Diputados de la Comisión de Hacienda aprueban proyecto de Pensión Garantizada Universal y lo despachan a sala

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Los parlamentarios aprobaron de forma unánime todo lo propuesto por el gobierno y declararon inadmisibles las indicaciones que habían presentado los diputados, pero esperan que el Ejecutivo acoja algunas de ellas hacia adelante. Ahora el proyecto deberá ser votado por la sala de la Cámara, lo que podría ocurrir el 3 de enero. Además, se comenzó a ver la iniciativa de exenciones.


De forma unánime este miércoles los diputados de la Comisión de Hacienda aprobaron todas las indicaciones que ingresó el gobierno en la ley corta de pensiones para crear la Pensión Garantizada Universal (PGU) que reemplaza el Pilar Solidario que hoy existe en el país para el 60% de menores ingresos en materia de pensiones, por una PGU de $ 185 mil para el 80% de la población más vulnerable, y donde también se extenderá parte de ese monto para quienes estén entre el 80% y el 90%.

Los diputados votaron en bloque todas las indicaciones ingresadas por el Ejecutivo, por lo que el despacho del proyecto a la sala de la Cámara de Diputados fue bastante rápido. Además, declararon inadmisibles todas las indicaciones que habían ingresado los parlamentarios, pero de todas maneras los diputados manifestaron que esperan que algunas de ellas puedan ser suscritas por el gobierno hacia adelante.

La votación en sala, según dijeron los diputados, debería realizarse apenas termine la semana distrital que se inicia el próximo lunes, es decir, probablemente se votaría el lunes 3 de enero. Luego de ello, el proyecto deberá pasar a ser visto por el Senado.

Por otro lado, aún queda pendiente discutir y votar el proyecto paralelo que ingresó el gobierno que abarca el financiamiento de esta iniciativa mediante la reducción o eliminación de exenciones. El debate de este proyecto se inició también este miércoles en la Comisión de Hacienda.

En la iniciativa que aprobaron este miércoles los diputados sobre la PGU, solo se realizó un cambio a raíz de una indicación que suscribió el Ejecutivo a petición de algunos parlamentarios, acortando la gradualidad para la entrega de los beneficios.

Esto, considerando que el proyecto inicialmente contemplaba que una vez aprobado, hay tres meses para la entrada en vigencia de la ley. Posterior a esos tres meses, durante seis meses todos los pensionados del Pilar Solidario recibirán la PGU. Y recién después de eso, en el mes diez una vez publicada la ley, ingresa todo el resto de los beneficiarios, alcanzando el estado de régimen.

Ahora en cambio, el gobierno propuso que el beneficio se pueda pagar al mes siguiente de publicada la ley, pero inicialmente esos pagos los harán las instituciones que actualmente los realizan, como AFP, aseguradoras y también el IPS. Luego de esos tres meses, será el IPS el que se empezará a hacer cargo de los pagos de forma íntegra, para que así tenga tiempo la entidad estatal para poder recopilar los datos que necesita al respecto.

“Si logramos despachar esta ley en enero, podríamos llegar con los primeros pagos de $185 mil para los adultos mayores desde febrero del próximo año. Esperamos tener el mismo ánimo en la sala de la Cámara y en el Senado para poder despacharla lo antes posible”, dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda.

El detalle

El proyecto de PGU que se aprobó este miércoles establece un beneficio que asciende a $ 185 mil, independientemente de si la persona está pensionada o no. Los requisitos son haber cumplido 65 años de edad, no integrar un grupo familiar perteneciente al 10% más rico de la población y acreditar residencia por un lapso no inferior a 20 años, continuos o discontinuos.

Para aquellas personas que cumplan estos requisitos, pero que tengan una pensión base autofinanciada superior a $ 630 mil pesos y de hasta $ 1 millón, el monto de la PGU disminuirá gradualmente. La progresión de reducción del beneficio estará determinada por la pendiente que resulta de la diferencia entre la pensión superior y la pensión base, respecto de la diferencia entre la pensión superior y la pensión inferior.

Esto significa que se requerirá contar con una pensión base, según el mecanismo de cálculo definido por el proyecto de ley, menor a $ 1 millón, la que será denominada “pensión superior”. Los que recibirán de forma íntegra los $ 185 mil son quienes tienen una pensión base inferior a $ 630 mil y que cumplan los requisitos.

Así, el gobierno ha dicho que los montos aproximados de la PGU serán los siguientes:

1-. Un pensionado con pensión base autofinanciada de entre $ 0 y $ 630 mil, recibirá $ 185 mil.

2-. Un pensionado con pensión base autofinanciada de hasta de $ 700 mil, recibirá cerca de $ 150 mil.

3-. Un pensionado con pensión base autofinanciada de hasta de $ 800 mil, obtendrá unos $ 100 mil.

4-. Un pensionado con pensión base autofinanciada de hasta de $ 900 mil, obtendrá unos $ 50 mil.

Para definir en qué segmento de la población se encuentra cada persona, se medirá según el grupo familiar, lo que contemplará, como base, al cónyuge o conviviente civil; e hijas o hijos menores de 18 años, o entre los 18 y 24 años en caso de que se encuentren realizando cursos regulares de enseñanza básica, media, técnica o superior.

A su vez, será posible incorporar al grupo, en caso de compartir el presupuesto familiar, a madre o padre de los hijos (distintos al cónyuge o conviviente civil), hijos inválidos entre los 18 y 65 años de edad (a menos que sean cubiertos por el Sistema Solidario), o padres mayores de 65 años (a menos que sean cubiertos por el Sistema Solidario). Complementariamente, el posible beneficiario podrá solicitar retirar del grupo familiar a cualquiera de los nombrados en caso de no compartir presupuesto familiar.

Además, se exigirá acreditar residencia en el territorio nacional. Para ello, el postulante deberá contar con residencia en Chile al menos cuatro de los últimos cinco años desde la solicitud a la PGU, junto con 20 años continuos o discontinuos desde que el postulante cumplió los 20 años de edad.

Los beneficiarios de la PGU tendrán también derecho a cuota mortuoria, la cual debe ser solicitada al IPS, por montos de hasta 15 UF, y no serán causantes de asignaciones familiares.

El monto de la PGU se actualizará el 1 de febrero de cada año y comprenderá el 100% de la variación del IPC. El ajuste se realizará anticipadamente en caso de que el IPC supere el 10%.

Exenciones

Como un proyecto paralelo se empezó a debatir este miércoles en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados la propuesta del gobierno para financiar parte de la PBU mediante la reducción o eliminación de algunas exenciones.

Los parlamentarios acordaron continuar con el debate al regreso de la semana distrital, para estar votando el proyecto tan pronto como el martes 4 de enero, para que así pueda pasar a la sala de la Cámara al día siguiente, según el cronograma inicial. Una vez que ello ocurra, deberá ser visto por el Senado.

Entre las exenciones que se discuten, están las mismas que habían sido presentadas en la ley corta de pensiones, esto es, reducción transitoria por dos años y posterior eliminación del Crédito Especial a las Empresas Constructoras en el IVA (CEEC); eliminación de los beneficios tributarios para la tercera vivienda en adelante para quienes hayan adquirido viviendas DFL 2 antes de 2011; afectación de IVA a todos los servicios excepto salud, educación, transporte, y para todos los contribuyentes que emitan boletas de honorarios; impuesto a la herencia para los seguros de vida; y una tasa de impuesto único a las ganancias de capital.

Esta última propuesta fue la única que se modificó respecto a la ley corta, ya que si antes se proponía una tasa de 5%, ahora es de 10%. “Esta es la única diferencia con la ley corta”, dijo Cerda. Este impuesto recauda el 10% de todo el proyecto de ley, y se aplicará para las enajenaciones que se efectúen a contar de seis meses desde el primer día del mes siguiente a la publicación de la ley.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.