Itelecom evita la quiebra: ajusta su plan de reorganización y posterga pagos a mayores acreedores

En 2020 la fiscalía comenzó a indagar presuntos sobornos por parte de la empresa Itelecom a distintas municipalidades del país.

El cambio en el plan de reorganización de la compañía proveedora de luminarias consiste en un aumento en el plazo de los pagos para sus principales acreedores: Banco ItaúCorpbanca, Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura S.A (CIFI) y Trilinc Global Impact Fund Cayman Ltda (TGIF). Este último ha pedido en dos ocasiones, sin éxito, declarar la liquidación forzosa de la compañía.




Itelecom, la empresa de iluminarias fundada por el empresario Marcelo Lefort, -imputado de pagar coimas para adjudicarse licitaciones municipales-, puso en marcha un nuevo ajuste a su plan de reorganización a finales de enero de 2022.

El cambio consiste en un aumento en el plazo de los pagos para los principales acreedores de la compañía, como Banco ItaúCorpbanca, Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura S.A (CIFI) y Trilinc Global Impact Fund Cayman Ltda (TGIF). El resto de los acreedores, que son la mayoría, seguirían recibiendo sus créditos prácticamente de la misma manera: un 50% al contado contra la aprobación del plan y el 50% al cabo de un año. Anteriormente, este bloque de pagos se hacía a través de 12 cuotas iguales y sucesivas a lo largo de un año.

El plan de reorganización se modificó para adecuar el calendario de pagos y este cambio se propuso a la asamblea de acreedores el 20 de enero pasado, siendo aprobado por amplia mayoría. El ajuste fue publicado en el Boletín Concursal de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento y sus efectos están pleno desarrollo.

La modificación aprobada permitió a Itelecom Holding Chile SpA efectuar los pagos iniciales comprometidos a la mayoría de sus acreedores no financieros durante los últimos días del mes de enero de 2022.

En la Junta Extraordinaria de Acreedores celebrada el 29 de septiembre de 2021 se aprobó por la unanimidad de los asistentes, el ingreso del acreedor Invertelco Ingeniería SpA como nuevo miembro de la Comisión de Acreedores en representación de los acreedores Tipo A, tras la renuncia del acreedor Dentons Larrain Rencoret SpA.

La compañía esperaba contar con nuevos ingresos provenientes del BID, pero ante la negativa del organismo a mantener el traspaso de fondos, Itelecom debió ajustar su plan de pagos a sus acreedores. Según cuentan conocedores del proceso de reorganización, la empresa ha continuado funcionando de manera normal y los fondos que genera sirven para pagar al BID y una vez que esto concluya, los acreedores tipo B (financieros) comenzarán a recibir sus ingresos.

En septiembre del año pasado, Trilinc Global Impact Fund Cayman Ltda. solicitó la quiebra de la sociedad investigada por el Ministerio Público en el presunto caso de fraude al Fisco, soborno y lavado de activos por las millonarias licitaciones de luminarias LED en, al menos, once municipios.

El fondo de Islas Caimán solicitó al 26º Juzgado Civil de Santiago declarar la liquidación de la firma por el incumplimiento a una de las cláusulas que estableció el Acuerdo de Reorganización aprobado el 4 de mayo de 2021.

Consultado sobre este proceso, el veedor de la reorganización de Itelecom, Nicolás Mena explicó a Pulso PM que “la solicitud de quiebra fue rechazada y luego se presentó otra que también fue desestimada”. En paralelo, dijo, “también se rechazó la impugnación del acuerdo, tanto en primera instancia, como después en la Corte de Apelaciones. Este acuerdo está zanjado, sólido, corriendo por un carril derecho. Se pagó el 50% del pasivo a los acreedores proveedores, la semana antepasada. Por lo tanto, este es un acuerdo en el que se está pagando y cumpliendo”.

Jorge Lembeye, abogado asesor de la compañía, explicó que “este apoyo no hace sino dar cuenta nuevamente de la confianza que los acreedores de Itelecom Holding Chile SpA han depositado en ella, en su operación y especialmente en su futuro. Esto es particularmente relevante por cuanto desde la aprobación del Acuerdo de Reorganización ocurrida en mayo del 2021, los acreedores de Itelecom -representados por la Comisión de Acreedores- se han interiorizado en detalle de la operación, situación y perspectivas futuras y han visto cómo Itelecom ha perseverado en el cumplimiento de sus compromisos con sus trabajadores, clientes y acreedores”.

La batalla del fondo de Islas Caimán

Pero la arremetida de Trilic Global Impact Fund Cayman Ltda. no acaba. El 31 de enero pasado presentó un escrito al 26° Juzgado Civil de Santiago que conoce el proceso de reorganización de Itelecom en el que lanza duros cuestionamientos al proceso, asegurando incluso que el “Texto Refundido del Acuerdo de Reorganización Judicial de Itelecom Holing Chile SpA acompañado por el veedor el pasado 22 de enero, no contiene ningún elemento que otorgue certeza respecto de la veracidad de su contenido”.

Según el fondo, representado por el abogado Alfredo Waugh, se cumplió el plazo del acuerdo original, que expiraba el 31 de enero de 2022, sin que se hubiese eliminado o renunciado a las condiciones resolutorias mediante un nuevo convenio, por lo que solicitó que se ordenara “la liquidación inmediata de Itelecom, de oficio y sin más trámite”.

El nuevo plan de reorganización “no deja constancia de ningún hecho, no ha sido otorgado con ninguna solemnidad, no indica la o las personas que intervinieron en su redacción, no tiene autor identificado, no está firmado ni física ni electrónicamente, no ha sido reconocido por nadie y, además, es incompleto pues le faltan 9 de sus 10 anexos. Es decir, no reviste el más mínimo estándar para darle algún grado de fidelidad, cuestión que impide considerarlo un documento auténtico, como sí lo sería el acta debidamente firmada por los acreedores y asistentes”, concluyó. Su reposición puede ser derivada, en caso de ser rechazada, a la Corte de Apelaciones de Santiago.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.