Expertos coinciden en relevancia de fortalecer el sistema de Licencias Médicas ante alza exponencial de últimos años

En conversatorio presentado por La Tercera y Cajas de Chile, expertos en salud comentaron el estudio “Radiografía al sistema de licencias médicas”, y realizaron propuestas para enfrentar el fuerte incremento observado en los últimos años.




Chile enfrenta un alza del número de licencias médicas, y con ello, el gasto que implica. En 2021, el número de licencias alcanzó más de 8 millones, que comparado con 2017, solo fue de 5.300.000, implicando un aumento de un 82% del crecimiento del gasto del subsidio en capacidad laboral.

El instrumento de la seguridad social, que permite a los trabajadores ausentarse del trabajo por un período de tiempo para recuperar su salud, se ha visto afectadas por enfermedades mentales y casos de covid-19 en el último período. La salud mental es una epidemia que influye negativamente en la sociedad, y se refleja en la calidad de vida de los trabajadores.

Del total de licencias entregadas en 2021, un 30% de estas fueron ligadas a enfermedades psiquiátricas, lo cual muestra un desafío para las fuerzas laborales, conocer las causas que provocan estos fenómenos y cómo enfrentar el delicado contexto con los trabajadores.

Por ello se vuelve relevante debatir sobre la temática, concepto central del conversatorio presentado por La Tercera y Cajas de Chile titulado “Licencias médicas: Diagnóstico y soluciones para fortalecer la salud pública”. Tomás Campero, presidente de Cajas de Chile, dio inicio a este diálogo detallando que “llevamos décadas trabajando junto al Estado en el procesamiento y pago de las licencias. Es una realidad cercana que nos toca ver, y nos preocupan los fenómenos y alzas que han habido en términos de gastos, números de uso, y lo que hay detrás, que es la salud de los chilenos”.

El seminario contó con la intervención con la Superintendenta de Seguridad Social, Pamela Gana, quien dio inicio al espacio reforzando que la licencia médica “es un instrumento de la seguridad social que debemos valorar, resguardar y proteger de su mal uso, pues esto desprestigia y pone en riesgo al sistema en su conjunto si no se cuida”.

“Como país somos capaces de entregar una adecuada seguridad social a quien lo necesita con este instrumento, y esto es extremadamente relevante”, agregó la autoridad, tomando en cuenta el Informe Anual que entrega la Superintendencia de Seguridad Social sobre licencias médicas, donde es posible observar que existen 150 profesionales entre 2.500 a 5000 licencias médicas al año, es decir un 0,5% al año que emiten este abultado resultado, que representa el 11% del total de días de licencias médicas. Dicho número se traduce en el 10% del gasto de subsidio en capacidad laboral.

Un caso excepcional que debe ser fiscalizado y denunciado, frente a una realidad que indica que las contralorías aprueban un 90% de las licencias médicas en primera instancia, aumentando al 94% al finalizar las etapas de reposición y reclamos en el Suseso. En promedio, del total de profesionales de la salud que emiten licencias médicas, en promedio emiten 180 licencias al año, cerca de 15 mensuales por cada especialista, y el 50% de los profesionales que emiten solo 54 licencias o menos al año.

El webinar contó además con el senador y miembro de la comisión de salud, Javier Macaya, y un panel de discusión con dos ex ministros de Salud, la doctora María Soledad Barría y el actual senador Jaime Mañalich.

Además, del doctor en salud pública de la Universidad de Harvard, Pablo Villalobos, relató parte de los resultados de un estudio sobre una radiografía del sistema de licencias en Chile. y prácticas internacionales para resolver los desafíos, el cual es explicado en la conversación y puedes acompañar revisando el documento apretando el siguiente enlace.

Revisa esto y más en el conversatorio disponible en esta nota.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".