Presidenta del Senado versus Walker y Bianchi contra Macaya: Las otras discusiones que marcaron el debate del límite a la reelección

FOTO: DEDVI MISSENE

Esto en el marco de la sesión de la Cámara de Diputados donde se aprobó el proyecto que impedirá que 51 diputados y senadores vayan a un nuevo periodo.




Esta jornada y tras 14 años de tramitación, el Congreso despachó a ley el proyecto que pone límite a la reelección de parlamentarios y otras autoridades, que afectará a 51 diputados y senadores.

Esto luego de que la Cámara ratificara los cambios introducidos a la iniciativa por el Senado. El cual se dio en un tenso debate por diversas diferencias que los diputados tenían sobre el proyecto. Pero hubo otras dos discusiones que marcaron la jornada.

La primera involucró a la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD) y al diputado DC, Matías Walker. El parlamentario de la falange llamó a aprobar el proyecto de límite a la reelección, porque, según él, "el Senado no debiera volver a poner sus manos en este proyecto, eso sería un peligro”.

Para agregar que "si este proyecto va a Comisión Mixta, me temo que la presidenta del Senado, con todo el cariño que le tengo, y por presión del grupo de senadores que se opuso a aprobar la norma transitoria, no cite nunca a la Comisión Mixta. Si lo dilataron ocho años, perfectamente lo pueden dilatar dos años más, cuatro años más. Ese es el peligro que debemos sopesar: el Senado”.

Un comentario que tuvo rápida respuesta por la aludida. “También tengo aprecio por el diputado Walker, pero se equivoca profundamente”, indicó Muñoz minutos después de la intervención del democratacristiano.

“Sus dichos expresan dudas y desconfianza sobre el liderazgo femenino, que es lamentable. La misoginia opera a niveles muy sutiles”, agregó.

La presidenta de la Cámara Alta se defendió, además, asegurando que “puse el proyecto en tabla a dos meses de asumir la presidencia del Senado y se tramitó en una sesión destinada sólo a este proyecto. Le recuerdo, además, que él, a falta de una vez, votó tres veces por la norma que establecía que este período sería el primero para los actuales parlamentarios. (dos en la Comisión y una en la Sala). Vale decir, estuvo en contra de la retroactividad”.

Para concluir que “le recuerdo que este proyecto se presentó el 2006 y estuvo 6 años y medio en la Cámara, antes de pasar al Senado”.

La segunda discusión enfrentó a los diputados Karim Bianchi (ind) y Javier Macaya (UDI).

El independiente en su alocución en sala hizo referencia a aportes de campaña y cuestionó a algunos parlamentarios del oficialismo.

“Si la gente cree que aquí en este Congreso hay caca, será lo mismo pero con diferente olor con esta ley. Van a llegar personas que representen lo mismo. Nicolás Ibáñez, ex dueño del Líder, ¿le dejará de financiar la campaña a (Luciano) Cruz-Coke cuando sepa que no se puede reelegir? Buscará a otro. Así de simple. ¿Ustedes creen que que los dueños de la CMPC que le pusieron plata a la campaña de (Diego) Schalper se irán de la política cuando este diputado no pueda ir a la reelección? La respuesta es no. Juan Sutil, el presidente de la CPC, buscará otro diputado (Javier) Macaya para financiar su campaña”, acusó.

La respuesta de Macaya fue dura: “Me llama la atención que parlamentarios, como un hijito de su papá que es diputado porque su papá es senador, como el diputado Bianchi, haga un comentario respecto a las reglas del financiamiento a la política que nosotros hemos cambiado. Cuando él hace un comentario como ese, y es diputado gracias a que su papá que es senador y que hoy está enojado con ese proyecto, porque su padre no podrá ir a la reelección, es un argumento patético”.

Comenta