Aguinaldos de Navidad también afectados por deterioro económico: sólo 1 de cada 10 trabajadores espera recibirlo este año

De acuerdo a un estudio de Edenred, esta cifra de quienes piensan que percibirán el beneficio bajó con respecto al periodo previo a Fiestas Patrias, cuando eran 3 de cada 10 trabajadores quienes estimaban que se les daría aguinaldo. Asimismo, un 43% cree que no recibirá la bonificación, mientras que un 44% declara no saber.


La realidad económica del país es compleja. La actividad comenzó ya hace un buen rato a desacelerarse. En el tercer trimestre del año crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) fue de apenas 0,3% y se espera que el cuarto trimestre la economía medida en 12 meses se comience a contraer -lo que ya hizo en julio- septiembre versus el trimestre previo en términos desestacionalizados- , escenario que se mantendrá durante 2023. A ello se suma que si bien los registros inflacionarios muestran que las presiones han empezado a disminuir, de todos en 2022 el IPC anual terminara en dos dígitos. De hecho, a octubre ya acumula 11,4%.

En medio de ello, uno de los beneficios laborales típicos que reciben los trabajadores habitualmente para fin de año y que en esta coyuntura cobra aún más relevancia, es la entrega del aguinaldo de Navidad.

Sin embargo, en esta ocasión, de acuerdo a un estudio realizado por Edenred, la expectativa entre los empleados es bastante baja al respecto. Así, sólo 1 de cada 10 trabajadores espera recibir aguinaldo en estas fiestas (13%). Esta cifra de quienes piensan que percibirán el beneficio bajó con respecto al periodo previo a Fiestas Patrias, cuando eran 3 de cada 10 trabajadores quienes pensaban que se les daría aguinaldo.

Asimismo, un 43% estima que no recibirá la bonificación, mientras que un 44% declara no saber.

En cuanto a los montos, y ante la pregunta “¿Cuál es el valor que podrías recibir?”, un 14% señala que recibiría entre $10.000 y $30.000; un 21%, entre $30.000 y $50.000; un 22%, entre $50.000 y $100.000; un 7%, entre $100.000 y $150.000; y un 2%, entre $150.000 y $300.000.

El estudio que se hizo para Fiestas Patrias -en este ítem- indicaba que un 14% de los encuestados creía que la cifra oscilaría entre los $10.000 y $30.000, mientras que un 20% aseguraba que la bonificación iría entre $30.000 y $50.000. Un 15%, en tanto, aseguraba que el monto ascendería a entre $50.000 y $100.000, y un 11% que sería de entre $100.000 y $150.000. Un 2% pensaba que recibiría de $150.000 a $300.000.

Cristián Briceño, gerente de marketing de Edenred, explica que “es posible apreciar con cierta claridad una disminución en las expectativas de los trabajadores en cuanto al beneficio de aguinaldo y sus montos. Hemos tenido un año complicado en términos económicos, lo que sin duda afecta en este tipo de percepciones”.

El informe arroja también que un 66% de los trabajadores, en caso de recibir este apoyo económico, lo utilizaría para comprar comida y bebestibles, o para gastos ligados a las celebraciones. El análisis -cuya encuesta, en este caso, permitía marcar más de una preferencia- indica que un 36% lo usaría para el pago de cuentas o ahorro, un 27% para uso personal, un 18% para regalos para terceros, un 17% para accesorios para el hogar y un 7% para entretenimiento.

Briceño espera que las empresas que están en condiciones de otorgar el beneficio de aguinaldo hagan el esfuerzo de entregarlo. “Se trata de una bonificación valorada, que refuerza los vínculos entre la empresa y los colaboradores, y que en el actual contexto de alta inflación resulta especialmente útil”, manifiesta.

La encuesta, aplicada a más de 7.800 personas, revela además las preferencias de los trabajadores en cuanto a la modalidad en que podrían recibir la bonificación. De esta forma, un 71% se inclina por un bono, efectivo o transferencia bancaria; un 44% por gift cards; un 38% por tarjetas de alimentación; un 19% por cajas de mercadería, y un 8% por regalos.

Asimismo, otra encuesta realizada por Trabajando.com reveló que 68% de las personas prefiere un día libre en caso que la empresa no pueda entregar aguinaldo, un 10% una celebración en la empresa y un 23% un aguinaldo por un menor monto.

Asimismo, en dicho sondeo, el 80% de los trabajadores prefiere dinero en efectivo y un 8% gift card.

María Jesús García-Huidobro, gerente de Desarrollo de Negocios de Trabajando.com subraya que dado el escenario económico que se vive en el país, resulta relevante recordar que “el aguinaldo parte inicialmente como un beneficio que la empresa entrega a los colaboradores, y luego de dos años de entregarlo, se transforma en un derecho adquirido, que debe ser negociado por las partes en caso de existir cambio. Por eso, si una empresa pasa por dificultades que le impiden otorgar este beneficio, debe conversar con sus colaboradores para acordar un reemplazo”, señala.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.