Chile es el octavo país de la OCDE que recibió más inmigrantes como porcentaje de su población en 2020

Así lo asevera una informe recién publicado por el organismo. Aunque el país multiplicó casi por cuatro el número de extranjeros en el territorio nacional, la proporción sobre el total de la población está aún muy por debajo del promedio del bloque (7,8% vs 14,1%). El informe también destaca el país gracias a la cuarta tasa de empleo más alta para este grupo.




En 2020, con las limitaciones a la movilidad que generó el peak de la pandemia, los flujos migratorios se resintieron en todos los países de la OCDE, lo que no excluye a Chile. Sin embargo, cuando ese flujo se analiza comparándolo con el total de población de las naciones que están recibiendo a inmigrantes, nuestro país se asoma en la parte alta del listado.

Específicamente, la cifra llega a 0,8% en Chile, lo que lo deja en la octava posición junto a Dinamarca, Suecia, Bélgica, Lituania y Estonia, de acuerdo al informe “Perspectivas de la migración internacional”, recién publicado por el mencionado organismo multilateral.

La comunidad haitiana es una de las que más ha crecido en el país en la última década.

Con ese porcentaje supera, por ejemplo, a Nueva Zelandia (0,7%), Australia (0,6%), Alemania (0,5%), Reino Unido (0,5%), Estados Unidos (0,2%) y los latinoamericanos de México y Colombia que quedan en 0. Por el contrario se imponen, Luxemburgo (3,1%), Islandia (2,2%), Suiza (1,4%), Eslovenia (1,2%), Irlanda (1%), Grecia y Portugal (cada uno con 0,9%).

No obstante, más allá del flujo de 2020, cuando se pone atención al total de nacidos en el extranjero como porcentaje de la población total, nuestro país con un 7,8% todavía está muy lejos del promedio OCDE de 14,1%. Esto, pese a se avanzó desde el 2,1% que se observaba una década atrás, es decir, multiplicó casi por 4 el número de foráneos.

Sobre esto último, el informe señala que “los países con proporciones históricamente pequeñas de nacidos en el extranjero también experimentaron un crecimiento en su población nacida en el extranjero. De hecho, en relación con la población inicial nacida en el extranjero, el crecimiento tiende a ser mucho mayor en estos países. Por ejemplo, Chile”.

Por otra parte, cuando se observan los números absolutos de la inmigración que tuvo lugar el año pasado, Chile vuelve a posicionarse en el octavo lugar con el ingreso de 154.600 personas, quedando cerca de los 163.400 de Australia y los 184.600 de Canadá, aunque bastante más lejos de los 576.000 que ingresaron a Estados Unidos y los 458.600, a Alemania, países que lideran el listado.

Cuando esas cifras se comparan con la inmigración de 2019, ahí nuestro país cae a lo más bajo de un listado dominado por variaciones negativas, salvo por México (40%) y Lituania (13%). En Chile, se registró una disminución de 39%, solamente superada por las de Israel (-41%), Estados Unidos (-44%), Canadá (-46%) y Colombia (-56%).

Mercado laboral para inmigrantes

08 Mayo 2018 Trabajadores inmigrantes en la fabrica de Taca Taca Fratello Deportes. Foto: Andres Perez JUEGO - PASATIEMPO - DISEÑO - CONSTRUCCION - FABRICA - OBRERO - TRABAJANDO

El reporte de 439 páginas entregan variados detalles sobre la inmigración de los países del grupo, entre ellos el mercado laboral al que acceden, donde Chile sobresale con una tasa de empleo de inmigrantes de 76,9% (ocupadas como porcentaje de las personas en edad de trabajar), la sexta más alta del grupo con la que supera fácilmente al promedio OCDE de 67,3%.

Superan al país, en orden, República Checa (79,3%), Israel (78,3%), Nueva Zelandia (78,1%), Polonia (77,4%) y Suiza (77%). En tanto, empujan el promedio hacia abajo México y Turquía, con una tasa de empleo entre su población inmigrante de menos del 50%.

Al respecto, el informe destaca que “algunos países lanzaron esfuerzos de regularización para permitir el acceso de los migrantes al mercado laboral. En el caso de Colombia y Chile, en 2021 se están realizando regularizaciones a gran escala para atender la demanda creada por las circunstancias en Venezuela”.

Respecto a la tasa de desempleo, Chile con 7,5% está mas cerca del promedio del bloque que figura en 10%. La más baja la ostenta República Checa con 3% y la más alta, Grecia con 27,7%.

Otra caracterización de la que da cuenta el informe apunta a las localidades a las que llegan los inmigrantes al interior de los países de destino. Al respecto, la OCDE señala que “en América Latina, los inmigrantes suelen concentrarse en las ciudades fronterizas. En Chile, mientras que la proporción de nacidos en el extranjero en la población a nivel nacional fue del 4,5% en 2017, alcanzó el 8,3% en la provincia de Santiago, la capital. Fue aún mayor en las capitales de las tres regiones norteñas de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, que tienen fronteras con Perú y Bolivia”, indican.

De acuerdo a la última Casen, los venezolanos en Chile son casi medio millón de personas y el 41% de todos los inmigrantes.

Recalcan, de todas maneras, que “estos datos (de zonas del país) no dan cuenta de los refugiados venezolanos que han llegado a Chile en los últimos años. En 2019, el número de ciudadanos venezolanos que viven en Chile aumentó en más de 160.000, y más de la mitad de los venezolanos recién llegados vivían en el área metropolitana de Santiago, lo que afectó significativamente la distribución general de inmigrantes en el país”.

Respecto a la adquisición de ciudadanía, la OCDE informa que “Chile y Grecia registraron las mayores caídas relativas en 2019 (un 80% y un 41%, respectivamente)”. Con los datos más recientes relativos al año antes pasado, también detallan que “el mayor aumento absoluto en la adquisición de la ciudadanía se registró en los Estados Unidos (+81600 a 843000). Entre estos estadounidenses recién naturalizados, el 14% procedía de México, seguido de India, Filipinas y China”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.