Directora para las Américas de Amnistía Internacional: "Hay ataques generalizados a la población como mecanismo de castigo contra quienes se están manifestando"

En conversación con La Tercera, Erika Guevara, quien llegó a Chile para presentar los "hallazgos" de la misión investigadora del organismo que estuvo en el país, abordó distintos aspectos de la crisis social, como las lesiones oculares producto del impacto de perdigones disparados por Carabineros. "Ha habido una intencionalidad. No puede ser casual el número de personas que ha resultado heridas en este sentido", aseguró.


"Hay ataques generalizados hacia la población como un mecanismo de castigo y de daño contra las personas que se están manifestando". Esta es una de las conclusiones a las que llegó Amnistía Internacional luego de que el equipo de crisis se desplegara a lo largo del país, desde el pasado 28 de octubre, ante las denuncias de violaciones a los derechos humanos en el marco del estallido social.

Así lo aseguró Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional, quien relató a La Tercera que durante las últimas cuatro semanas han recibido más de 10.000 denuncias de vulneraciones a los derechos fundamentales. En este contexto, llamó al gobierno del Presidente Sebastián Piñera a "poner fin a la represión".

"Estamos llegando a estas conclusiones por los patrones que hemos podido documentar de la investigación rigurosa de 23 casos emblemáticos en diferentes partes del país y que representan diferentes casos de violaciones a los DD.HH. que incluyen tortura, tortura sexual, malos tratos, lesiones y asesinato de 5 personas en manos de las fuerzas de seguridad: 4 de ellos en manos de militares y uno de carabineros", aseguró Guevara en conversación con este medio el jueves en la tarde, antes de que el gobierno rechazara "categóricamente" el informe del organismo, asegurando que "incluye aseveraciones que son irresponsables".

La directora para las Américas de Amnistía Internacional agregó que además pudieron constatar "el uso letal de la fuerza" durante el estado de emergencia. Esto, explica, significa que "el Ejército usó armas de fuego, que hemos podido identificar con nuestros expertos en armamento -que son inclusive rifles semiautomáticos y pistolas semiautomáticas- que se han utilizado en manifestaciones y que, en muchos casos, hemos podido comprobar que se han usado indiscriminadamente en manifestaciones pacíficas".

Guevara explicó que al tratarse de "ataques generalizados", no solo hay responsabilidades penales individuales de aquellos que jalaron el gatillo y que cometieron las violaciones a los DD.HH., sino que también existen responsabilidades de las líneas de mando. "Le hemos solicitado a la Fiscalía, a través de las recomendaciones que hemos presentado, que se investigue el contexto en estas líneas de mando, porque se han tolerado o porque inclusive hubo una orden para que estas violaciones a los DD.HH. se estén cometiendo todavía en Chile".

Consultada sobre si en Chile existen "violaciones sistemáticas a los DD.HH", la directora para las Américas de Amnistía Internacional contestó: "Se trata de ataques generalizados, en donde las responsabilidades van más allá de los individuos que cometen estas violaciones y se tiene que hacer un análisis de la responsabilidad que tienen las líneas de mando. Las sistematicidades de estas violaciones tendrán que ser presentadas por los tribunales y por eso pedimos a la Fiscalía que tome en consideración este contexto en las investigaciones pertinentes que están llevando a cabo".

Lesiones oculares por disparos de perdigones: "Nos queda claro que ha habido una intencionalidad"

Consultada por las más de 200 personas que han resultado lesionadas tras recibir el impacto de perdigones en sus ojos, la directora para las Américas de Amnistía Internacional explicó que se trata "de un patrón bastante único en Chile en comparación con otros países de la región".

"Un 80% de los casos, como nos refiere el Colegio Médico, han sido causa de perdigones que han sido disparados en la zona del rostro. En muchos casos también hemos visto lesiones de perdigones que han sido disparados en la zona del rostro, cuello y zona torácica", explicó.

Para Guevara "se trata de un patrón muy específico, no sólo de mal uso del armamento, de estas municiones -que no está bajo los propios protocolos de la policía, ni bajo los estándares internacionales- y a nosotros nos queda claro que ha habido una intencionalidad. No puede ser casual el número de personas que ha resultado lesionadas en este sentido".

"Lo grave es que el propio Colegio Médico hizo la denuncia puntual al inicio de la crisis, el 24 de octubre, ante autoridades en el Congreso -que incluía a mandos de Carabineros y al exministro del Interior, Andrés Chadwick-, pero lamentablemente y a pesar de la denuncia no se hizo nada para cambiar los protocolos de actuación ni para prevenir que más personas fueran lesionadas", agregó.

Recomendaciones al gobierno: "Pedimos que se ponga fin a la represión"

Guevara relató que la principal recomendación inmediata de Amnistía Internacional al gobierno consiste en "poner fin a la represión". "Continuamos recibiendo denuncias de abusos y de violaciones a los DD.HH. por parte de la policía y Carabineros en contra de personas que se siguen manifestando en las calles. También hemos pedido a las autoridades en su conjunto que tomen todas las medidas pertinentes para empezar a tomar acciones inmediatas y escuchar las demandas de la sociedad que hoy están reclamando por sus DD.HH".

"Hemos pedido que se haga una reforma profunda de las policías, de Carabineros, para que se constituyan en una verdadera fuerza de seguridad que esté a disposición de las personas y que salvaguarde su integridad y su vida, y no todo lo contrario, como lo que hemos visto durante todos los días", concluyó la directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Comenta

Imperdibles