Partido Socialista invita formalmente a la Democracia Cristiana a una primaria convencional

El timonel PS, Álvaro Elizalde. Foto: Mario Téllez

La colectividad sostuvo un encuentro la noche de lunes y, ante la resistencia que ha generado en la falange la opción de definir una candidatura común mediante una primaria no legal, definió extender una invitación formal tanto al partido liderado por Carmen Frei como al resto de la Unidad Constituyente.




“PS invita a primarias convencionales y ciudadanas para candidatura presidencial unitaria”. Así se titula la declaración que redactó la mañana de este martes la mesa liderada por Álvaro Elizalde luego de anoche la Comisión Política del Partido Socialista decidiera “invitar” formalmente a la Democracia Cristiana (DC) y al resto de los partidos de la Unidad Constituyente y Nuevo Trato a definir mediante una primaria convencional a una carta común para la elección presidencial de noviembre.

La tienda de calle París busca insistir, pero desde la lógica de una invitación y no una imposición a sus socios, en la opción de que su abanderada, Paula Narváez, termine midiéndose ante la ciudadanía frente a la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC) y otros como Carlos Maldonado (PR). Esto, justamente cuando en la falange han manifestado sus reparos y dudas respecto de ese mecanismo.

“En relación con los desafíos que el país tiene por delante, el Partido Socialista de Chile declara: Agradecemos a los cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas que han expresado su apoyo, en las últimas semanas, a las candidatas y los candidatos del Partido Socialista de Chile, cuyo resultado ha concluido en la elección del colectivo de convencionales constituyentes más importante de los partidos de oposición, cuatro gobernadores regionales, así como también de un número significativo de alcaldesas y alcaldes, y concejalas y concejales. Agradecemos también el esfuerzo, compromiso y lealtad de las y los militantes socialistas a lo largo y ancho de todo Chile”, abre la declaración.

Y agrega: “En dicho contexto, el Partido Socialista bregará por una candidatura presidencial unitaria, acompañada de una lista parlamentaria conjunta, y un programa participativo e inclusivo, que responda a las necesidades que la ciudadanía ha expresado en las calles y en las urnas”.

Por último, los socialistas subrayan que “arribar a una candidatura unitaria, requiere del esfuerzo de todas y todos. En ese marco, invitamos a todos los actores comprometidos con los cambios que Chile demanda a participar en una primaria convencional y ciudadana, pues representa un mecanismo democrático que dotará de fuerza y legitimidad a dicha candidatura, cuyo propósito es impedir que la derecha se mantenga en el gobierno y reinaugurar un horizonte de transformaciones para Chile”.

La declaración PS se da, además, luego de que tras un primer encuentro formal que sostuvo Elizalde con la timonel decé, Carmen Frei, y su par del PPD, Heraldo Muñoz, no llegaran a acuerdo en un mecanismo específico y optaran por publicar una declaración en que se comprometen a impulsar un proceso de convergencia para llegar a una candidatura unitaria y una lista parlamentaria común.

La cita entre los tres timoneles se realizó tras la segunda vuelta de gobernadores regionales del domingo, donde la Unidad Constituyente logró imponerse en varias regiones del país, especialmente en la RM, donde la carta DC, Claudio Orrego superó a la del FA, Karina Oliva, y tras la fallida inscripción de primarias legales del pasado 19 de mayo, que había generado una crisis en la oposición.

Nuevo Trato y PL “exigen primaria ciudadana”

En línea con el PS, y luego de que se conociera la declaración, desde el PPD Muñoz insistió en una primaria no legal.

“Hemos iniciado un diálogo sobre los desafíos de futuro en nuestro país entre la DC, el Partido Socialista y el Partido por la Democracia (PPD). Esperamos sumar a estas conversaciones a otras fuerzas de la Unidad Constituyente, y a partidos como el Partido Liberal y Nuevo Trato. El objetivo es contar con una alternativa de gobierno de centroizquierda para enfrentar las demandas ciudadanas y las demandas de futuro. Para eso necesitamos dos componentes: primero, un pacto parlamentario común y, segundo, una candidatura unitaria. Para este último propósito creemos que el mecanismo debe ser una primaria ciudadana, o una primaria convencional, donde participen militantes, e independientes, de modo que se legitime esa candidatura presidencial, unitaria. Es el único camino y el camino que responda a la participación y transparencia que tenemos que tener para una alternativa futura de gobierno”, afirmó.

Por su parte, desde Nuevo Trato y el Partido Liberal -que al igual que el PPD en mayo se sumaron a la candidatura de Narváez-, salieron a “exigir” que la definición presidencial se zanje por medio de una primaria.

“Tenemos la convicción de que la unidad de la oposición se construye con la ciudadanía, y que el primer paso para la renovación de la centroizquierda es que el pueblo sea protagonista en todas nuestras decisiones. Por eso exigimos que la definición presidencial de nuestro sector sea a través de una Primaria Ciudadana”, afirmaron por medio de una declaración pública”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.