Innovación para seguir creando futuro

"El emprendimiento social nos distingue y concuerda con el atributo que más nos identifica a los chilenos, de acuerdo con nuestro estudio de orgullo: la solidaridad. Por algo Chile ha sido la cuna de iniciativas tan relevantes como Techo, la primera Teletón no estadounidense, América Solidaria, entre otras".


“Chile se está poniendo emocionante”. Lo dijo hace poco un inversionista extranjero que ha apostado por startups chilenas como NotCo, Fintual y Xepelin. ¡Y por estos días esa frase no puede ser más cierta!

Porque si bien Chile tradicionalmente es reconocido por sus maravillosos paisajes y geografía, cada vez con mayor fuerza el talento y la creatividad de nuestra gente han tomado gran protagonismo y están dando que hablar en el mundo entero. Recién partiendo este 2022 una startup chilena demostró al mundo nuevamente esa capacidad que tenemos de convertir cada desafío en oportunidad y ser agentes de cambio: Betterfly, una revolucionaria aplicación digital de beneficios de bienestar –que recompensa los hábitos saludables con donaciones benéficas-, anunció que ha alcanzado el status de unicornio, convirtiéndose así en la primera empresa latinoamericana con certificación B en ser valorizada en más de US$ $1.000 millones.

La innovación chilena con un sentido social se está haciendo un espacio relevante en el mundo, como es el caso de Eduardo della Maggiora -CEO de Betterfly- que con su empresa desarrolló un modelo de beneficios pionero en una nueva forma de llevar la protección financiera, empoderando a las personas para que ayuden a los demás y cuiden de su propio bienestar mental, físico y financiero. Pero no es el único caso. Chile es el segundo país con más empresas B en Latinoamérica, sólo detrás de Brasil; es el país con más empresas B per cápita del mundo; y fue el país de origen de la primera empresa B de Latinoamérica (Triciclos). Por eso, casos como el de Betterfly son protagonistas de las historias que contamos desde Imagen de Chile y que queremos que el mundo conozca.

El emprendimiento social nos distingue y concuerda con el atributo que más nos identifica a los chilenos, de acuerdo con nuestro estudio de orgullo: la solidaridad. Por algo Chile ha sido la cuna de iniciativas tan relevantes como Techo, la primera Teletón no estadounidense, América Solidaria, entre otras.

El gran reto de nuestra marca país es posicionar a Chile desde el talento. Pasar de ser conocidos por nuestra naturaleza, que es extraordinaria, a que nos reconozcan por nuestra gente. Los desafíos sacan lo mejor de nosotros y eso es algo que el mundo conoce poco. Por ejemplo, pese a que somos uno de los países que ha vivido los terremotos más potentes de la historia, tenemos la torre más alta de Latinoamérica. Eso habla de nuestro territorio, pero sobre todo de nuestro carácter y de esa capacidad de convertir los desafíos en oportunidades, como se está haciendo con el desierto más árido del mundo, transformándolo en energía solar, o con los vientos que soplan fuerte en la Patagonia, que se convierten en energía eólica.

Somos un país joven, conectado con el mundo, que está creando futuro. Y ese futuro no es sólo tecnología; es conexión con la naturaleza y vida sana, es generar energías renovables, es proteger el medio ambiente, y buscar soluciones globales a través de iniciativas de impacto social. Todo esto se traduce en oportunidades que permiten mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de nuestro país. Ese es nuestro norte.

*La autora de la columna es directora ejecutiva de Imagen de Chile

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.