La desaparición de los problemas de la cadena de suministro indica una temporada de abundancia de productos para los compradores navideños

La "nueva normalidad" de la gestión de la cadena de suministro hace hincapié en la reducción de los plazos de entrega y la mejora del stock. Foto: Sarah Silbiger/ Reuters

La renovación de las estrategias logísticas y la caída de la demanda se traducen en estantes repletos y precios más bajos. Las empresas, desde las grandes cadenas de distribución hasta los fabricantes de ropa y artículos de lujo, pasando por los minoristas más pequeños y especializados, afirman que esperan estar bien abastecidos para las fiestas.


La disminución de las presiones en la cadena de suministro significa que los consumidores estadounidenses pueden esperar su primera temporada navideña normal en tres años, según dijeron los ejecutivos y analistas de la industria. Prevén que las estanterías de las tiendas estarán llenas -e incluso con ofertas-, mientras los minoristas solucionan el exceso de catálogo en categorías de productos que van desde los juguetes hasta los muebles.

“El guión se ha invertido”, afirmó Steve Pasierb, presidente del grupo de fabricantes The Toy Association. “Desde el punto de vista de la cadena de suministro, es lo contrario del año pasado”, explicó.

Ejecutivos y analistas lo atribuyen a varios factores: el aumento de la capacidad en toda la cadena de suministro, la disminución de la demanda impulsada por el cambio del gasto en bienes a servicios y el aumento de las tasas de interés, y una “nueva normalidad” para la gestión de la cadena de suministro que hace hincapié en los plazos de entrega más tempranos y un stock más fuerte.

Las empresas, desde las grandes cadenas de distribución hasta los fabricantes de ropa y artículos de lujo, pasando por los minoristas más pequeños y especializados, afirman que esperan estar bien abastecidos para las fiestas.

“Hemos estado persiguiendo el stock durante los últimos dos años y medio, y finalmente estamos en una gran posición de cara al período de eventos navideños”, aseguró el martes Kathryn McLay, directora ejecutiva de la división Sam’s Club de Walmart Inc.

Target anunció que ofrecería grandes descuentos en las fiestas. FOTO: SARAH SILBIGER/BLOOMBERG NEWS

Target Corp., en un cambio de rumbo respecto a hace un año, anunció el miércoles que estaba aplicando grandes descuentos navideños y acortando los plazos de entrega de los pedidos de productos después de que los envíos llegaran más rápido de lo previsto, lo que provocó una acumulación de artículos.

En las cadenas más pequeñas, la historia es la misma.

“Puedo entregarte cosas hoy mismo”, dijo Michael Abt, copresidente de Abt Electronics, un minorista de electrodomésticos, electrónica y muebles del área de Chicago. “Realmente es un negocio que vuelve a la normalidad”, agregó.

Abt señaló que los consumidores deberían ver un montón de lavavajillas y refrigeradores en el suelo, en contraste con la escasez de hace un año. En las últimas semanas, los fabricantes de electrodomésticos han ofrecido promociones navideñas que, según sostuvo, no se habían visto en los últimos años.

Desde finales de 2020 hasta 2021, las restricciones de movilidad relacionadas con el virus y el estímulo fiscal provocaron un aumento de la demanda de bienes, pero también escasez de productos, como los semiconductores, y de trabajadores, los camioneros. Cuando los sistemas de transporte sobrecargados se atascaron, los retrasos se extendieron por toda la cadena de suministro.

Esto es en gran parte el pasado. El Índice de Presión de la Cadena de Suministro Global, elaborado por el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, se acercó en octubre a su nivel más bajo en casi dos años. El índice de entregas de proveedores del Institute for Supply Management está en su nivel más bajo desde 2009, con casi el 90% de los panelistas informando de que las entregas son iguales o más rápidas en comparación con el mes anterior.

Recientemente, seis buques portacontenedores esperaban para descargar en las afueras de Los Ángeles, lo que supone un descenso respecto al máximo de 109 en enero, según la Marine Exchange of Southern California. Los precios de los camiones de carga llevan bajando desde mayo, según datos del Departamento de Trabajo. De un centenar de ejecutivos del sector minorista encuestados por KPMG en agosto, el 11% dijo que esperaba una escasez significativa durante las fiestas. Hace un año, el 80% esperaba algún tipo de escasez.

Esto está reduciendo la presión sobre los precios. En parte como resultado, algunos precios están bajando, aunque no lo suficiente como para deshacer el aumento de la inflación que comenzó el año pasado. Los precios al consumidor de la ropa, los electrodomésticos, los muebles, los televisores y los juguetes bajaron en octubre con respecto a septiembre. Los precios de los productores, los que reciben los proveedores por sus bienes, subieron un 8% en octubre, el más bajo en más de un año, indicó el martes el Departamento de Trabajo. El índice que sigue los precios de los productos que se destinan a la fabricación ha disminuido desde mayo.

Sigue habiendo escasez esporádica de productos, como las leches preparadas para bebés y, debido a la persistente escasez de algunos semiconductores, los automóviles. Mientras que los retrasos de los portacontenedores de la costa oeste se han resuelto en gran medida, la costa este tiene un retraso de 67 buques, según Goldman Sachs. Los camioneros informan de que los almacenes y los depósitos ferroviarios siguen atascados.

Algunos minoristas están preocupados por si tendrán una selección ideal para los compradores navideños. El año pasado, muchos de ellos se enfrentaron a excesos de algunos productos cuando las entregas llegaron después de las fiestas, mientras que persistió la escasez de otros.

Pero los temores de escasez de masas que dominaron la temporada navideña del año pasado han disminuido, manifestaron los ejecutivos y analistas. “Las cadenas de suministro han vuelto a la normalidad”, afirmó Corey Tarlowe, analista de Jefferies. “Y ahora que los minoristas han despejado la gran mayoría del exceso de stock, tienen la oportunidad de centrarse en las categorías que resuenan con los consumidores”, agregó.

A su vez, algunos minoristas, como Walmart y Target, siguen teniendo niveles de stock superiores a los ideales. Pero en el conjunto de la economía, la relación stock-ventas de los minoristas, excluyendo los concesionarios de automóviles, está ahora cerca de los niveles prepandémicos y ha ido mejorando desde enero.

Walmart, por su parte, dijo el martes que aseguró un catálogo adicional de productos populares para las fiestas, desde electrónicos hasta electrodomésticos. La empresa amplió su selección de juguetes y ha estado trabajando con proveedores de alimentos para asegurar la disponibilidad de productos básicos para las fiestas.

“Nos sentimos muy bien con la calidad de las mercancías y creemos que estamos en una gran posición para las fiestas”, aseguró a los analistas Thomas Edwards, jefe de finanzas de Capri Holdings Ltd., propietaria de Michael Kors, Versace y Jimmy Choo, el 9 de noviembre. “Esto se compara con el año pasado, cuando realmente no teníamos el stock que queríamos o necesitábamos. Así que sentimos que estamos en una posición mucho, mucho mejor”, añadió.

Algunos minoristas, mayoristas y fabricantes también han cambiado su enfoque de la gestión de la cadena de suministro. Han aumentado su capacidad, piden más productos con antelación y mantienen productos y piezas de repuesto adicionales, lo que contrasta con los años anteriores, cuando se hacía hincapié en las cadenas de suministro ajustadas, el mínimo exceso de capacidad y la gestión de stock justo a tiempo. Algunos ejecutivos y analistas han dicho que el cambio de enfoque podría no ser duradero.

El socio gerente de MWB Toy Co., Jim Barber, en el centro, dijo que ha trabajado para asegurarse de que su empresa, con sede en Danbury (Connecticut), tenga suficiente stock para la temporada navideña. FOTO: TIM TAI/ THE WALL STREET JOURNAL

MWB Toy Co., con sede en Danbury (Connecticut), vende camiones de juguete para construir bajo su marca Luke’s Toy Factory. Su socio gerente, Jim Barber, dijo que se había adaptado a los retos de los proveedores haciendo pedidos y manteniendo más piezas en stock. Sus clientes minoristas también hacen sus pedidos con mayor antelación. Las jugueterías de las boutiques solían hacer sus pedidos en agosto o septiembre. Esta temporada, han comprado ya en junio.

“El año pasado, a estas alturas, no teníamos stock. Estábamos agotados y esperando”, comentó Barber. “Este año tenemos mucho material”, sostuvo.

Barber dijo que su principal moldeador de inyección de plástico, Vanguard Plastics Corp., tiene plazos de entrega de unas cinco semanas, unas dos semanas más rápido que a principios de año, pero todavía dos semanas más lento de lo que era normal antes de la pandemia.

Chris Budnick, presidente de Vanguard Plastics, afirmó que, aunque la escasez de material ha cesado, sigue siendo difícil encontrar piezas de repuesto para las máquinas rotas de la fábrica. El año pasado, dijo, Luke’s Toy Factory “tuvo dificultades para atender los pedidos de Navidad”.

“Este año los hemos llenado con anticipación y ya están hechos”, agregó Budnick. “Todos los componentes que necesita enviar están ahí”, acotó.

Walmart anunció en septiembre que estaba apuntalando su cadena de suministro para la temporada de compras navideñas, ampliando el uso de drones y vehículos autónomos para la entrega de mercancías y desplegando tecnología automatizada en los centros de distribución.

Target, por su parte, añadió capacidad de almacenamiento cerca de los puertos de Estados Unidos para reducir los retrasos en los envíos, trabajó con los proveedores para acortar la distancia y el tiempo que tardan las mercancías en llegar a las tiendas y subió los precios para cubrir los altos costes de transporte y combustible, tal como señaló un representante.

Parte de la relajación de las presiones de la cadena de suministro refleja la reducción de la demanda. De hecho, los minoristas y los fabricantes afirmaron que la demanda será la principal limitación de las ventas esta temporada, y no la disponibilidad de productos, como ha ocurrido en los dos últimos años. Muchos ven que la demanda se estanca o disminuye para muchos productos.

La caída de la demanda refleja, en parte, la inversión del cambio de la era de la pandemia de los servicios a los bienes. El gasto en bienes se estancó en los últimos meses, mientras que el gasto en servicios ha seguido creciendo, según el Departamento de Comercio.

Drake Extrusion Inc. fabrica hilos sintéticos para sofás y otros muebles. El fabricante de Martinsville, Va., ya no se enfrenta a grandes limitaciones de suministro, pero sólo debido a un fuerte descenso de la demanda desde principios de este año, dijo el director ejecutivo John Parkinson. La empresa vio un aumento de los pedidos impulsado por los consumidores atascados en casa en 2020 y 2021.

Algunos muebles terminados que estaban atascados en tránsito desde Asia han llenado finalmente las tiendas, mientras que los fabricantes nacionales tienen suficientes telas a mano para evitar pedir mucho más, explicó Parkinson.

Las ventas han bajado un 70% respecto a los niveles anteriores al Covid. Sin embargo, el director ejecutivo tiene la esperanza de que los clientes vuelvan a hacer pedidos pronto y dijo que incluso una desaceleración económica debería ser mejor que la situación actual.

Parkinson señaló que la rápida transición de una demanda en auge y escasez a un exceso de mercancías y pocos pedidos ha sido una prueba para toda la industria. “Hemos estado chupando pomelos durante los últimos nueve meses”, concluyó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.