedo el gobierno designe y decide este sí, este partido no (…) Parece una falta de respeto al Parlamento”, señaló la senadora Isabel Allende.
Poco antes, la presidenta de la Cámara de Diputados y dirigente socialista, Maya Fernández, se había restado de la mesa de trabajo, lo que fue respaldado por los senadores.

Mientras el PS arremetía contra el diseño de Piñera, sin embargo, representantes de la oposición como el senador PPD Ricardo Lagos Weber, el exsenador DC Patricio Walker y los diputados del Frente Amplio Gabriel Boric (MA) y Natalia Castillo (RD) llegaban a La Moneda para participar de la comisión de gobierno, evidenciando la fragmentación de la oposición frente al esquema de La Moneda.

En la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio reconocen que la propuesta del Ejecutivo complicó a sus sectores, evidenciando distintas posturas internas y planteando una encrucijada para los partidos: permitir a Piñera alcanzar acuerdos fuera del Parlamento -cuando el gobierno no cuenta con mayoría en ninguna de las cámaras- o aparecer restándose en un tema de sensibilidad nacional.

“Es una estrategia perfecta de Piñera para dividir a la oposición”, señalan algunos en el exoficialismo.

Las tensiones internas, de hecho, no se hicieron esperar. En la reunión con Piñera, Lagos Weber aseguró que no pidió “permiso” para acudir al llamado de La Moneda, reflejando algo que recalcaban en su entorno: que la semana pasada el ministro de Justicia, Hernán Larraín, le extendió una invitación “personal” y no como representante de un partido.

La presencia de Lagos Weber, sin embargo, molestó en el PPD. Muchos dicen no haber sido informados al respecto, y algunos remarcaron que el representante de la Comisión de Niñez en el Senado es Jaime Quintana, a quien no se convocó.

Esta noche la comisión política del PPD abordó el tema. Se advirtió que el gobierno no estaba cumpliendo su compromiso de relacionarse con los partidos de manera institucional y se planteó buscar una postura común con las demás colectividades de la ex Nueva Mayoría.

El episodio también fue analizado por los senadores de la DC, donde se vio como una mala señal que Piñera convocara a un dirigente que hoy no ostenta cargos de elección popular -como Walker- y no se convocara a ningún senador de la tienda.

El sentir de los parlamentarios DC fue comunicado directamente por la senadora Ximena Rincón al ministro Larraín, a quien le representó que se había atentado contra la “dignidad” del partido.
En los días previos, los senadores ya habían resuelto que los grandes acuerdos deben “pasar por el Congreso”.

Reflejando la división en la oposición, el PC reiteró hoy al ministro del Interior, Andrés Chadwick -en la primera reunión oficial del partido con un ministro de La Moneda-, que son contrarios a participar de instancias fuera del Parlamento. El secretario de Estado habría invitado al PC a sumarse a la mesa de infancia.

Algo similar hizo Chadwick con el Partido Radical, a quienes recibió en La Moneda y comunicó que se había invitado a la diputada Marcela Hernando. Esta noche, el Comité Ejecutivo Nacional del PR resolvió validar la participación de su diputada en la comisión del Ejecutivo.

En medio de una fragmentación interna, la ex Nueva Mayoría decidió citar para este martes a un cónclave de jefes de partido, secretarios generales y jefes de bancada en el Congreso, para buscar una “articulación” como oposición. En la cita, sin embargo, no participará la DC.

Frente Amplio

A través de WhatsApp y correos electrónicos, el domingo en la noche las distintas colectividades del Frente Amplio intentaban resolver si participarían o no en la Comisión de Infancia. Y si bien varios presentaron reparos, Revolución Democrática y el Movimiento Autonomista enviaron un comunicado oficial a las 23.30 horas confirmando la asistencia de Castillo y Boric.

El diputado argumentó que “en este tema que es tan importante, empezar a poner trabas formales creemos que hubiese sido una desconsideración con quienes con urgencia necesitan soluciones”.
Sin embargo, los cuestionamientos desde su propio sector no se hicieron esperar, siendo varios los que pidieron reconsiderar la participación en la mesa de trabajo.

Los más críticos fueron los humanistas, quienes se reunieron hoy en la mañana para discutir el tema. Además, según fuentes del bloque, están molestos por no haber sido considerados en la comisión, en especial porque la mesa de trabajo le restaría protagonismo a Pamela Jiles, actual presidenta de la Comisión de Familia de la Cámara de Diputados y quien no fue invitada a la instancia del gobierno.

“No nos haremos parte de prácticas antidemocráticas: parlamentarios seleccionados a dedo, comisiones pre-legislativas sin la participación del pueblo, ni una nueva ‘cocina de la élite’, esa misma que dijimos repudiar en 2014 preguntándonos: ‘¿para qué está el Congreso entonces?’”, dijo el presidente del PH, Octavio González. Y agregó: “Encontramos que es un grave error político el hacerse parte de esta nueva ‘cocina de la élite’”.

Poder Ciudadano, en tanto, manifestó que “la participación del Frente Amplio debe ser desde una acción colectiva, democrática y abierta a la ciudadanía. Participar de instancias levantadas por el gobierno desde los espacios particulares e individuales sería un error político. Debemos ser capaces de construir unidad política liderando la oposición”.

Más directo fue el movimiento SOL, quienes pidieron a RD y al MA reconsiderar su asistencia en la comisión “para saber construir nuestra propia agenda y en nuestros propios términos”. En Izquierda Autónoma, en cambio, indicaron estar a favor de la participación en la mesa de trabajo solo si “ se incluye en ella a los actores sociales que han empujado estas demandas y (hay) un acuerdo transversal para reformar el TC, cuestión que RD se comprometió a presentar en la comisión”.

El asunto será tratado el miércoles en la reunión de la mesa nacional del FA y en el almuerzo de bancada de este martes.

Seguir leyendo