CLC renueva directorio: Gil retiene el control de la mesa, Segundo Gómez elige a dos directores y los médicos a uno

Alejandro Gil Gómez

El grupo controlador aseguró cinco posiciones, más un independiente al que apoyan. Alejandro Gil se reeligió e incorporó a su grupo al abogado Emilio de Ioannes, asesor de Auguri. El segundo accionista de CLC, Segundo Gómez, reelegió a su actual director Christian Traeger, y sumó al jurista Juan Enrique Coeymans. Los doctores, en tanto, pusieron en la mesa de nueve integrantes a Marco Arancibia, quien obtuvo un 12,8% de los sufragios, la más alta votación de la elección.




Finalmente ayer en la mañana se modificó el directorio de Clínica Las Condes. Hace algunas semanas el grupo controlador, una sociedad de Cecilia Karlezi, había solicitado la revocación de la mesa, forzando una nueva elección.

Pasadas las 11.30 horas se conoció la nueva composición de la mesa de nueve integrantes.

El grupo controlador retuvo la mayoría de los integrantes de la mesa, partiendo por Alejandro Gil, presidente de CLC desde fines de 2019. El grupo controlador eligió además a Paola Bruzzone, Renata Harasic, Emilio de Ioannes y Carlos Lizana. De ellos, De Ioannes debutará en la mesa. Es abogado de Auguri, una de las sociedades de Cecilia Karlezi. Además, el grupo controlador apoyaba al candidato independiente Juan Gamper.

Los minoritarios eligieron a tres representantes. El accionista, Segundo Gómez, eligió a través de Inversiones Castilla a dos directores: el ingeniero y actual director Christian Traeger y al abogado Juan Enrique Coeymans.

Los doctores, en tanto, eligieron a un representante: Marco Arancibia, quien sacó la más alta votación en la elección de hoy, con el 12,8% de los votos representados en la junta extraordinaria de accionistas. La segunda posición la obtuvo el debutante Coeymans, con 10,8% de los votos.

Otro candidato por los minoritarios, el médico cirujano Herbert Spencer, un antiguo accionista de CLC, no resultó electo, como tampoco Francisco Alamos, quien no tuvo sufragios. Los médicos accionistas habían elegido en abril al abogado Juan Enrique Allard, quien tuvo fuertes discrepancias con Alejandro Gil y decidió no respostular.

El directorio se reunió tras le elección y reeligió a Gil como presidente y a Paola Bruzonne como vicepresidente. Pero no pudo elegir al comité de directores de tres miembros que integran los directores independientes. Gil pretendía instalar ahí a Gamper, cercano a él, a lo que se opusieron los otros independientes, dicen personas que conocen la interna de CLC. Los minoritarios quieren que ese comité, que analiza entre otras cosas las transacciones entre partes relacionadas, sea integrado por Traeger, Coeymans y Arancibia, algo que Gil querría impedir. Trascendió que el controlador pretendía elevar una consulta a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) sobre esta controversia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.