Piñera pide plazo de tres semanas para sellar acuerdo transversal

Chile Vamos salió en bloque este martes luego de una reunión con el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda. Foto: Agenciauno

En el oficialismo dicen que se tendrán que resolver una serie de nudos, como zanjar con qué mecanismo y cuánto se endeudará el país. Gobierno planteó horizonte de dos años para aplicación de las medidas y recalcó que se trata de un trabajo acotado, no “maximalista”.




El sábado, el Presidente Sebastián Piñera lideró una reunión vía Zoom con cuatro senadores de la UDI: la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe; Juan Antonio Coloma, Ena von Baer y Víctor Pérez. En esa conversación, el tema central fue la idea de avanzar a un acuerdo nacional enfocado en la reactivación y propuestas sociales.

El Mandatario, afirman en el oficialismo, quería escuchar al gremialismo debido a que la colectividad lleva días trabajando un documento. Sin embargo, esos no fueron los únicos diálogos que mantuvo Piñera. También se contactó con legisladores RN y, de Evópoli, con el timonel Hernán Larraín Matte y el senador Felipe Kast, quienes también elaboraron una propuesta junto a Horizontal.

Según quienes conocieron de esas conversaciones, se le transmitió al Mandatario la importancia de llegar a un gran acuerdo en este tema, idea que se venía fraguando hace días y que también era impulsada por el presidente de RN, Mario Desbordes, quien apostaba por un pacto social de más largo plazo.

Así, a esas alturas Piñera seguía recogiendo opiniones de una decisión que finalmente zanjó el lunes de manera sorpresiva: anunciar un acuerdo nacional acotado a cinco áreas, con foco en reactivación económica y social para enfrentar la pandemia del coronavirus y sus consecuencias. Esto, según afirman en Palacio, debido a que el Mandatario optó por tener un rol protagónico en el tema.

En ese sentido, las mismas fuentes dicen que el documento de los economistas que convocó el Colegio Médico -integrado por personeros ligados a la oposición, entre ellos Rodrigo Valdés- le pareció razonable a Piñera, porque era con un plazo de 18 meses, lo que reafirmaba su postura de que no se pueden gastar todos los recursos inmediatamente.

El diseño para el acuerdo fue abordado este martes durante una reunión que lideró el Jefe de Estado junto a los ministros Gonzalo Blumel, Ignacio Briones, Sebastián Sichel y los jefes de bancadas de Chile Vamos.

En la cita, según los asistentes, varios plantearon la necesidad de no prometer más de lo que se puede lograr mediante este acuerdo, para no generar expectativas muy altas, junto con no abrirse a temas más allá de los ya definidos. Y el Mandatario -de acuerdo a las mismas fuentes- pidió un plazo de tres o cuatro semanas para sellar un acuerdo en los grupos que se conformen, junto con establecer que las medidas que se definan sean para un período de dos años.

Después del encuentro, Blumel y Briones recalcaron públicamente que esto se trata de un acuerdo acotado, tal como lo definió el Jefe de Estado. “Es importante refrendar y entender que este es un acuerdo acotado en términos de los temas y los plazos. Estamos pensando en un horizonte de los próximos dos años (...). No hay que imaginarse que esto es un acuerdo maximalista que va a resolver todas las cuestiones que nos gustaría abordar en una discusión de mucho más largo plazo”, dijo el titular de Hacienda.

Además, algunos dirigentes, como la jefa de bancada UDI, María José Hoffmann, plantearon en la reunión que no podían participar de este esfuerzo quienes no condenan la violencia y que eso debía ser un requisito, algo que no logró acuerdo. De todas maneras, tras la cita salió Chile Vamos en bloque a dar un punto de prensa en el que, junto con apelar a la responsabilidad fiscal, llamaron a que todos los sectores condenen la violencia. “Partimos de la base de que todos los que quieran conversar democráticamente asumen un supuesto tan esencial, que es rechazar la violencia y comprometerse a la paz social”, sostuvo Blumel, consultado al respecto.

Piñera, además, presentaría a dos economistas, Vittorio Corbo y Rodrigo Vergara, para integrarlos al trabajo, junto con dos representantes de cada partido, que ya comenzaron a ser propuestos por el oficialismo y la oposición.

En Palacio explican que el trabajo será primero con un enfoque técnico al interior de Chile Vamos, a cargo de Briones. Para eso, se espera que el ministro tenga este miércoles su primera reunión con representantes de los partidos. Y de manera paralela la idea es que Blumel lidere el trabajo político. Asimismo, el objetivo es consensuar ideas al interior del oficialismo y, posteriormente, iniciar reuniones con la oposición.

Los nudos

Precisamente, luego del anuncio del lunes, el Mandatario les encomendó a los ministros Blumel, Briones, Sichel y Felipe Ward tareas específicas, lo que -reconocen en el oficialismo- tendrá varios nudos que resolver.

Uno de ellos es en cuánto se endeudará el país y con qué mecanismo. En el oficialismo creen que ese punto no será fácil de zanjar, ya que Piñera ha sido claro en que no se pueden utilizar todos los recursos de una vez y puso como condición la responsabilidad fiscal. De hecho, en la reunión que sostuvo vía Zoom el lunes con los presidentes de RN, UDI y Evópoli, el Mandatario les transmitió la importancia de que exista el mayor acuerdo posible en eso y que primero deben ponerse de acuerdo en la coalición.

Otro de los temas que deberán resolver es cómo serán las próximas ayudas sociales. En Chile Vamos afirman que no será un debate menor, ya que la mayoría de las medidas del gobierno han sido cuestionadas duramente por la oposición.

Asimismo, en el oficialismo dicen que también se deberá consensuar cómo será la ayuda para las empresas, tema que volvió a la palestra luego de que Latam anunciara que se someterá a una reorganización concursal bajo la Ley de Quiebras de EE.UU. Esto, en un escenario en que no hay una postura única en la coalición. Por ejemplo, en RN advierten que no se puede ayudar a las grandes empresas en desmedro de las pymes.

Además, en el partido liderado por Desbordes hay preocupación sobre qué pasará con otros temas que quedan fuera del acuerdo, por ejemplo, la reforma previsional, algo que el dirigente habría planteado el lunes en la cita con Piñera. Las mismas fuentes dicen que el Mandatario habría respondido que hay que avanzar en esa iniciativa, pero ajustándose a la realidad actual.

Comenta