UDI y PS activan gestiones para cambiar ley de partidos y gasto electoral

ps udi

Ilustración Luis Grañena

Dos años llevan en vigencia las nuevas normas, periodo en que, a juicio de dirigentes, han evidenciado falencias. Jacqueline van Rysselberghe se contactó con Álvaro Elizalde para impulsar modificaciones.




Dos procesos eleccionarios llevan las nuevas leyes de Partidos Políticos y de Gasto Electoral, que modificaron el sistema de financiamiento de las colectividades y de las campañas: las elecciones de alcaldes y concejales en 2016, y la presidencial, parlamentaria y cores de 2017.

Si bien en varios sectores se ha celebrado la transparencia que otorgan las nuevas leyes -implementadas en medio de los casos de aportes irregulares a la política- la puesta en marcha del nuevo marco regulatorio, a juicio de algunos dirigentes de partidos, ha evidenciado varias falencias.

De este modo, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, tomó contacto con algunos dirigentes de Chile Vamos y de la ex Nueva Mayoría para activar un nuevo proceso de reforma.

"Una ley que fue hecha bastante bajo presión, ha ido mostrando los defectos o las cosas que hay que mejorar. Entonces creo que hay que sentarse y mejorarlas", explicó la timonel gremialista, agregando que ha tomado contacto con el presidente del PS, Álvaro Elizalde; con el timonel de RN, Mario Desbordes y con la senadora de la UDI, Luz Ebensperger, quien es integrante de la Comisión de gobierno del Senado.

Tras confirmar los contactos con la UDI sobre esta materia, Elizalde refrendó la disposición del partido para avanzar en los cambios. "Hemos manifestado nuestra voluntad para perfeccionar la Ley de Partidos Políticos con el objeto de avanzar en transparencia y mayor democracia", afirmó el presidente del PS.

Por su parte, la senadora Ebensperger agregó que "efectivamente queremos darle una mirada a la ley y ver si hay posibilidad de mejorarla".

Según un diagnóstico preliminar que posee la UDI, hay tres ejemplos que revelan las falencias de la ley.

Por una parte, Van Rysselberghe recuerda los problemas suscitados con los candidatos que en las elecciones pasadas no pudieron adquirir créditos en la banca privada y que, en muchos casos, no eran reembolsables por el Servel.

Por otro lado, se señala que las multas que se aplican son desproporcionadas. "Hay candidatos a concejales donde el aporte fiscal es un millón de pesos y las multas llegan a $ 6 millones. Eso no tiene ningún sentido", dice la timonel UDI.

Otro tema que concita críticas, no solo de la UDI sino de varios sectores, tiene relación con los márgenes de gastos que considera el aporte fiscal que se destina al fomento de las mujeres en política. Se advierte que estos son rígidos y poco efectivos.

Rol del Servel

Candidatos y dirigentes políticos también subrayan el rol del Servel en la nueva legislación aprobada en el Parlamento. De hecho, tras ser fiscalizados, algunos partidos han hecho frente a observaciones y sanciones.

Un comentado ejemplo fue el proceso sancionatorio en contra del Partido Comunista producto de la venta de algunos de sus inmuebles. Si bien el Servel amonestó al partido, el Tricel terminó exculpándolo.

Del mismo modo, en este último proceso de revisión de balances, el PS rechazó entregar informes de respaldos para contratos de honorarios que el Servel les requirió, argumentando que no era una exigencia de la ley.

Los cambios impulsados por la UDI y apoyados por el PS coinciden con el proceso de observaciones que inició el Servel respecto de balances de 2017 y que todavía no culmina. En este proceso el Servel ha pedido a Revolución Democrática y al PRO restituir fondos públicos que se habrían destinado a la adquisición de bebidas alcohólicas y enseres.

Para la dirigenta UDI, sin embargo, estos límites no están en discusión: "Si no se pueden rendir bebidas alcohólicas, no se puede no más". Y explica: "Tiene que resguardarse la transparencia y la fiscalización, pero tiene que facilitarse que esto no sea engorroso".

Comenta