“Se golpearon la cabeza”, circular de Cancillería por el 18 y la compra de flores en la calle: Las otras polémicas de ministros de gobierno en la última semana

Diversos personeros de gobierno se han visto envuelto en variadas polémicas, ya sea por dichos de ministros de Estado o por otras acciones, las que les han valido una serie de cuestionamientos, tanto desde el oficialismo, como de oposición.




No ha sido una semana fácil para el gobierno del Presidente Gabriel Boric. Esto porque en menos de una semana diversos personeros del Ejecutivo se han visto envuelto en variadas polémicas, ya sea por dichos de ministros de Estado o por otras acciones, las que les han valido una serie de cuestionamientos, tanto desde el oficialismo, como de oposición.

Además, estos tropiezos han desviado, de cierta manera, el foco de la agenda que desde la actual administración se quiere impulsar.

¿La más reciente polémica? La protagonizada por el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson la tarde de este martes. Durante una transmisión vía Twitch, el titular de la cartera afirmó que ”nuestra escala de valores y principios en torno a la política no solo dista del gobierno anterior, sino que creo que frente a una generación que nos antecedió, que podía estar identificada con el mismo rango de espectro político, como la centroizquierda y la izquierda, yo creo que estamos abordando los temas con menos eufemismo y con más franqueza”.

La declaración le valió duros cuestionamientos de parlamentarios, tanto de oposición como de oficialismo. Frente a las recriminaciones surgidas en su contra, Jackson acudió al Congreso en donde ofreció disculpas por sus dichos.

“Estoy convencido de que si queremos que los cambios que estamos empujando sean sostenibles en el tiempo, debemos avanzar en unidad de las fuerzas transformadoras y creo, tal como lo ha planteado nuestro gobierno en muchas ocasiones, que esta construcción la hacemos a partir de las luchas y aprendizajes de quienes nos antecedieron, y que obviamente la política no comienza con nosotros”, dijo desde el Parlamento.

“Se golpearon la cabeza”

El viernes pasado, durante la discusión de la renovación del Estado de Excepción en la Macrozona Sur, una frase de la ministra del Interior, Izkia Siches tensionó la votación y le valió una reprimenda por parte de la mesa de la Cámara de Diputados.

“En los últimos cuatro años, y esto lo quiero recalcar, porque parece que a algunos se les olvidó, se pegaron en la cabeza o realmente pareciera que todo partió desde cero, pero hubo cuatro años desde donde de 400 eventos de violencia llegamos a 1.700. Entonces claramente no nos fue muy bien”, dijo la jefa de gabinete en el marco de la discusión.

La frase “se golpearon en la cabeza” no cayó nada de bien en la oposición. De hecho, la UDI amenazó con dar libertad de acción a sus diputados si es que la ministra no se retractaba. La situación terminó con Siches pidiendo disculpas por sus dichos, con un “llamado al orden” por parte de la mesa de la Cámara (decisión que se tomó de forma unánime por todos los comités) y con la eliminación de su frase de la acta de la sesión.

“A todos los diputados quiero manifestar que mi frase fue desafortunada porque tuvo una interpretación que no quise darle, quiero retractarme y pedirle las disculpas a todos”, dijo la titular de Interior.

Las flores de Marcel

Más que seguro que el ministro de Hacienda, Mario Marcel nunca pesó que un acto tan común y rutinario como comprar flores le traería tantos problemas.

La difusión de una foto suya comprando flores a un vendedor ambulante le trajo una serie de críticas por parte de gremios productivos. De hecho, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Ricardo Mewes, invitó al secretario de Estado a comprar en el comercio establecido.

A través de una carta a El Mercurio, el dirigente gremial dijo que en las florerías cercanas a Teatinos 120 “habrían estado felices de venderle, darle boleta, mantener su negocio”.

La situación tuvo un episodio distendido cuando el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, Jaime Naranjo (PS) le regaló una flor a Marcel, causando la risa de los asistentes.

“Antes de dar cuenta a la sesión quisiera entregarle esta rosa. Le compré esta rosa a la misma persona que se la compró a usted y él me dijo que en esta boleta estaba incluido el impuesto suyo y el mío”, dijo Naranjo ante la instancia.

La inflación y las pymes

Otro secretario de Estado que estuvo envuelto en la polémica fue el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Nicolás Grau. En entrevista con Radio Duna, el economista abordó este martes el alza de la inflación en el país y tuvo palabras para el efecto que esto tiene en las pymes.

“Las pymes compran insumos, y desde esa perspectiva la inflación los perjudica, pero también venden productos, y desde esa perspectiva parte de los productos también los pueden vender un poco más alto”, explicó Grau, lo que le valió diversos cuestionamientos de diversos sectores políticos y gremios.

El titular de Economía agregó que “las pymes, a diferencia de las personas, la inflación les trae costos y beneficios. En cambio, desde el punto de vista de los consumidores, son principalmente costos”.

Palabras que debió aclarar durante la jornada: “Yo tengo muy claro que las pymes lo han pasado muy mal. Desde el estallido en adelante, han sido sumamente complejo en términos de reducción de ventas, en términos de dificultad para desarrollar su negocio, ha habido quiebras, en fin”, declaró.

Circular de Cancillería por el 18

En la Cancillería también se vieron envueltos en una polémica, pero más que por un dicho fue por una acción. La circular enviada por la subsecretaria Ximena Fuentes a las embajadas en el extranjero en donde se les solicita abstenerse de realizar celebraciones de fiestas patrias trajo diversas reacciones.

Los diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara le pidieron explicaciones a la jefa de la cartera, la ministra Antonia Urrejola.

“Lo que hizo la jefa de servicio de Cancillería es replicar una instrucción presidencial que han hecho todos los jefes de servicio, de todos los ministerios”, dijo la Canciller e insistió en que “no es un tema de la Cancillería, no es una decisión de la Cancillería, como tampoco es algo nuevo de este gobierno”.

Pero no fue la única polémica que debió responder Urrejola en la instancia. Ya que también fue emplazada por la sanción al cónsul general en Barcelona tras filtración de correo sobre designación de German Berger.

“Fue un error que a mí me parece inexcusable (...) Pero pudo haber sido un efecto político grave para Chile, no para mí, no para el agregado, no para el embajador, sino que para Chile en su relación bilateral con España”, aseguró la ministra sobre el actuar del cónsul general en Barcelona, Jaime Ferraz.

Jackson y el “precio justo”

La polémica por la “generación que nos antecedió” no fue la única que desató el titular Segpres en su conversación por Twitch. Otro tema que levantó polvareda fue la declaración que dio respecto al pago por expropiaciones que se establecen en la propuesta de nueva Constitución.

Consultado por qué no se ocupó el término precio de mercado en el texto para evitar la incertidumbre, Jackson indicó que “la redacción precio de mercado no generó un consenso y la pregunta es porqué, y hay varias argumentaciones: una es que (los convencionales) no querían y punto y otra es un análisis más sofisticado, porque cuando uno mira la experiencia internacional, en Estados Unidos es, por ejemplo, ‘just compensation’ (compensación justa), y en Francia lo mismo. Entonces si uno recoge desde dónde viene la tradición del derecho internacional hay varias referencias a esto”.

“Puede ser que en un momento el precio de mercado no tenga nada que ver con lo que establezca el justo precio de un bien y ahí puede haber otras consideraciones que la justicia tendrá que definir finalmente”, complementó.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.