La preparación de Larraín para la interpelación por DD.HH.

Suprema  Imagen HERNAN LARRAIN26250

El ministro de Justicia, Hernán Larraín.

Ministro permaneció este martes en Santiago estudiando para las preguntas que le formulará en el parlamento la diputada Carmen Hertz (PC).




A puertas cerradas -dicen en su entorno- estuvo hoy el ministro de Justicia, Hernán Larraín, estudiando los últimos detalles de cara a la interpelación que deberá enfrentar este miércoles en la sala de la Cámara, la segunda acción de este tipo que emprende la oposición durante el gobierno de Sebastián Piñera, tras la que se le realizó al titular de Salud, Emilio Santelices, a principios de mayo.

El secretario de Estado optó por permanecer hoy en Santiago y no asistir al Congreso, en Valparaíso, para continuar preparando las respuestas a las preguntas que le formulará la diputada Carmen Hertz (PC), reconocida abogada de derechos humanos que liderará la acción fiscalizadora.

La idea de la interpelación surgió a raíz de la decisión de La Moneda de retirar del Parlamento un proyecto que buscaba entregar una reparación a las víctimas de violaciones a los DD.HH., iniciativa que fue presentada por el gobierno de Michelle Bachelet y que había sido aprobada en la Comisión de DD.HH. de la Cámara. Aquella vez, la determinación fue explicada desde el gobierno en base a una supuesta falta de recursos para implementar esa reparación, lo que fue duramente criticado desde la oposición.

En este contexto, el ministro Larraín lleva semanas preparándose para enfrentar la interpelación, no solo estudiando el tema, sino que también recibiendo ayuda del equipo jurídico del Ministerio de Justicia y de la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren. De igual manera, en Palacio dicen que ha recibido recomendaciones de la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, y de la Secretaría de Comunicaciones (Secom) de La Moneda. De hecho, se espera que la ministra Pérez, al igual como lo hizo durante la interpelación a Santelices, asista al Congreso para acompañar a Larraín.

"Lo que espero son respuestas muy precisas y concretas (…). El objetivo es que se reponga este proyecto de reparación, que es bastante miserable, por lo demás, a los presos políticos", dijo Hertz.

La diputada tiene consideradas cerca de 30 preguntas para el secretario de Estado, las que trabajó personalmente y con insumos que le enviaron las bancadas del PS, del PC y del PPD, además de algunas organizaciones. En la oposición agregan que el foco no serán exclusivamente los recursos que involucraba el proyecto, sino que también la responsabilidad del Estado de reparar las violaciones a los derechos humanos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.