UDI se cuadra con la estatua de Baquedano en carta al C. de Monumentos: Retirarla es "nefasta señal de claudicación del Estado frente a los violentistas"

Baquedano01-e1575540807483

Senadores y diputados de la UDI enviaron una carta al Consejo de Monumentos Nacionales. Presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe, presentó una denuncia contra quienes resulten responsables por daños en dicho monumento y en la iglesia de Carabineros.




En completo sigilo, el miércoles 4 de enero, senadores y diputados de la UDI enviaron una carta al Consejo de Monumentos Nacionales, instancia que preside el subsecretario Emilio de la Cerda y que, dados los acontecimientos de los últimos meses en el sector de Plaza Italia, este miércoles 8 de enero evaluará el retiro de la estatua del general Manuel Baquedano del lugar.

La misiva, liderada por la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe, apunta, justamente, a evitar el retiro de la imagen, afirmando que "una decisión de ese tipo representa una nefasta señal de claudicación del Estado frente a los violentistas y una medida que sólo impulsará a sus protagonistas a continuar atacando estos bienes públicos que nos pertenecen a todos los que amamos genuinamente a Chile".

En el texto, los representantes gremialistas critican que "el Estado chileno, que precisamente se ha construido desde la proeza y la vida que dieron muchos de estos héroes nacionales en distintos momentos de nuestra historia, lejos de proteger estos símbolos patrios, se ha visto superado y ha sido incapaz de resguardarlos del actuar de los violentistas".

En este sentido, la UDI vuelve a poner el énfasis en materia de orden público, haciendo un llamado al gobierno, "como brazo ejecutivo del Estado, a que disponga de todas las herramientas que le otorga la ley para hacer respetar el estado de derecho, restablecer el orden público, detener y poner a disposición de la justicia a los violentistas y resguardar cada uno de los símbolos patrios, con medidas que no implique retirarlos de los espacios públicos donde están ubicados".

"La mayoría de los chilenos amamos nuestra patria y debemos defenderla de aquellos que hoy quieren destruirla y borrar de la memoria colectiva la entrega y proeza de muchos chilenos que en el pasado exaltaron con valor lo que hoy hace grande a nuestra nación. El Estado debe estar a la altura de las circunstancias en la defensa del patrimonio histórico del país", concluye el texto.

Denuncia por estatua e iglesia de Carabineros

La ofensiva de la UDI incluye, además, una denuncia que la propia timonel gremialista interpuso ante el Ministerio Público, contra quienes resulten responsables-en calidad de autor, cómplice o encubridor- de los daños ocasionados tanto en el monumento de Baquedano como en la iglesia San Francisco de Borja, templo que "desde hace 40 años está entregada al servicio religioso de Carabineros de Chile", sostiene el escrito.

Respecto de la imagen del militar chileno, la denuncia se basa en los hechos ocurridos el 31 de diciembre, cuando un grupo de personas intentó derribar la estatua. En tanto, los hechos referidos a la iglesia de Carabineros responden a lo ocurrido el 3 de enero, cuando un grupo de personas incendió el inmueble.

Así, la senadora Van Rysselberghe expone en el escrito que tales hechos "constituyen el delito tipificado en el artículo 475 Nº 1 y 485 Nº 7 del Código Penal", esto es, el delito de usurpación.

"Estamos convencidos que no podemos ceder ante la violencia. No puede ser que grupos minoritarios estén amenazando a los chicos que quieren dar la PSU, vayan y quemen instituciones porque quieren hacer una manifestación política o pretendan botar la estatua de Baquedano. Y peor aún es que el Consejo de Monumentos Nacionales esté pensando en sacarla, porque eso es rendirse y sacar bandera blanca ante los delincuentes", explicó la timonel partidista a La Tercera PM.

Comenta