Oposición define sus cartas para inédita elección de gobernadores regionales

orrego

El ex intendente Claudio Orrego. Foto: AgenciaUno

A dos años de los comicios, partidos de la ex Nueva Mayoría definen nombres y zonas en las que esperan competir. Mientras PPD aboga por primarias, la DC es proclive a pactos por omisión.




En octubre de 2020, los partidos políticos enfrentarán un desafío inédito: pelear los 16 cargos de gobernador regional (exintendentes) que por primera vez se definirán mediante elección popular.

El proceso se realizará a la par de los comicios de alcalde y concejales pero, a diferencia de dichas elecciones, el quórum para que el gobernador regional resulte electo será del 40% de los votos.

Y aunque aún restan más de dos años para la elección, y la ex Nueva Mayoría se encuentra "disgregada" tras el término del gobierno de Michelle Bachelet, en los partidos ya se instaló la discusión sobre los mecanismos para enfrentar las elecciones y los nombres que podrían competir en la inédita contienda.

Los comicios de gobernadores regionales son clave tanto para Chile Vamos como para la oposición, no solo porque ayudarán a perfilar liderazgos, sino también por el contrapeso que se puede generar al gobierno en las regiones. Con la elección de 2020, el Presidente (que hasta ahora designaba a sus intendentes) podría lidiar por primera vez con gobernadores regionales de la vereda opuesta.

Bajo ese cuadro, en la ex Nueva Mayoría han comenzado a mover sus fichas, apostando incluso al número de gobernadores regionales que esperan lograr en la elección.

En la DC, por ejemplo, apuestan a obtener seis gobernaciones regionales, aunque reconocen que con cuatro también se cumplirían las expectativas.

"Ya empezamos a trabajar en nuestro principal desafío electoral que es la elección municipal y de gobernadores regionales. Aspiramos a llevar candidato en la mayor cantidad posible de regiones, pero aspiramos a elegir seis gobernadores regionales", explicó el secretario general DC, David Morales a La Tercera.

Una de las cartas más potentes del partido es elexintendente Claudio Orrego como apuesta para la Región Metropolitana.

A este se suman el exsubsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, y la exseremi Mirta Meléndez, en Coquimbo; elexintendente Rodrigo Díaz y el exseremi Eric Aedo en Biobío, y el exintendente Patricio Vallespín en Los Lagos. En La Araucanía, en tanto, algunos mencionan el nombre del timonel del partido, Fuad Chahin, mientras que en Aysén apuntan a opciones como los excandidatos al Senado Paz Foitzich, Eduardo Cruces y el exgobernador de Coyhaique Cristián López.

En el PPD, el vicepresidente y exministro de la colectividad Francisco Vidal asegura que en la Metropolitana "el candidato natural" es Orrego (DC), pero en otras regiones vislumbra nombres PPD como "el exdiputado Marco Antonio Núñez en Valparaíso, el exsenador Eugenio Tuma en La Araucanía, el exintendente Jorge Molina en Antofagasta, la alcaldesa de Caldera Brunilda González en Atacama, y el exdiputado Guillermo Ceroni en El Maule".

En el PS, en tanto, si bien sostienen que no están trabajando en el tema, en la mesa esperan lograr al menos tres gobernaciones regionales. Además, mencionan figuras como el exministro Máximo Pacheco en El Maule, la exvocera Paula Narváez en Los Lagos -pese a que se va a radicar próximamente en Panamá- y el actual diputado por dicha región, Fidel Espinoza.

Las cartas de la izquierda

En el PC, aunque no se ha zanjado un criterio, algunos aseguran que es clave priorizar "nombres" que tengan un liderazgo en la región y el "peso electoral" en la zona. Así, se menciona al exdiputado Lautaro Carmona por Atacama, y no descartan que, en caso de que no se llegue a acuerdos con la ex Nueva Mayoría, puedan analizar un nombre para Santiago, apuntando a figuras como los exministros Marcos Barraza y Claudia Pascual. Esto, considerando que seis de sus ocho diputados representan distritos de la RM.

El PR, por su parte, definirá candidatos que vivan en la región, con "experiencia en gestión de políticas públicas y que tengan una cierta impronta", según detalló el timonel, Ernesto Velasco.

El éxito de los partidos, sin embargo, estará mediado por los acuerdos que puedan fraguar para enfrentar a Chile Vamos.

En las colectividades de la ex Nueva Mayoría reconocen que si la oposición -incluyendo al Frente Amplio- no se coordina, pueden ser "arrasados" por la derecha, pero hay divergencias sobre los mecanismos. Mientras en la mesa DC promueven un pacto por omisión, en el PPD son partidarios de primarias.

"Lo estamos discutiendo en el PPD, pero en mi opinión es fundamental tener dos primarias: la del PPD y la de la coalición, llámese como se llame", señaló Vidal.

Desde el PS, el secretario general, Andrés Santander, sostuvo que "lo central es que nos juguemos por la unidad de la oposición. Estaremos disponibles para concordar el o los mecanismos que permitan construir esa unidad".

Comenta