Pleno de la Convención consagra la libertad de expresión, religión y derecho a la identidad en el borrador de nueva Constitución

Ayer continuó el maratónico pleno de votación del informe de reemplazo de la comisión de Derechos Fundamentales, que fue suspendido la noche del miércoles debido a su extensión. En la jornada se consagraron dos incisos incluidos en la propuesta de artículo sobre libertad de expresión. Así, se agregó en el borrador de nueva Constitución principios como la libertad de opinión e información y la prohibición de la censura previa. Asimismo, el pleno también incluyó en la propuesta constitucional un artículo sobre libertad de religión y otro sobre derecho a la identidad.




La mañana del jueves el pleno de la Convención Constitucional retomó la votación en particular, que comenzó el miércoles, de artículos e indicaciones incluidas en el informe de reemplazo de la comisión de Derechos Fundamentales, texto integrado por los artículos emitidos por la instancia que previamente fueron rechazados por el pleno del órgano constituyente.

El pleno estuvo marcado por su extensión, que casi alcanzó las 17 horas, incluyendo la votación y la deliberación de los dos días. En gran parte, debido a que se presentaron indicaciones duplicadas y otras sobre textos que ya no existían en el informe, que de todas formas debieron ser votadas. El episodio generó malestar entre algunos convencionales quienes, en privado, se quejaron de un mal manejo de la mesa frente a las indicaciones que presentó la derecha.

Uno de los resultados más llamativos y celebrados por los convencionales fue la aprobación de parte del artículo sobre libertad de expresión, opinión e información. El primer inciso aprobado establece que toda persona, natural o jurídica, tiene derecho a la libertad de expresión y opinión, “en cualquier forma y por cualquier medio”. Además, menciona que este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir información.

La norma fue respaldada por 126 de los convencionales. En tanto, 13 votaron en contra -de escaños reservados y la Coordinadora Plurinacional- y cinco se abstuvieron -escaños reservados, Pueblo Constituyente y Bernardo De la Maza (RN-Evópoli-IND)-.

En tanto, el segundo inciso, también aprobado por el pleno, consagra en el borrador de nueva Constitución que “no existirá censura previa sino únicamente las responsabilidades ulteriores que determine la ley”. Este inciso fue votado a favor por 144 convencionales, en contra por una -María Magdalena Rivera (Coordinadora Plurinacional)-, mientras que dos se abstuvieron -Francisco Caamaño (Pueblo Constituyente) y De la Maza-.

Sobre este artículo, durante su intervención previa a la votación, la convencional y periodista Patricia Politzer (Independientes No Neutrales) dijo: “La libertad expresión es la piedra angular de la sociedad democrática. Uno sociedad que no está bien informada no es plenamente libre. Los incisos primero y segundo del artículo recogen muy adecuadamente esta garantía, al reconocer este derecho y al mismo tiempo prohibir sin rodeos la censura previa”.

Sin embargo, el artículo no se aprobó en su totalidad. El pleno de la Convención rechazó -por dos votos- el inciso que señalaba que la ley “adoptará las medidas necesarias para asegurar el pluralismo en los medios de comunicación”. Este inciso fue apoyado por 101 convencionales -dos menos de los necesarios para que sea aprobado-, rechazado por 38 -de la derecha y parte de No Neutrales-, mientras que 11 se abstuvieron -de la derecha, INN, el Colectivo del Apruebo y Pueblo Constituyente-. Ambos incisos volverán a la comisión para ser modificados nuevamente.

También se rechazó el inciso que proponía que el Estado deberá tomar “todas las medidas destinadas a eliminar el discurso xenófobo; la apología de odio racial, religioso, sexual o de género. La ley podrá establecer las responsabilidades por las infracciones a este artículo”. Este fue respaldado por 75 convencionales, rechazado por 58, mientras que 16 se abstuvieron. Estos dos últimos incisos vuelven a la comisión de Derechos Fundamentales para ser modificados y sometidos a votación por tercera vez.

Sobre este último inciso, Politzer sostuvo: “Se trata de una norma loable, que busca erradicar manifestaciones inaceptables y perversas que afectan directamente a los Derechos Humanos y que conozco en carne propia. Dan ganas a aplicarlas frente a discursos que escuchamos incluso en este pleno. Sin embargo, esta regla ha demostrado ser toralmente ineficaz a la luz del renacimiento de los movimientos neonazis”.

Precisamente debido a este inciso, el pasado 10 de marzo, durante su primera votación general, el artículo referido a la libertad de expresión recibió un amplio rechazo por parte del pleno. En esta instancia, fue votado en contra por 121 convencionales. Y es que desde que el artículo fue aprobado en la comisión, desde distintos sectores se mostraron críticos hacia aspectos como negacionismo y la exclusión de las personas jurídicas -que esta vez sí fueron incluidas-.

Libertad de religión e identidad en la Carta Magna

Durante la jornada también se aprobó -solo con el voto en contra de Ericka Portilla (Chile Digno) y la abstención de Camila Zárate (Pueblo Constituyente)- el inciso primero del artículo sobre libertad de religión. Este establece que “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión y cosmovisión” y menciona que ninguna religión ni creencia es la oficial del Estado. También se aprobó -con 146 votos a favor, dos en contra y una abstención- el inciso segundo, que establece que se podrá “erigir templos, dependencias y lugares para el culto”.

También se aprobó, aunque con menos respaldos, el inciso tercero, que garantiza que el Estado reconoce la espiritualidad como elemento esencial del ser humano. El inciso cuarto, también aprobado, sostiene que las agrupaciones religiosas y espirituales podrán organizarse como personas jurídicas.

En relación al derecho a la identidad, el pleno de la Convención aprobó, con 119 votos a favor, 19 en contra y 11 abstenciones, que toda persona tiene “derecho al libre desarrollo y pleno reconocimiento de su identidad, en todas sus dimensiones y manifestaciones, incluyendo las características sexuales, identidades y expresiones de género, nombre y orientaciones sexoafectivas”. Junto con esto, se aprobó el inciso que apunta a que el Estado garantizará el pleno ejercicio de este derecho “a través de acciones afirmativas, procedimientos y leyes correspondientes”.

A raíz de este resultado, los convencionales que conforman la Red de Constituyentes Disidentes celebraron con la bandera de la diversidad en medio del hemiciclo, pues el resultado coincidió con el Día de la Visibilidad Transgénero. Uno de sus integrantes, el convencional Javier Fuchslocher (INN) dijo: “Pudo haberse dado antes en el legislativo, si hubiesen atendido estas demandas históricas. Tuvo que llegar la Convención Constitucional, tuvo que aquí declararse la igualdad material que por tanto tiempo buscamos. Estamos muy felices con el resultado y con el amplio apoyo de los diferentes colectivos”.

Asimismo, el pleno también aprobó artículos sobre materias como protección y respeto del derecho a la privacidad, el derecho a petición -por el cual todos los convencionales votaron a favor a excepción de Mauricio Daza (INN)-, el derecho a vivir en entornos seguros y libres de violencia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.