El mejor trimestre de la historia de SQM: utilidades récord, el litio aporta el 75% del negocio, el Estado recibe más de US$ 700 millones y el ADR roza los US$ 100

Producción digital tema SQM

Producción digital para ser usada en temas SQM, Soquimich , Factura, crisis, SII ©AgenciaUno FOTO: AGENCIAUNO

La minera ganó casi US$ 800 millones en tres meses y su directorio decidió repartir toda la cifra entre sus accionistas. Casi la misma cifra se lleva el Estado vía impuestos y arriendos a Corfo. Por el arriendo del Salar de Atacama, SQM pagará US$ 424 millones entre enero y marzo. Hace un año fueron US$ 16 millones.




Casi no hubo necesidad de mirar hacia atrás. Por lejos, SQM tuvo los mejores tres meses de su historia. Entre enero y marzo, la empresa obtuvo ganancias por US$ 796 millones, más de diez veces más altas que los US$ 68 millones de igual trimestre de 2021. La cifra, además, es mayor que todo lo que había ganado en los 12 meses del año pasado, cuando fueron US$ 595 millones.

Todo se conjuga en buenas noticias: el litio vive un momento histórico de precios, el precio de la acción está en un récord histórico, los accionistas recibirán dividendos que nunca antes tuvieron y el Estado recibirá una porción relevante del boom. Este es el escáner a las cifras de SQM.

1.- Ingresos y ganancias históricas

SQM, una empresa multiproductos, es hoy una empresa de litio. Al menos en este histórico 2022 para la empresa. En el primer trimestre, SQM reportó ingresos por US$ 2.019 millones, cuatro veces lo facturó entre enero y marzo de 2021. El litio aportó US$ 1.446 millones -con un alza de 969%- de ese total. Así, contribuyó con un 71% de los ingresos. Hace 10 años, en 2012, el litio representaba tan solo el 9,1% de los ingresos. El Ebitda llegó a US$ 1.186 millones, mucho más de lo que los analistas esperaban, dice un reporte de este mañana de Citi. Ahí, el alza fue de 618%.

No solo eso, el litio representó en el primer trimestre de este año el 75% del margen bruto completo de SQM. El porcentaje restante provino del yodo, los fertilizantes de especialidad y el nitrato de potasio, negocios todos que también registraron avances notables. Los ingresos de la nutrición vegetal de especialidad crecieron 41%; los del yodo lo hicieron en 59% y los del cloruro y el sulfato de potasio, en 59% Pero nada como el litio.

¿A qué se debe el boom? Al avance de los automóviles eléctricos y el consumo inagotable de baterías de litio. Cerca del 80% de las ventas de SQM de litio se hicieron a China, cuyo mercado de autos eléctricos es vigoroso: en el primer trimestre, la venta de unidades creció 125%. La creciente demanda global -muy superior a la oferta- ha hecho saltar los precios.

El precio promedio del litio al que vendió SQM en el primer trimestre fue de US$ 38 mil por tonelada métrica. En el cuarto trimestre del año pasado, el precio había promediado US$ 14.600 dijo SQM en sus balances del cierre de 2021. Ello se combinó con los volúmenes más altos jamás vendidos por la empresa: 38.100 toneladas en solo tres meses. Así, la combinación fue benefició a SQM: el precio saltó 572% y los volúmenes, 59%, resaltó el informe de Citi.

Y si la demanda de las automotrices -todos los fabricantes ya han tomado la decisión de incursionar fuerte en el negocio- ha disparado el precio del litio, la oferta no ha crecido al mismo nivel. Salvo SQM. La empresa tenía una capacidad instalada en 2018 de 48 mil toneladas anuales. Este año la subirá a 180 mil toneladas. “Esto es producto de años de inversión”, aclara un ejecutivo de SQM. En el comunicado en el que presentaron los resultados, Ricardo Ramos, el gerente general de SQM, recordó que la empresa compró la participación del litio en 1993. “SQM asumió el riesgo”, resumió.

Así, solo vendrán mejores trimestres este año. Con mejores precios, SQM también venderá más volumen. Si en 2021 vendió 101 mil toneladas métricas, el pronóstico 2022 es de 140 mil. La empresa espera que el mercado del litio crezca otro 30% este año. La firma, que tiene proyectos de expansión en Australia, invertirá aún más en el negocio. “Es probable que aumentemos los recursos orientados al desarrollo de los negocios, tanto en Chile como el exterior”, dijo Ramos este jueves.

2.- Los accionistas y el Estado

El buen resultado beneficiará a accionistas y al Estado chileno.

Primero, los accionistas. La compañía que gobiernan Pampa Calichera -el grupo que lidera Julio Ponce Lerou- y la china Tianqi decidió anoche repartir la totalidad de las ganancias del primer trimestre. “El directorio de la sociedad acordó pagar un dividendo provisorio equivalente a US$ 2,78716 por acción, con cargo a las utilidades del ejercicio 2022 de la sociedad”, dice un hecho esencial enviado al mercado financiero este miércoles a las 23:35 horas. La empresa tiene dos series de acciones, la A y la B, y en cada una de ellas tiene 142 millones de acciones. Total: 284 millones de acciones. Y total a repartir: US$ 791 millones entre los socios, casi la misma cifra ganada en el primer trimestre. Calichera, Tianqi, AFP e inversionistas extranjeros.

Pero también ganará el Estado. Los balances de SQM revelan dos cosas. Primero, el gasto por impuesto a las ganancias, que en Chile asciende al 27%, sumará US$ 314 millones. Pero además la firma anotó en sus estados financieros lo que se lleva Corfo: US$ 424 millones por derechos de arrendamiento de las pertenencias del Salar de Atacama. En el primer trimestre de 2021, esa cifra fue de tan solo US$ 16 millones. Total: US$ 738 millones para el Fisco, a lo que hay que sumar otros pagos anuales que la firma realiza a municipalidades y comunidades atacameñas. Ricardo Ramos cifró el monto final en cerca de US$ 800 millones. “En total, el monto es similar a los resultados acumulados de todos nuestros negocios este trimestre”, dijo sobre los pagos al Fisco.

En la empresa destacan con fuerza este monto: la cifra pagada por un trimestre por SQM en el primer cuarto del año equivale, comparan, a casi el 1% del Presupuesto de la Nación, que este año supera los US$ 80 mil millones. Si los tres trimestres siguientes se repiten, será cerca de 4%.

El incremento en los pagos proviene del acuerdo entre SQM y Corfo de 2018. El segundo gobierno de Michelle Bachelet permitió aumentar la cuota de producción de litio para SQM hasta 2030, pero a cambio, elevó la renta a cobrar por el Estado a una tasa marginal de 40% cuando el precio superara los US$ 10 mil la tonelada. Y el precio promedio de venta de SQM del primer cuarto del año fue de US$ 38 mil. La firma tiene solo el 20% de sus ventas a precios fijados.

Eduardo Bitrán, que dirigía Corfo en ese momento, analiza así los resultados de SQM. “El aumento de las utilidades de SQM se debe principalmente al salto del precio internacional, el precio spot sube de U$ 6 mil a más de US$ 80 mil la tonelada de carbonato de litio. El gran beneficiado es Corfo y el Fisco. Corfo, debido a que la regalía es de 40% sobre el valor de ventas incremental de litio, sube 25 veces alcanzando US$ 400 millones solo en un trimestre. El fisco, con el impuesto específico y primera categoría, también aumenta extraordinariamente la recaudación. Estos resultados para el Estado muestran lo conveniente del contrato negociado el año 2017. Fue estructurado para que El Estado apropie la mayor proporción de la renta económica de la explotación del Litio en el Salar de Atacama”, dice a Pulso.

3.- El ADR roza los US$ 100

El precio de la acción refleja todo ese buen momento de SQM. En 2022, el precio de sus acciones sube 79%. El año pasado rentó un 27,58% y en 2020 avanzó un 72%. SQM es la empresa hoy más valiosa en la Bolsa de Comercio local, con una valorización bursátil de US$ 25.250 millones.

El ADR de SQM ha subido 84,9% este año y está rozando los US$ 100 por acción, un antiguo pronóstico de Julio Ponce, presidente de SQM entre 1987 y 2015, uno de los impulsores del ingreso de SQM al negocio del litio. Cuando debutó en el New york Stock Exchange, en 1993, el ADR de SQM lo hizo a un precio de US$ 2,46. Ayer, el ADR subió 5% y cerró en US$ 95,23. En Chile, la acción escaló 2,91% y terminó la jornada en $ 79.551.

Un reporte de Citi de esta mañana, tras los resultados, sitúa el precio objetivo en US$ 103. A comienzos de abril, JP Morgan actualizó su precio objetivo para el ADR a US$107 hacia fines de este año.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.