Emilio Santelices: "He tenido un ministerio bastante duro, con fuego por todos lados"

Emilio Santelices

El ministro señala que la permanencia del Superintendente de Salud -con quien tuvo una pública polémica- es decisión del Presidente y que está enfocado en avanzar para presentar este mes los cambios a la ley de Isapres.


Ha tenido una semana compleja -más que lo habitual- y se le nota.

El ministro de Salud, Emilio Santelices, sumó nuevas polémicas: la Superintendencia -dirigida por Ignacio García Huidobro- debió corregir una circular en la que aplazaba en dos años la rebaja en los planes de niños y mujeres y -en esta entrevista- reconoce que conocía la información desde la última semana de marzo y que había ordenado corregirla. A ello sumó el alza en los planes de isapres que obligó a La Moneda a adelantar el envío de la reforma al sistema de Salud. Estos son sus descargos.

¿Cuándo tomó conocimiento de la circular que aplazaba la rebaja de los planes de las isapres y qué le instruyó al superintendente?

Me entero la última semana de marzo. El superintendente tiene las prorrogativas para desarrollar las circulares que, sobre las bases de sus antecedentes, son pertinentes para ejecutar sus funciones reguladoras. Y en esta oportunidad, y como ocurre en la mayoría de las veces, él oficia a los entes regulados, en este caso a las isapres, y cuando eso ocurrió, con fecha 21 de marzo, tomé conocimiento de los alcances de esta circular.

¿Y qué sucedió?

Hicimos los análisis correspondientes y a la luz de esos análisis, yo le instruí que revisara los alcances de ésta para poder hacer las modificaciones que fueron las que él originó en la siguiente circular que publicó.

¿Pero por la envergadura y la importancia del tema no cree que se debería haber informado al ministerio?

Sí, así creo. Y así yo se lo representé.

¿Cree que denota una falta de coordinación de los equipos de salud el que no se haya previsto este episodio?

Hay personas que aprovechan cualquier instancia para poder generar calificativos y esas efectivamente las he escuchado de algunos parlamentarios.

Ha recibido críticas de parlamentarios, algunos del oficialismo...

En eso hay que ser muy claro: la actitud y las decisiones que toma el Superintendente en mérito a sus atribuciones obedecen a corregir un hecho que lleva muchos años. No olvidemos que aquí había una situación que se mantuvo por largo tiempo y lo que hizo este Superintendente con mucho coraje, fue corregir esa situación que iba en detrimento de los usuarios. Lo sustantivo hoy es fijarse en ello y que rápidamente se producen las correcciones pertinentes a la luz de los antecedentes que se tuvieron en esa discusión. Lo importante es que de una vez por todas tenemos que avanzar en una nueva ley de isapres. El gran mensaje es que esto no da para más. Aprovecho de hacer un llamado a los parlamentarios porque lo que aquí está en juego es tener un sistema que sea sustentable, de confianza y certezas a los beneficiarios de las isapres.

Ha trascendido que el Superintendente presentó su renuncia al cargo…

El superintendente está trabajando. Nuestra tarea es, en primer lugar, haber esclarecido cómo se hizo esta situación y en segundo lugar abocarnos intensamente a poder entregar ahora en abril la reforma, estoy en esa tarea.

Usted cree que no hay méritos para una renuncia...

Esa es una conversación de la que no estamos ocupados. No hay que distraerse, aquí hay un objetivo claro: tenemos rápidamente que entregar certezas de un tema que lleva discutiéndose diez años. Concentrarme en un tema tan particular como la permanencia o no del Superintendente me distrae de este objetivo. No es prerrogativa mía mantener al Superintendente.

¿Y él presentó su renuncia?

No me ha presentado a mí la renuncia y no corresponde. Me puede hacer llegar la renuncia, pero ésta la tiene que presentar al Presidente y a mí no me ha comunicado que esto lo haya plasmado en un documento.

Este episodio, sumado a sus conocidas discrepancias con el subsecretario Luis Castillo, ¿cuánto cree que han afectado o afectan a los objetivos que usted ha planteado?

El trabajo de este ministerio está ordenado, estamos avanzando. El decir que falta coordinación o que hay problemas con A o con B no es determinante. El ministerio está trabajando a manera acelerada, intensa y dando los resultados.

¿Pero asume que estas descoordinaciones afecta el trabajo que pueda estar haciendo el ministerio?

Se lo testimonio de esta manera: he tenido un ministerio bastante duro, con fuego por todos lados y en ningún momento la agenda sanitaria y el programa de Salud del Presidente Piñera no ha tenido ningún revés ni ningún retraso. Con mucha tranquilidad les puedo señalar que a pesar de ese tipo de alcances hemos sacado la agenda y estamos llevando el programa adelante y por eso me siento muy tranquilo y muy confiado, y a su vez, más allá de coyunturas particulares creo que estamos dando cuenta de lo que la gente nos pidió, que es hacernos cargo de sus problemas reales.

¿Fue el anuncio de cinco Isapres de subir sus planes lo que llevó al gobierno a acelerar la reforma a la salud?

Fue solamente una temporalidad que coincide. Un proyecto de esta envergadura no se acelera, como algunos dijeron, y eso apela a la responsabilidad de algunos parlamentarios que sus dichos hablan de la ligereza con que muchas veces se refieren a temas tan profundos, que dijeron que esto era oportunismo. Calificar así el trabajo de una ley, es no entender nada o ser muy mal intencionado en relación a cómo el país lleva las políticas públicas.

¿Qué tan difícil será aprobar esta reforma en el Congreso?

He conversado con distintos parlamentarios, de distintas tiendas, de aquellos que efectivamente tienen voluntad de construir país y ven que se necesita avanzar sobre la base de acuerdos. Y digo esto porque lamentablemente puedo identificar a algunos que no están en la lógica de construir país sino que en la lógica de imponer ideología y, sobre esa base, con esta amplia gama de personeros de distintos partidos, cuando les hablo de los principios rectores de la reforma, hay una buena acogida.

¿Cuánto se juega usted en el éxito de esta reforma?

Yo me juego mi cargo desde el día uno que el Presidente Piñera me entregó esta responsabilidad hasta el día que el Presidente piense que hay otra persona lo puede hacer mejor o que yo no lo estoy haciendo todo lo bien que se debe.

Comenta