Piñera anuncia envío de proyecto para postergar elecciones para mayo en medio de resistencia de los partidos

El Mandatario informó ayer que, por razones sanitarias, ingresará la reforma constitucional para que los comicios para elegir alcaldes, constituyentes, gobernadores y concejales se hagan el 15 y 16 de mayo y que para que la segunda vuelta de gobernadores se realice junto a las primarias presidenciales. El Presidente aseguró que no se modificará el resto del calendario electoral, se abrió a mejoras en el Congreso y pidió celeridad. En un sector de la oposición, en tanto, insistían en mantener las elecciones para abril y proponían que se realizaran en tres días.




Flanqueado de los ministros del comité político y de los titulares de Salud, Enrique Paris; de Cancillería, Andrés Allamand; y de Ciencias, Andrés Couve, el Presidente Sebastián Piñera anunció ayer en La Moneda, pasadas las 21.00, el envío de una reforma constitucional con el objetivo de postergar las elecciones de constituyentes, alcaldes, gobernadores y concejales -fijadas para el 10 y 11 de abril- para el próximo 15 y 16 de mayo.

El Jefe de Estado -luego de encabezar un encuentro por más de dos horas en La Moneda con los secretarios de Estado, instancia en la que se debatieron detalles del anuncio y la estrategia que adoptarán- indicó que ingresará hoy el mensaje al Congreso, el que también contempla mover para el 4 de julio la segunda vuelta de gobernadores coincidiendo con la primaria presidencial.

“Las elecciones de Presidente, senadores, diputados y cores permanecen inalteradas, manteniendo su calendario actual”, recalcó Piñera agregando que “esta ha sido una decisión muy difícil, pero debemos tomarla y tenemos la plena convicción que es lo mejor para Chile y los chilenos”.

Luego, el Mandatario expuso las razones para justificar la medida, entre ellas, privilegiar la salud de las personas y la aparición de nuevas cepas del Covid-19. Asimismo, argumentó que “la segunda razón es proteger la salud de nuestra democracia, cumplir nuestro compromiso y asegurar un proceso electoral democrático, participativo y seguro” debido a que, a su juicio, el riesgo de contagio podría incidir en a participación y, por ende, en la legitimidad del proceso.

Así, la apuesta de Piñera es que con las medidas restrictivas y el proceso de vacunación avanzando estarán las condiciones óptimas para realizar los comicios. “Nuestra meta es que, antes de las elecciones del 15 y 16 mayo, vacunar a 9,3 millones de personas, es decir, a los mayores 40 años con una dosis, y a 7,3 millones de personas, los mayores de 50 años, con dos dosis. Este avance del proceso de vacunación masiva permitirá, sin dudas, elecciones más seguras desde el punto de vista de la salud, y más participativas, desde el punto de vista democrático”, manifestó.

De igual manera, pidió apoyo al Congreso para sacar adelante la reforma, la cual necesita 2/3 para ser aprobada, y celeridad para su despacho. De igual manera, indicó que está abierto a que se hagan modificaciones y que le encargó a los ministros del comité político que se desplieguen hoy en el Parlamento para socializar la iniciativa.

De hecho, en Palacio afirman que si bien irán con una propuesta concreta -la que, además, contempla suspender el periodo de campaña y los aportes electorales por un periodo de tiempo y retomarla en un plazo antes de las elecciones-, la idea es escuchar a los partidos, sobre todo, de la oposición que se resistían hasta ayer a la idea de postergar los comicios.

Respecto al plazo de inscripción de las primarias presidenciales, que está fijado hasta el 4 de mayo, en La Moneda afirman que eso en su propuesta no se modifica y que no tendría incidencia en la situación de los alcaldes Evelyn Matthei y Daniel Jadue, ya que, dicen, que si bien públicamente no se “ve bien”, no existe ningún impedimento legal para que vayan a la reelección y luego inscriban sus primarias.

Las horas previas

Desde el viernes, asesores de la Secretaría General de la Presidencia y del Segundo Piso comenzaron a elaborar el proyecto de reforma constitucional para modificar la fecha de las elecciones de alcaldes. Esto, para estar preparados en caso de que el Presidente Sebastián Piñera zanjara aplazar los comicios, una determinación que terminó de zanjar ayer en la mañana. El Jefe de Estado, en todo caso, ya el sábado había dado señales en esa línea cuando se sumó al balance del Minsal sobre la situación del Covid-19 y transmitió que tomaría una decisión “oportuna” y poniendo primero la salud de las personas.

La modificación en el calendario electoral se instaló en el debate político debido al aumento de los casos positivos de Covid-19 que ascendieron a más de siete mil diarios, el que prevén siga aumentando, y al difícil escenario de la red de salud por el uso de las camas críticas. Además, había ido aumentando la presión para tomar una postura luego de que el exministro de Salud Jaime Mañalich dijera que se tienen que postergar por razones sanitarias, a lo que se sumó posteriormente el Consejo Asesor Covid y candidatos presidenciales.

En este escenario, ministros del comité político y los partidos de distintos sectores estuvieron en conversaciones sobre la materia, diálogos que se intensificaron durante todo el día de ayer. De hecho, durante las últimas horas el ministro de Salud, Enrique Paris, y su par de la Segegob, Jaime Bellolio, contactaron a presidenciables tanto del oficialismo como de la oposición, entre ellos, a Joaquín Lavín y Mario Desbordes.

Esto, en un contexto en que las colectividades habían transmitido su rechazo a postergar los comicios debido a todas las dificultades que eso implica para los candidatos y los propios partidos: el gasto electoral, el desgaste propio de la campaña, entre otros factores. En ese sentido, La Moneda buscaba al menos que en el oficialismo cerraran filas con lo que terminara planteando el gobierno.

Y, en ese escenario, el Presidente se involucró directamente en las gestiones y contactó ayer temprano con los presidentes de los partidos de Chile Vamos -Javier Macaya (UDI), Andrés Molina (Evópoli) y Rafael Prohens (RN)- para transmitirles que, por razones sanitarias, tomó la decisión de postergar los comicios.

De hecho, el presidente de RN, Rafael Prohens, envió ayer, pasadas las 14.00, un mensaje a dirigentes de su partido dando cuenta de esos diálogos con el Mandatario. “He estado hablando con el Presidente Piñera y me ha confirmado que es inminente el anuncio de que se pospondrá la fecha de las elecciones”, partió diciendo el mensaje.

Además, el senador indicó que “como Renovación Nacional, nuestra postura ha sido la de no postergar las elecciones, debido a los innumerables perjuicios que traerá tanto al calendario electoral, a los municipios que se encuentran con autoridades subrogantes, al proceso constituyente, así como a nuestros candidatos”.

Y agregó: “No obstante, el Presidente ha insistido en que la decisión se sustenta en los datos sanitarios por todos conocidos y en la opinión de la mesa de expertos Covid, lo que a su juicio hacen inviable mantener las elecciones en la fecha actual”.

En el oficialismo reconocen que la decisión no fue fácil para Piñera, porque él apelaba a no mover los comicios, por distintas razones, entre ellas, porque, a su juicio, se habían tomado las medidas para enfrentar las elecciones como el hecho de que se realizaran en dos días. De igual manera, quería mantenerlas para dar señales de certidumbre.

En el bloque dicen que si bien no están de acuerdo con la decisión de postergar las elecciones, van a intentar cerrar filas para apoyar a Piñera y apelar a que esto se debe por razones sanitarias y que la salud de las personas está por encima de las motivaciones políticas. En es sentido, afirman que es difícil que se termine rechazando el proyecto porque podría significar un costo político muy grande, sobre todo, si el escenario es complejo debido a que la situación de camas críticas podría empeorar.

De hecho, tras el anuncio varios salieron a respaldar a Piñera. “Respaldamos al gobierno en esta decisión de postergar las elecciones de abril y entendemos que las razones son todas de índole sanitaria y buscan proteger la vida de nuestros ciudadanos”, indicó el presidente de Evópoli, Andrés Molina, mientras que el jefe de bancada de RN, Leopoldo Pérez, afirmó que “como diputados de RN respaldamos la decisión del Presidente Piñera”.

De todas formas, hay quienes en la centroderecha no están a favor de mover los comicios, entre ellos, el diputado RN Tomás Fuentes, quien, junto a otros dirigentes y analistas políticos como Pepe Auth, propuso que las elecciones se mantuvieran y que se incluya un día más para hacerlas en tres días.

“Posponer las elecciones es un tremendo error. Las pudieron hacer El Salvador, Ecuador y este mismo 11 de abril 120 mil peruanos en Chile podrán ir a votar en las elecciones de dicho país. No es posible que hoy -a 13 días de nuestro proceso electoral- nos demos cuenta que no están las condiciones sanitarias para ir a votar”, dijo ayer Fuentes, agregando que “el gobierno debió haber previsto la situación y haber preparado un sistema de votación seguro”.

En tanto, RN emitió una declaración en la que no que no comprometió su apoyo a la iniciativa e indicó que la analizarán.

El dilema en la oposición

En paralelo a las gestiones de Piñera, ayer en la mañana los presidentes de los partidos que conforman la Unidad Constituyentes (PS-PPD-PR-DC-PRO y Ciudadanos), a la que también se sumaron durante algunos minutos la timonel de RD, Catalina Pérez, y el diputado de Nuevo Trato, Pablo Vidal, sostuvieron una reunión telemática para abordar la situación. ¿El consenso hasta ese momento? Insistir en que las elecciones se realicen este 10 y 11 de abril y sumar el viernes 9 al proceso de votación.

El presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, ya 24 horas antes había advertido -en un audio que se hizo público- que el posible aplazamiento traería una serie de problemas jurídicos. Ese fue precisamente uno de los puntos planteados en la cita de esta mañana. También desde el sector han advertido que una extensión de la campaña podría beneficiar a los candidatos oficialistas.

Además, se sostuvo que postergar los comicios no aseguraba que en la fecha que se está evaluando como opción la crisis de la pandemia esté en un mejor momento.

Así, la mayoría de los presidentes partidistas sostuvo que la mejor alternativa era mantener los comicios para el 10 y 11 de abril y sumar el viernes 9 al proceso de votación -como lo han planteado algunos expertos electorales-, asimismo, buscar que este sea un feriado irrenunciable. Además de extremar las medidas de seguridad sanitaria, los dirigentes acordaron ver la posibilidad de que esos días el transporte público sea gratuito.

En el Partido Comunista, en tanto, colectividad que no estuvo presente en la cita, igual están en contra de postergar las elecciones. Con todo, algunos plantearon sus reparos como el presidente del PRO, Camilo Lagos, quien sostuvo que la mejor opción sigue siendo, como lo viene señalando su partido desde marzo, postergar los comicios.

En la misma línea está, a diferencia de su partido, la candidata presidencial del PS, Paula Narváez, quien ayer envió un registro audiovisual manifestando su postura favorable a que se corran los comicios.

Como sea, luego del anuncio de Piñera en la centroizquierda comenzaron a enviar declaraciones morigerando su discurso. Chahin dijo que “vamos a analizar el proyecto, vamos a escuchar si efectivamente están en condiciones de garantizar que en esa fecha podamos tener condiciones sanitarias mucho mas favorables antes de tomar una decisión definitiva, nuestra disposición siempre es a priorizar la salud de las personas”.

Por su parte, la presidenta de RD, Catalina Pérez, sostuvo que “pésimo manejo de la pandemia fuerza postergación de elecciones. Pero aplazar no es suficiente, se requiere cambio de estrategia sanitaria (cierre de fronteras, redefinir las labores esenciales, etc) y apoyo económico serio”.

La presidenta del Senado, Yasna Provoste, en tanto, aseguró que “la postergación de las elecciones requiere soluciones que den garantías a toda la ciudadanía. Además, medidas sanitarias y económicas que le den sentido a este cambio. De lo contrario nos encontraremos en 5 semanas con una situación igual o peor”, agregando que convocó a todos los partidos de la oposición a un encuentro para hoy a las 9 horas.

En la oposición y en el oficialismo -aunque con más reserva- transmiten que el Ejecutivo se demoró mucho en tomar una decisión y que se debieron aplicar medidas restrictivas con más antelación, entre ellas, cerrar las fronteras, las que todavía siguen abiertas. Y, en ese sentido, esperan que se incorporen medidas más restrictivas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.