Hotel Crowne Plaza reabre y dueños llevan a arbitraje a aseguradora por daños del 18 de octubre

Crowne Plaza. El histórico hotel que debió cerrar sus puertas en noviembre, a raíz de las manifestaciones, recuperó el tradicional color amarillo de su entrada.

Desde el 6 de abril funciona, por ahora, como residencia para las personas que deben hacer cuarentena de cinco días.




Uno de los emblemas de los daños de las protestas del 18 de octubre en Chile fue el Hotel Crowne Plaza, ubicado en la denominada “zona cero” del estallido social. Cerró sus puertas por los severos daños ocasionados por los disturbios y, debido a la pandemia, tampoco pudo reabrir durante 2020. Tras varios intentos este mes volvió a operar, mientras en paralelo los dueños buscan una compensación por parte de la aseguradora.

Desde el 1 de noviembre de 2019 las operaciones han estado detenidas y, por lo tanto, no han percibido ingresos desde entonces, y tras una serie de acciones –que incluyen algunas legales- la compañía decidió pasar a la ofensiva y buscar, vía arbitraje, que la compañía de seguros pague todos los daños, incluyendo el de lucro cesante y un segundo siniestro perpetrado el 18 de octubre de 2020.

Así se encontraba la fachada del Crowne Plaza en febrero de 2020.

Así lo da cuenta el fondo Inversiones Hoteleras Holding, administrado por LarrainVial, que es el dueño del hotel a través de su filial Hotelera Alameda. Especifican que esta sociedad cuenta con una póliza de seguros que cubre tanto los daños sufridos por la infraestructura física y bienes muebles, así como también el perjuicio por paralización por un período de 24 meses.

“En relación al siniestro ocurrido en octubre de 2019, Hotelera Alameda SpA, solicitó a la Compañía de Seguros el pago de la indemnización por daños a la infraestructura física y bienes muebles por UF 62.279 (algo más de $1.832 millones) y un perjuicio por paralización por el período comprendido entre el 1 de noviembre de 2019 y el 30 de junio de 2020 por UF 131.290 ($3.864 millones)”, explica el fondo en sus estados financieros.

Este reclamo fue resuelto por el liquidador el 4 de septiembre de 2020, quien recomendó una indemnización por UF 26.120 por daños a la infraestructura física y bienes muebles, y de UF 5.999 por concepto de perjuicio por paralización. “Revisado el Informe de Liquidación mencionado y atendiendo algunas observaciones incluidas en el mismo, Hotelera Alameda determinó que la suma no indemnizada de los daños y pérdidas sufridas por el inmueble producto del siniestro asciende a UF 30.983,35, en tanto, que la suma no indemnizada por concepto de perjuicio por paralización asciende a UF 90.681,69”, detallan.

Es por esta razón que el 13 de enero de este año, Hotelera Alameda presentó una demanda arbitral contra Southbridge Compañía de Seguros Generales en la que pide “el cumplimiento forzado de contrato de seguro”, con el propósito de obtener una indemnización por el total de los daños físicos sufridos en el inmueble y el consecuente perjuicio por paralización de las actividades operacionales.

“Los asesores legales de la Sociedad, estiman que existen los elementos de juicio necesarios, para tener éxito en la demanda presentada”, acota el fondo.

Al ser consultado por Pulso, el gerente general de IHH, Aníbal Sarisjulis, dijo que “el proceso está avanzando de acuerdo a los tiempos habituales”.

Un nuevo siniestro

Pero debido a que el hotel sufrió otro ataque el 18 de octubre de 2020, la compañía inició una otra solicitud a la firma de seguros.

“Ocurrió un nuevo siniestro en el hotel, en el que se produjo el robo de especies, daños a la infraestructura del sector del lobby y daños al mobiliario ubicados en el segundo piso y en el lobby del hotel. Estos acontecimientos, motivaron una nueva solicitud de indemnización a la Compañía de Seguros por UF 26.251, la cual fue asignada al liquidador Graham Miller. A la fecha, se espera el informe del liquidador asignado”, especifica el fondo.

De esta manera, el fondo -que también administra los hoteles Ritz-Carlton (que ahora está en venta), Intercontinental, Sheraton y San Cristóbal Tower- busca compensar el impacto financiero que le ha significado el estallido social.

El camino de arreglos y reapertura

Ante la severidad de los perjuicios de los diversos ataques, la sociedad realizó un plan de reparación compuesto en tres fases. La primera, consideró todas las medidas de limpieza y mitigación necesarias para asegurar el edificio. La segunda fueron los trabajos necesarios para habilitar el hotel al público en general. Y la tercera las reparaciones de ciertos sectores que no impiden el funcionamiento del resto, pero que son necesarias para dejar al hotel en las mismas condiciones previa a los eventos descritos.

“Las fases uno y dos se encuentran completamente ejecutadas al día 25 de enero de 2021. El Hotel Crowne Plaza tiene programado retomar las operaciones de alojamiento, abriendo nuevamente sus puertas al público, a partir de la segunda quincena del mes de abril de 2021”, detalla la firma en sus estados financieros.

Al ser consultado, Sarisjulis precisa que, de hecho, el hotel ya abrió el pasado 6 de abril. “Efectivamente las reparaciones interiores están terminadas. Por el momento estamos atendiendo a huéspedes que ingresan a Chile y tienen que hacer una cuarentena preventiva de cinco noches”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.