Bloomberg: En el debatido royalty chileno la carga final del impuesto es un enigma

¿Qué pasó con el cobre? Las razones detrás del brusco giro en el precio del metal

La brecha en los cálculos radica en si el impuesto progresivo sobre las ventas propuesto se ejecutaría o no junto con los gravámenes actuales sobre las ganancias operativas.




Mientras un controvertido impuesto sobre las ganancias extraordinarias del cobre se somete a votación en el Senado de Chile, el debate se nubla por con las enormes diferencias en las estimaciones sobre el impacto que tendría en los productores.

Asesores de los autores del proyecto de ley argumentan que este aumentará la carga tributaria total para empresas como BHP Group a 56% con el cobre a precios actuales. Pero el Gobierno proyecta esa cifra en 82%, lo que convierte a Chile en la jurisdicción del cobre más onerosa y pone en peligro miles de millones de dólares en inversiones.

Minera del grupo Luksic prevé mayor producción de cobre y ratifica plan de inversiones ante disminución de contagios por Covid-19

La brecha en los cálculos radica en si el impuesto progresivo sobre las ventas propuesto se ejecutaría o no junto con los gravámenes actuales sobre las ganancias operativas. El proyecto de ley no establece explícitamente que se eliminarán las regalías existentes.

Los defensores reconocen que una derogación del sistema actual debe incluirse en el texto. Pero para que eso suceda, el gobierno debe unirse, dijo el legislador del Partido Comunista Daniel Núñez. La coalición gobernante ha amenazado con buscar una prohibición judicial, argumentando que el impuesto existente sobre las ganancia debería permitirse en un momento de precios en aumento.

Los parlamentarios que han impulsado la legislación reconocen que en el texto debería incluirse una derogación del sistema actual. Pero para que eso suceda, el Gobierno debe apoyar la moción, dijo el diputado del Partido Comunista Daniel Núñez. La coalición gobernante ha amenazado con buscar bloquear el proyecto argumentando que el texto es inconstitucional.

“Proponer una derogación sin el patrocinio del Gobierno le daría más argumentos al oficialismo para ir al Tribunal Constitucional”, dijo Núñez, uno de los principales impulsores del proyecto de ley.

La inclusión de ambos sistemas en los cálculos de la recaudación de impuestos permite al Gobierno del presidente Sebastián Piñera presentar un caso más sólido contra el proyecto de ley. Del mismo modo, si el proyecto de ley es aprobado por el Senado en su forma actual, no hay garantía de que las compañías no se verán afectadas por ambos gravámenes. Eso sería similar a una expropiación, dijo un grupo de la industria.

El conflicto se está desarrollando a medida que la política en la principal nación productora de cobre da un giro hacia la izquierda, y la coalición gobernante no logra asegurar un tercio de los escaños en la asamblea necesarios para bloquear medidas más extremas en la redacción de una nueva Constitución.

Lo que está en juego es la capacidad de Chile para abordar las persistentes desigualdades económicas que han avivado el malestar social y, por otro lado, la capacidad de la industria del cobre para satisfacer la creciente demanda del metal utilizado en el cableado.

Suponiendo que el sistema de regalías propuesto reemplace al existente, las empresas continuarían operando de manera rentable en Chile, dijo Gonzalo Martner, uno de los economistas detrás de la redacción del proyecto de ley, en una entrevista.

“Lo que estamos diciendo es que las ganancias adicionales, cuando el cobre está en un valor alto, son para Chile, que es el dueño de los recursos, y no para la empresa que los opera”, señaló.

Si se mantienen todos los impuestos, el proyecto de ley reduciría los márgenes y podría obstaculizar las inversiones.

“Para las operaciones actuales, no es como si vayan a cerrar o abandonar el país”, dijo Juan Esteban Fuentes, jefe de Sudamérica para CRU Group. “Las consecuencias serán para los próximos proyectos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.