China se abre a discusión sobre empresas estatales en su intento por ingresar al TPP-11

Chinese President Xi Jinping is seen on a giant screen at a media centre as he delivers a speech via video at the opening ceremony of the China International Import Expo (CIIE) in Shanghai, China November 4, 2021. REUTERS/Andrew Galbraith

El país asiático acelera sus esfuerzos en materia comercial, a medida que se acerca el fin del acuerdo de "fase 1" con Estados Unidos en diciembre.


El presidente de China, Xi Jinping, señaló en una videoconferencia del jueves que China está abierta a negociaciones sobre subsidios industriales y empresas estatales y a favor de una mayor apertura de sus mercados para poder abrir paso a su ingreso al TPP-11, luego de haber formalizado en septiembre sus intenciones de incorporarse al pacto del que Chile es parte, pero que aún no ha ratificado en el Congreso.

“China participará de manera proactiva y abierta en las negociaciones sobre la economía digital, el comercio y el medio ambiente, los subsidios industriales y las empresas estatales, y defenderá el multilateralismo y el sistema internacional basado en normas, defenderá la estabilidad de la cadena de suministro e industrial global”, comentó el mandatario en la Exposición Internacional de Importaciones de China.

Con funcionarios de gobierno y empresarios como audiencia, Xi agregó que el país “participará profundamente en la cooperación internacional sobre el desarrollo verde y bajo en carbono y la economía digital, y trabajará activamente para unirse al Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico”.

Relaciones con EE. UU.

Aunque es más partidario del libre comercio que Donald Trump, el actual presidente de Estados Unidos no ha mostrado mayor interés por el TPP-11.

En ese marco, Xi también fue enfático en recalcar la posición de China en la materia, indicando que su país “mantiene la posición del régimen comercial multilateral como el canal principal para el establecimiento de reglas internacionales y salvaguardar la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales”. Así, subrayó el compromiso de “promover firmemente una apertura de alto nivel”.

La actitud “proactiva” del gigante asiático en la arena comercial internacional se da en un momento clave de sus relaciones con Estados Unidos. En diciembre se vence la “fase 1″ del acuerdo que firmaron las dos mayores potencias económicas globales, para poner en pausa la guerra comercial que escaló la administración de Donald Trump y que dejó como herencia el intercambio de aranceles todavía vigentes.

De acuerdo a lo consignado por Nikkei Asia, funcionarios de ambos países se reunieron en las últimas semanas, pero ha habido pocas señales de que bajo el gobierno de Joe Biden en Estados Unidos se logren distender las relaciones bilaterales. Aunque tampoco habría espacio para una escalada de las tensiones, considerando que la representante comercial estadounidense, Katherine Tai, prometió recientemente lograr una “relación sobria” con los chinos.

Al respecto, Eurasia Group indicó en una nota a sus clientes que es “poco probable que las dos partes logren un progreso tangible en cuestiones comerciales clave, en particular si es poco probable que Estados Unidos muestre apoyo para reducir los aranceles y mucho menos relajar las restricciones tecnológicas de una manera que impulse a Beijing hacia un compromiso serio antes de las próximas elecciones de mitad de período”, en noviembre de 2022.

Por otra parte, aunque la perspectiva en materia comercial de Biden dista mucho de la que tenía su antecesor, Washington no ha mostrado el mismo interés por el TPP que Beijing, pese a que en los orígenes del mega pacto, con Barack Obama en la Casa Blanca, Estados Unidos ayudó a impulsarlo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.