El oligarca ruso con más que perder

Alexey Mordashov "se beneficia de sus vínculos con los responsables de la toma de decisiones rusos", declaró la UE. FOTO: ANDREY RUDAKOV/BLOOMBERG NEWS

Uno de los hombres más ricos del país, el magnate del acero Alexey Mordashov, se distanció de la política, pero la invasión a Ucrania por parte de Putin lo convirtió en un paria. De 56 años, se juega más que la mayoría de sus colegas. Su patrimonio neto es mayor que el de cualquier persona incluida en la lista de sanciones de la UE, según el índice de multimillonarios de Bloomberg.


A finales de diciembre, los hermanos Nikita y Kirill Mordashov hicieron lo que su padre les pidió y transfirieron sus acciones en una empresa minera al oligarca ruso. Alexey Mordashov había dado a sus hijos participaciones en la empresa familiar como parte de un plan de sucesión, pero decidió que no estaban del todo preparados, según una persona cercana a él.

Dos meses más tarde, después de que Rusia invadiera Ucrania, Mordashov se apresuró a sacar de nuevo esas acciones. Esta vez, transfirió una participación de aproximadamente 1.000 millones de dólares a Marina Mordashova, la madre de otros cuatro de sus hijos, según documentos públicos y una fuente cercana al oligarca. Ese mismo día, la Unión Europea (UE) congeló sus activos europeos.

Los gobiernos occidentales han impuesto un aluvión de sanciones a los magnates rusos con el fin de despojarlos de su riqueza y aislarlos financieramente. Los gobiernos esperan que puedan presionar al líder ruso Vladimir Putin para que ponga fin a la guerra.

Mordashov, de 56 años, se juega más que la mayoría de sus colegas. Es uno de los hombres más ricos de Rusia y su patrimonio neto es mayor que el de cualquier persona incluida en la lista de sanciones de la UE, según el índice de multimillonarios de Bloomberg. Su fortuna se centra en su participación del 77% en Severstal PAO, uno de los mayores fabricantes de acero del mundo, que vende sus productos de manera internacional, especialmente en Europa, donde cuenta con una gran plantilla y operaciones. Durante mucho tiempo ha dependido del financiamiento mundial para seguir operando, un canal que ahora está amenazado por las sanciones.

A diferencia de otros oligarcas, que han abrazado las sanciones como una insignia de honor o han tratado de alejarse de su condición de parias, Mordashov ha decidido tratar de salir del embrollo.

Se ha movido para proteger sus grandes participaciones occidentales, al tiempo que toma medidas para centrar su negocio de fabricación de acero en nuevos mercados en Asia y África. Está tratando de conseguir exenciones legales en Estados Unidos y el Reino Unido que permitan a Severstal pagar su deuda a los tenedores de bonos, según un anuncio que la empresa presentó en la Bolsa de Londres, algo que no ha podido hacer desde que se impusieron las sanciones.

Al anunciar sus sanciones, la UE declaró que Mordashov “se beneficia de sus vínculos con los responsables rusos”. El Reino Unido siguió a la UE y lo sancionó a él y a varios otros oligarcas el 15 de marzo, lo que dio lugar a una combinación de castigos que congelaron sus activos y dificultaron el funcionamiento de sus empresas en toda Europa. Sin embargo, la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos no lo ha sancionado, aunque no hicieron ningún comentario al respecto.

Una persona cercana a Mordashov afirmó que se había convertido en un hombre de negocios apolítico que mantenía al Kremlin a distancia. Había dedicado gran parte de su carrera a empujar a Rusia hacia Occidente. Este hombre, que habla inglés y alemán con fluidez, había presionado para que Rusia entrara en la Organización Mundial del Comercio y, en su momento, dirigió un grupo de comercio mundial del acero con sede en Bruselas. Pagó también la matrícula de 200 de sus empleados para que asistieran a una escuela de negocios en Inglaterra.

Las sanciones lo agruparon con oligarcas como Igor Sechin, jefe del productor de petróleo ruso Rosneft. Después de que Estados Unidos apuntara a Sechin en 2014 por la anexión de Crimea por parte de Putin, Sechin dijo que la acción de Washington era una señal de que estaba haciendo su trabajo. Sechin está ahora bajo las nuevas sanciones de la UE y el Reino Unido. Rosneft no hizo comentarios.

La noche en que la UE lo sancionó, Mordashov emitió un comunicado en el que decía que nunca había estado cerca de la política y que no veía cómo la sanción ayudaría a resolver el conflicto de Ucrania. Sin mencionar a Putin, calificó lo que estaba ocurriendo en Ucrania de “tragedia para dos naciones fraternas” y esperaba que el “derramamiento de sangre” terminase pronto.

El imperio de Mordashov se centra en su participación del 77% en Severstal, una planta siderúrgica que opera en Rusia. FOTO: ANDREY RUDAKOV/ BLOOMBERG NEWS

Desde el 18 de febrero ha perdido cerca de una cuarta parte de su patrimonio, que Bloomberg estima ahora en 22.000 millones de dólares.

A través de una representante de la familia, Mordashov, sus hijos Nikita y Kirill, y la Sra. Mordashova se negaron a ser entrevistados para este artículo.

Apoyándose en Occidente

La carrera de Mordashov se ha caracterizado por su éxito a la hora de navegar por el caos poscomunista de Rusia, al tiempo que ha adoptado los mercados y la gestión empresarial occidentales.

Nació al norte de Moscú, donde sus padres trabajaban en un molino de acero. Consiguió un puesto de economista en la fábrica después de la universidad y, en 1992, a los 27 años, se convirtió en su director financiero. Una de sus prioridades fue defenderse de los magnates de Moscú que tenían en su punto de mira la acería durante el cambio de rumbo de Rusia hacia el capitalismo, según declaró a The Wall Street Journal (WSJ) en 2004. Mordashov y sus compañeros crearon una empresa que compraba el acero de la fábrica y lo revendía, utilizando los ingresos para comprar acciones de Severstal, que significa Acero del Norte en ruso.

Se convirtió en director general en 1996 y a principios de la década de 2000 se encontraba entre los industriales que se reunían regularmente con Putin. Sin embargo, Mordashov ha señalado que se diferenciaba de otros oligarcas porque tenía pocas conexiones políticas. “Nunca hemos tenido patrocinadores de alto nivel en el gobierno”, publicó en el perfil del WSJ de 2004.

El presidente ruso Vladimir Putin firma una tubería en una planta de tuberías de Severstal con Mordashov a la izquierda. FOTO: SERGEI ZHUKOV/ TASS/ASSOCIATED PRESS

También se inclinó hacia Occidente, contratando a McKinsey & Co. para encontrar atascos en Severstal y animando a los empleados a ir a la escuela de negocios de la Universidad Northumbria de Inglaterra, su alma mater. Anders Aslund, asesor de los gobiernos ruso y ucraniano en la década de 1990, recuerda que Mordashov habló en una universidad de Moscú a principios de la década del 2000 sobre la contratación de McKinsey y que después fue acosado por los estudiantes. “Lo trataron como a una estrella del rock”, declaró.

En 2006, Mordashov vio la oportunidad de unir sus mundos empresariales ruso y occidental después de que Mittal Steel, de propiedad india, hiciera una oferta hostil por su rival luxemburguesa Arcelor. Se reunió con Putin y obtuvo su aprobación para una contraoferta, según informó el WSJ ese año. El presidente de Arcelor, al defender ante los accionistas la aceptación de la oferta de Severstal, calificó a Mordashov de “verdadero europeo”, destacando su dominio del inglés y del alemán.

Mittal finalmente superó la oferta de Mordashov, que luego realizó operaciones más pequeñas, como la compra de una planta de ArcelorMittal en Maryland, por 810 millones de dólares en 2008.

Era “realmente un gestor de estilo occidental”, afirmó Michael Harms, director de la Cámara de Comercio germano-rusa de 2007 a 2016. “Por eso las sanciones sobre él no son sabias y tampoco justas, porque era uno de los mejores representantes de la cara moderna de los negocios rusos”.

Mordashov, a la izquierda, con ejecutivos de Arcelor en 2006; su oferta por el rival con sede en Luxemburgo finalmente fracasó. FOTO: NICOLAS BOUVY/ ASSOCIATED PRESS

Mordashov se retiró de Estados Unidos después de que Moscú anexara Crimea en 2014. Ese año, vendió dos importantes fábricas de acero estadounidenses por un total de 2.300 millones de dólares. Cuatro años después, Estados Unidos sancionó a una de sus empresas por ayudar a entregar turbinas a Crimea. En Europa, fue adquiriendo una participación en la gigante empresa alemana de viajes TUI AG, hasta convertirse en su mayor accionista. Durante el colapso mundial de los viajes provocado por la pandemia, aportó más capital para reforzar el financiamiento de TUI.

Problemas de sucesión

El oligarca ha comenzado recientemente a crear una segunda generación de Mordashov para que desempeñe un papel destacado en su imperio. Es padre de siete hijos de tres diferentes madres, anunció una fuente cercana a él. En 2019, transfirió a sus hijos Nikita y Kirill importantes participaciones en TUI y Nord Gold, dividido de Severstal.

Según registros del Reino Unido, el 28 de diciembre de 2021, ambos hermanos transfirieron sus participaciones en Nold Gold a su padre y le vendieron además sus acciones en TUI.

Mordashov les había pedido que hicieran el movimiento, sintiendo que Nikita, ahora de 21 años, y Kirill, de 22, no eran lo suficientemente maduros para tener tales participaciones, dijo la fuente.

A finales de febrero, los tenientes de Mordashov le dijeron que las noticias sugerían que la UE estaba a punto de sancionarlo. Mordashov transfirió participaciones en Nord Gold a su esposa, según los registros del Reino Unido. Transfirió las acciones de TUI de las filiales que controlaba a una entidad llamada Ondero Ltd., anunció TUI en un comunicado de prensa, aunque uno de sus representantes se negó a comentar al respecto. Nord Gold, por su parte, no hizo ningún comentario.

El 28 de febrero, la UE anunció sanciones contra Mordashov y otros oligarcas. Citó su papel como jefe de Severgroup, una entidad que posee el 5,4% del Banco Rossiya, que según funcionarios occidentales es el banco personal de altos funcionarios rusos. La UE dijo que Bank Rossiya también abrió sucursales en la región ucraniana de Crimea, ayudando a Rusia a consolidar la zona que se anexó ilegalmente. Bruselas afirmó que Severgroup tenía importantes participaciones en un grupo de medios de comunicación que controla emisoras de televisión que apoyan los intentos de Moscú de desestabilizar Ucrania.

La representante de Mordashov declaró que sus participaciones en el Banco Rossiya y en el grupo de medios de comunicación son menores, y que él no está involucrado en la toma de decisiones diarias en ninguna de las dos organizaciones. El Banco Rossiya no respondió.

Luego, el 3 de marzo, Mordashov celebró una reunión virtual desde Moscú para los empleados de Severstal, según un resumen de la reunión que Severstal publicó en las redes sociales. Dijo que la empresa no tenía previsto despedir a ningún empleado y que se encontraba en una posición financiera estable.

Los abogados de Severstal empezaron a trabajar en la solicitud de una licencia especial del Reino Unido y de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de los Estados Unidos para permitir que su banco, Citigroup Inc, transfiera fondos para pagar los intereses a los tenedores de bonos, dijo la persona cercana a Mordashov. Severstal también anunció sus solicitudes en una declaración a la Bolsa de Londres el 1 de abril. Mientras que Estados Unidos no ha sancionado a Mordashov, Severstal indicó que Citigroup congeló los pagos debido a las investigaciones regulatorias. Citigroup no respondió nada al respecto.

El precio de las acciones de Severstal, que anteriormente realizaba importantes negocios en países de la UE como República Checa, Italia y Polonia, ha caído aproximadamente un tercio desde que Rusia invadió a Ucrania.

El 18 de marzo, la TUI sostuvo que había sido informada de que Ondero, la entidad a la que Mordashov transfirió sus acciones, estaba controlada por su esposa, madre de cuatro de los hijos de Mordashov. Añadió que el Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Acción Climática de Alemania estaba investigando la transacción, que no sería válida al menos hasta el final de la investigación.

Una representante de la agencia alemana dijo que estaba llevando a cabo un procedimiento de análisis de inversiones en relación con TUI. Sin revelar a las personas implicadas, anunció que la investigación no estaba relacionada con las sanciones, sino que se estaba investigando si la transacción amenazaba el orden público o la seguridad de Alemania.

Las autoridades italianas dijeron que incautaron el Lady M, de 213 pies, de Mordashov en marzo. FOTO: ANTONIO CALANNI/ASSOCIATED PRESS

Las autoridades italianas manifestaron que habían confiscado uno de los yates de Mordashov, el Lady M de 213 pies, así como una propiedad en la isla mediterránea de Cerdeña. A finales del mes pasado, el megayate Nord, de 465 pies de largo, equipado con dos helipuertos, un cine y una piscina -una persona cercana a Mordashov afirmó que pertenece al oligarca- completó su viaje de tres semanas desde las Seychelles, en el océano Índico, hasta Vladivostok, una ciudad del extremo oriental de Rusia, cerca de las fronteras con China y Corea del Norte.

Los habitantes de la zona han visitado el puerto y han publicado en las redes sociales selfies con el barco.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.