“Autocrítica”, “volteretas” y “falta de experiencia” : el balance del oficialismo y la oposición sobre los 100 días del gobierno de Boric

Desde la derecha y los partidos que sustentan al Ejecutivo realizaron sus propios análisis respecto del despliegue de la nueva administración que, durante el primer tiempo, ha debido enfrentar -entre otras cosas- la crisis de seguridad, la situación en la Macrozona Sur y la relación entre Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático.




Cumplimos 100 días de gobierno, trabajando por y con la gente. Queda mucho. ¡Seguimos!”.

Con esas palabras, el Presidente Gabriel Boric se refería -la noche del sábado- a los 100 días que han transcurrido desde que asumió, junto a su gabinete ministerial, el mando del país el pasado 11 de marzo.

Un periodo acontecido -entre otras cosas- por la crisis de seguridad y de migración, la situación en la Macrozona Sur, el proceso constituyente, el escenario económico y la relación entre las dos coaliciones que conviven en La Moneda: Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático.

Ante ese escenario, desde el oficialismo y la oposición realizan sus propios balances sobre el despliegue de la nueva administración en este primer tiempo.

Para el senador de Revolución Democrática Juan Ignacio Latorre, durante este periodo “se ha avanzado en agendas sustantivas”, como la adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú -que fue aprobada por el Congreso- y la reciente decisión del cierre de la fundición Ventanas. “Van en la línea de un gobierno ecologista”, precisó, y destacó el plan Chile Apoya en materia económica y el plan Buen Vivir.

Sin embargo, también realizó una “autocrítica” a la relación y coordinación entre ambas coaliciones de gobierno, las que no han estado exentas de problemas de convivencia desde el periodo de instalación.

Creo que a veces hemos estado muy en la lógica de la diferenciación, muy en la pelea pequeña, con descalificaciones mutuas, con mucho recado por la prensa. Y los desafíos del momento histórico que estamos viviendo exigen una mayor coordinación y unidad de propósito. Enfrentar unidos el proceso constituyente y seguir sosteniendo para el éxito del programa del Presidente Gabriel Boric”, expresó el legislador.

Para la diputada Emilia Schneider, de la bancada del Frente Amplio, los primeros 100 días “han sido un periodo difícil, de errores, de autocrítica, pero también de mucho aprendizaje”.

“Creo que hemos mostrado una forma de gobernar, de dar gobernabilidad dialogante con la ciudadanía, con las organizaciones sociales que, por cierto, hay que seguir profundizando. Y así como se mostró en la cuenta pública, hemos mostrado un gobierno capaz de hacerse cargo de las urgencias de las personas”, indicó.

El diputado socialista Jaime Naranjo, por su parte, aseguró que la administración del frenteamplista ha tenido que “enfrentar problemas de arrastre”, como la crisis migratoria, la Macrozona Sur, el crimen organizado y la inflación. Pero, a su juicio, “lo han estado abordando y creo que van a salir adelante”.

Eso sí, remarcó que “indudablemente están pagando los costos de ser un gobierno nuevo, con gente que no tenía mucha experiencia en la administración del Estado”.

En tanto, el secretario general del PPD, José Toro Kemp, precisó que el punto más fuerte en este tiempo “ha sido, sin duda, la cuenta pública”.

“Hubo un periodo de instalación que fue un poco extenso, donde los equipos que llegaban al gobierno tuvieron que ajustarse y afiatarse, pero hacía falta un relato, una hoja de ruta que no lo vimos al inicio”, señaló, y agregó que “desde el 1 de junio comenzó una ruta mucho más clara que ordenó el trabajo y compromiso que se viene por delante”.

Asimismo, comentó que “no hay dobles lecturas” y que “la seguridad y la situación en la Macrozona Sur son temas que han entorpecido el despliegue adecuado del gobierno y lo saca de su foco principal”.

En ese sentido, apuntó al “frustrado” viaje de la ministra del Interior, Izkia Siches, a Temucuicui, y a los “altos índices de delincuencia”, los cuales “fueron escenarios no sopesados adecuadamente, a mi juicio, antes de la instalación”. “Y, además, la poca cohesión de Apruebo Dignidad de aprobar la agenda de seguridad del gobierno”, remarcó. Eso sí, destacó la figura del Presidente Boric, “quien en sus hombros y capital político ha descansado mayormente la gestión en estos primeros meses”.

Los dardos de la oposición

Desde la oposición, los dardos apuntan -entre otras cosas- a las “volteretas” del gobierno y a la agenda legislativa.

El diputado y jefe de bancada UDI, Jorge Alessandri, precisó -en diálogo con CNN Chile- que si bien “siempre la instalación es difícil”, el periodo presidencial es de cuatro años y el “proceso legislativo es lento, por lo tanto, no hay tiempo para improvisar ni equivocarse”.

Además, recalcó que “todas las medidas que se criticaban con mucha fuerza en el gobierno de Sebastián Piñera finalmente se instauran y se usan ahora, y ahí está el ejemplo del copamiento en Meiggs (...), el estado de excepción, el Pase de Movilidad”.

“¿No se les ocurre nada mejor que lo que hacía Sebastián Piñera?”, cuestionó el parlamentario gremialista, y señaló que “esas ideas que decían que mataban, que eran ideas asesinas, finalmente terminan siendo igual”.

Su par de Renovación Nacional, Frank Sauerbaum, planteó una idea similar. A juicio del diputado, los primeros 100 días “le han servido al gobierno para darse un baño de realidad y tener que ir renunciando a una serie de propuestas y actitudes que se tuvieron durante muchos años”.

“Han cambiado su forma de pensar respecto de las ayudas sociales que exigían, respecto de la relación con Carabineros, respecto del orden público, y esas incongruencias obviamente son castigadas por los chilenos, por eso el nivel de aprobación del gobierno va bajando”, complementó, y precisó que al Congreso “solo han llegado proyectos muy menores, misceláneos, casi para poder solucionar problemas puntuales”.

A juicio del senador y presidente del Partido Republicano, Rojo Edwards, en tanto, “pareciera que han decidido simplemente no gobernar hasta el plebiscito del 4 de septiembre, y han atado el resultado del gobierno al resultado del plebiscito”.

Además, apuntó a las “volteretas” debido a “la inacción” de la actual administración en este periodo, como “el estado de excepción, (...) el trato vejatorio a Carabineros y, en el caso de salud, la realidad los forzó a echar pie atrás en políticas respecto al Pase de Movilidad”, y precisó que “muchas de estas volteretas han sido choques del gobierno con la realidad”.

“Claramente este es un gobierno que tenía calle, pero calle desde la Plaza Italia hasta la Plaza Ñuñoa”, remarcó el parlamentario. Y si bien reconoció que muchas de las materias ya venían con dificultades, por ejemplo la seguridad, expresó que “el problema es que se han empeorado”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.