Casinos se unen: Enjoy reingresa a la asociación y presidente de Marina asume liderazgo del gremio

Hace cuatro años, Enjoy dejó la Asociación Chilena de Casinos de Juegos. Hoy vuelve y la entidad rearma su dirigencia. Todo para abordar un problema común: la necesidad de poner en pausa la próxima licitación de casinos. Aseguran que la pandemia y la difícil situación financiera del sector la hacen inviable.




A comienzos de 2017, Enjoy decidió dar un paso al lado de la Asociación Chilena de Casinos de Juegos (ACCJ). En ese momento argumentó diferencias de criterio y acusó al gremio de hacer gestiones para que se nombrara a un superintendente de Casinos específico. A partir de entonces, la relación entre los actores de la industria sólo se tensionó. Conocidas fueron las diferencias entre Enjoy y Dreams por las plazas de Pucón y de Puerto Varas, o los cuestionamientos de Marina del Sol a sus competidores.

Hoy, sin embargo, todo eso parece haber quedado atrás. La necesidad de articular un frente común ante la preocupación que existe por el proceso de licitación que impulsa la Superintendencia de Casinos de Juegos (SCJ), junto a la extrema situación en la cual se encuentra el sector por la pandemia y la urgencia de proteger empleos y la inversión de la industria, llevaron a una reagrupación de los actores: Enjoy decidió retornar al gremio. Y no sólo eso, además se renovó la directiva. En la mesa quedó justamente el presidente de dicha cadena, Henry Comber, además del gerente general de Dreams, Jaime Wilhelm, y el presidente de Marina, Nicolás Imschenetzky. Este último, a su vez, asumió la presidencia de la asociación en reemplazo de Ricardo Abdala.

“Nos dimos cuenta que perdimos mucho tiempo en discusiones de menor importancia y que los puntos de encuentro dentro de la industria eran mucho más importantes. Hoy vemos que no están dadas las condiciones para seguir adelante con la licitación de estos doce importantes permisos de operación y la continuidad laboral de nuestros equipos. Por eso, todos los operadores de casinos estamos pidiendo a las autoridades que esta licitación se aplace por un lapso razonable, dada la compleja situación”, señala Imschenetzky.

El proceso de licitación en cuestión incluye doce plazas. De ellas, cuatro son de Dreams (Sun Monticello, Temuco, Valdivia y Punta Arenas), tres de Marina (Talcahuano, Osorno y Calama), dos de Enjoy (Antofagasta y Los Ángeles), además de Antay Casino & Hotel de Copiapó, de los españoles de Luckia, el Casino de Colchagua, del grupo Cardoen, y el Gran Casino de Talca, de la empresa peruana Corporación Meier.

Desde la asociación aseguran que, justamente, la reincorporación se produce luego de una reflexión por parte de todos los actores de la industria, donde se constató que existe una mirada común frente a la principal problemática que está afectando al sector: el proceso de licitación y la compleja entrada en operación de los casinos municipales con su nueva normativa.

Los casinos coinciden en que el modelo de licitación no se ajusta a su interpretación del marco legal. Argumentan que no es el momento para llevar a cabo un proceso de este tipo, considerando lo golpeado que está el sector por la pandemia y por el hecho de que el Covid-19 también inhibe un resultado exitoso, ante la imposibilidad de viajar a analizar posibles plazas, y la opción de que extranjeros vengan a visitar lugares atractivos para postular.

Se activan las reuniones

El 5 de agosto pasado, Nicolás Imschenetzky, Henry Comber y el abogado y exministro Teodoro Ribera, se reunieron -vía Teams- por una hora con la superintendenta de Casinos, Vivien Villagrán. Según consigna la plataforma del Lobby, precisamente le manifestaron a la autoridad su preocupación respecto del proceso de otorgamiento o renovación de permisos y le indicaron que realizarán una presentación ante la SCJ para dejar sin efecto la resolución que declaró abierto tal proceso de otorgamiento.

Pero aún más. Semanas después, el 19 de agosto, se juntaron con el subsecretario de Hacienda, Alejandro Weber. A la instancia llegó la directiva en pleno: Nicolás Imschenetzky, Henry Comber y Jaime Wilhelm. Y el planteamiento fue el mismo: no se puede avanzar en el proceso de licitación.

“En las últimas semanas, sostuvimos una reunión con la Superintendencia de Casinos y luego con el subsecretario de Hacienda, donde explicamos nuestra postura al respecto, comentamos que la preparación de las ofertas ha sido compleja por las diversas restricciones que existen producto de la pandemia y advertimos que la situación económica del país hace muy difícil presentar ofertas realistas para los próximos 15 años”, sostiene el presidente del gremio. Agrega que “lo que no debe pasar con este proceso es la destrucción de empleos, ni la destrucción de valor para el país y los inversionistas de la industria”.

En el intertanto, los plazos avanzan. De no ser suspendida, el próximo 18 de octubre los operadores interesados deben presentar las ofertas para la licitación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.