Difícil escenario para el gobierno: derecha y DC advierten que podrían tramitar su propia reforma para permitir rol de FF.AA. en tareas internas

La resistencia del PC ha demorado la propuesta del gobierno, lo que abre el riesgo de que senadores y diputados acuerden una solución propia, sin la venia de La Moneda.




En una nueva encrucijada legislativa se encuentra La Moneda ante los reparos que ha levantado el Partido Comunista frente a la posibilidad de una reforma constitucional que permitiría recurrir a las FF.AA. para tareas de orden público y seguridad interna, en base a una nueva fórmula jurídica.

Aunque el gobierno ya cuenta con un borrador para establecer un estado de excepción constitucional “intermedio”, el Ejecutivo decidió darse un tiempo para las conversaciones y tratar de alinear básicamente a los legisladores oficialistas. Si bien los reparos también existen dentro del Frente Amplio, la objeción del PC obedece a factores históricos y más profundos, lo que podría complicar el diseño del gobierno.

Al menos hasta el miércoles, el plan de La Moneda era ingresar una propuesta legal en la comisión mixta, constituida por diputados y senadores, para resolver discrepancias de un antiguo proyecto (de autoría de los senadores independientes-RN Kenneth Pugh y Carmen Gloria Aravena), que en lo medular coincidía en habilitar el uso de las FF.AA. en el resguardo de “infraestructura crítica” (es decir, espacios públicos y lugares estratégicos).

No obstante, la demora del gobierno, debido a la resistencia de parlamentarios de izquierda, abre el riesgo de que los legisladores de derecha, en alianza con la DC y eventualmente representantes del PPD y el PS, acuerden una propuesta alternativa, para ser incluida en la reforma de “infraestructura crítica”, sin la venia de La Moneda.

Hoy la comisión mixta está integrada por 10 legisladores, de los cuales cuatro son de la UDI y RN. Si los dos representantes de la DC en la instancia votan junto a la derecha, tendrían mayoría para imponer un texto al gobierno y a las fuerzas oficialistas. En todo caso, para que esa propuesta pueda convertirse en ley requiere de tres quintas partes del Senado (donde la DC y la derecha suman los votos suficientes) y luego de la Cámara (donde el pronóstico es incierto).

“Esperamos que el lunes llegue (el gobierno) con una propuesta concreta. Si no llegan con una propuesta, los diputados y senadores vamos a hacer nuestra propia propuesta. Porque, como saben, se trata de una reforma constitucional y tanto el gobierno como los parlamentarios podemos presentar propuestas”, dijo el senador DC Matías Walker, quien preside la comisión mixta sobre “infraestructura crítica” y el nuevo “estado intermedio”.

Quienes han sido parte de las conversaciones comentan que entre la DC y la derecha existe bastante sintonía respecto de cómo resolver el nudo de la reforma para que los militares puedan tener un despliegue amplio y no restringido, ya que el borrador del gobierno limitaría el resguardo de la FF.AA. solo a rutas principales.

“No comparto el criterio del gobierno de restringirlo sólo al cuidado de carreteras. ¿Y los recintos de salud y los centros de estudio? ¿Y los parques eólicos? Buscaremos ampliar la propuesta”, añadió, por su parte, el diputado DC Eric Aedo, también integrante de la comisión mixta.

“Más allá de lo que haga el gobierno, nosotros vamos a trabajar una propuesta, presente o no presente una propuesta el gobierno”, añadió el diputado RN Andrés Longton, también integrante de la instancia.

Otro de los miembros de la comisión mixta, el diputado socialista Leonardo Soto, dijo que “los reparos del PC tienen al gobierno de manos atadas, pues tienen una cerrada oposición al uso de los militares y no la aceptan aun en circunstancias extraordinarias, a pesar de que todos los países democráticos lo permiten”.

Según parlamentarios oficialistas, este miércoles la ministra secretaria general de gobierno, Camila Vallejo (PC), habría aprovechado su visita al Congreso para realizar gestiones a favor de la propuesta que enviará el Ejecutivo. Sin embargo, esa versión no fue confirmada por La Moneda.

Incluso, la ministra sostuvo una reunión-almuerzo con la bancada de senadores de Apruebo Dignidad, pero el jefe de bancada del PC, el senador Daniel Núñez, dijo que “no alcanzaron” a abordar el rol de las FF.AA. en tareas internas.

En todo caso, Núñez reiteró sus reparos a la idea. “Entendemos el problema al que se enfrenta el gobierno para tener más herramientas y capacidades en materia de orden público, pero tenemos distintas realidades. Yo soy querellante por el caso de asesinato por parte de militares de Romario Veloz, en La Serena. Y cuando nos dicen que los militares van a salir con su arsenal de guerra, uno ve que hay un riesgo. Los militares no pueden enfrentar a la ciudadanía con armas de guerra. Tiene que ser con material disuasivo”.

Por su parte, la jefa de diputados del PC, Karol Cariola, dijo que su partido va a “esperar el detalle de la propuesta por escrito para tomar una decisión”, y agregó que hay “inquietud por el rol de los militares en el resguardo de la seguridad pública”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.