Paris refuerza disposición a entregar datos a Fiscalía si Corte Suprema lo ordena y Araos defiende conteo de decesos implementado por Mañalich

El ministro de Salud, Dr. Enrique Paris.

"Jamás dejaremos de colaborar con la Justicia cuando las solicitudes son bien hechas", dijo el ministro de Salud. Esto en relación a la solicitud del Ministerio Público al máximo tribunal de revisar correos del Minsal en el marco de la investigación por las muertes por Covid-19.




En un nuevo balance sobre la evolución del coronavirus a nivel nacional, el ministro de Salud, Enrique Paris, se refirió a la investigación que lleva Fiscalía Centro Norte en relación a los fallecidos por Covid-19 y que apunta, entre otras autoridades, al extitular de la cartera, Jaime Mañalich.

Al respecto, reforzó la disposición a entregar datos al Ministerio Público si la Corte Suprema así lo ordena. Cabe recordar que -hace poco más de una semana- el actual jefe de Salud se opuso a una diligencia de incautación argumentando un supuesto riesgo para la “seguridad nacional”.

Tras esto, el fiscal Xavier Armendáriz, recurrió al máximo tribunal para que resuelva si se debe otorgar o no acceso a los correos de Mañalich, de su entonces jefa de gabinete y de la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

“Si la Corte Suprema dictamina que entreguemos información que originalmente no se entregó, esa información será entregada. Jamás dejaremos de colaborar con la Justicia cuando las solicitudes son bien hechas”, reforzó hoy el ministro Paris.

En esa línea, recalcó que “nuestro ánimo es de colaborar y jamás ocultar información, menos aún pensar que hubo ocultamiento de cifras. Eso no lo acepto. Yo defiendo a mis funcionarios”.

Conteo de decesos

Asimismo, se le consultó al jefe de Epidemiología del Minsal, Rafael Araos, sobre el mecanismo de conteo de fallecimientos por Covid-19 que se empleó bajo la gestión de Mañalich.

Sobre el tema, enfatizó que el coronavirus es una enfermedad nueva. En ese sentido, la pandemia “no sigue modelos conocidos” y "hemos ido aprendiendo en el camino a cómo manejarla, cómo entenderla y cómo controlarla. Inicialmente, se tratan de poner en curso distintos sistemas para poder informar tanto a las autoridades como a la población acerca de la trayectoria de la pandemia”.

El mecanismo implementado por Mañalich, agregó, “fue capaz inicialmente de ir informando los fallecidos. Pero en la medida que la pandemia aumentó, el numero y cantidad de datos que tuvimos fue muy grande y es evidente que no fue capaz de capturar toda esa información". En ese contexto, dijo, se buscó un modelo alternativo.

Ante la pregunta si este era un mal o buen sistema de conteo, respondió que fue “el mecanismo que se pudo poner en marcha. Funcionó inicialmente, después no funcionó porque no fue capaz de capturar toda la información y se buscó una mejor alternativa”.

“Estamos en la mitad de la pandemia y es muy difícil evaluar la efectividad de una medida o de un mecanismo y el tiempos nos irá enseñando que era lo que había que hacer (...) se hizo lo que se pudo en la medida que se contaba con más información y recursos. Por lo tanto, calificarla de buena o mala yo creo que no corresponde”, concluyó Araos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.