La pandemia favorece al omega 3 del grupo Angelini

angelini-1023x573

La mayor demanda por productos que mejoran la inmunidad está beneficiando a Empresas Copec a través de su filial más desconocida:Golden Omega, firma que produce concentrados de EPA y DHA, los dos ácidos grasos Omega 3 más importantes y que son esenciales para el funcionamiento del cuerpo humano. La firma ya tiene un 10% de participación de mercado en el mundo, abastece a Estados Unidos y Europa, y este año su meta es penetrar en China.




El 2020 fue el año del omega 3. La preocupación mundial por contrarrestar el poder del coronavirus en el organismo está empujando el mayor consumo de vitamina D, C y de ácidos grasos, productos que durante el año de la pandemia tuvieron una demanda explosiva, alza que hoy está beneficiando directamente a una compañía chilena. Se trata de Golden Omega, la filial de Orizon y Corpesca, pesqueras del grupo Angelini, donde también participa la compañía química Härting. La firma comercializa la materia prima para producir las cápsulas transparentes que contienen este ácido graso.

Las propiedades antiinflamatorias del omega 3, suplemento que se comercializa en el mercado nutracéutico y que ayuda al funcionamiento del sistema inmune, sería uno de los atributos que impulsa su mayor consumo, dice Jorge Brahm, gerente general de Golden Omega.

La firma, que cuenta con una planta en Arica, comercializa concentrados de EPA y DHA, los dos ácidos grasos Omega 3 más importantes, esenciales para el funcionamiento del cuerpo humano. “La industria del omega 3 tuvo un buen desempeño el 2020. Producto de la pandemia, los clientes empezaron a demandar más productos nutracéuticos, para estar más sanos y poder enfrentar de mejor manera la pandemia.

Una serie de suplementos que tienen una alta vinculación con la inmunidad, como la vitamina D o la C y algunos otros, tuvieron una demanda explosiva y eso arrastró a los otros compuestos de esta industria, como el omega 3, que tiene unos atributos interesantes en cuanto a la inmunidad”, agrega.

La firma saca cuentan alegres del año de la pandemia: está entre las cinco empresas más importantes del mundo en el mercado del omega 3 y ya posee un 10% de participación de mercado mundial.

El 2020 y gracias a la mayor demanda, las ventas de EPA y DHA crecieron 24%, hasta US$ 39 millones, aumento que adelantará el cumplimiento de su ambiciosa meta al 2024.

Si antes de la pandemia la firma esperaba lograr ventas por US$ 50 millones a esa fecha, ahora creen que pueden superar los US$ 60 millones. E incluso más, porque, al igual que sus principales competidores, Golden Omega está a la espera de los resultados de los 18 estudios clínicos en seres humanos que se están realizando para evaluar la capacidad del EPA y DHA para prevenir o reducir la severidad del COVID-19, todo esto, dice Brahm, amparado en 45 publicaciones sobre el tema.

“Todavía no hay ninguno de estos estudios terminados. En la actualidad aún están en desarrollo, pero se espera que los primeros podrían dar resultados este año y si las conclusiones son positivas, la demanda por EPA y DHA podría crecer de una manera importante”, anticipa.

Hoy la industria de este tipo de suplementos mueve cerca de US$ 1.400 millones y desde el auge del negocio, el 2015, ha crecido un 5,6% promedio anual. Sólo en 2019 el incremento fue de 9,1%.

A la conquista de China

Golden Omega es una empresa pequeña comparada con las otras compañías del grupo Angelini, pero es una de las más destacadas por la innovación, área de interés del presidente de Empresas Copec, Roberto Angelini.

“Hay un fuerte compromiso de la familia Angelini y de los controladores hacia el desarrollo de esta compañía. Es una compañía muy icónica para el grupo, estamos en Arica que es el lugar donde la familia Angelini comenzó sus emprendimientos y sus negocios, es una zona además que tiene una vocación pesquera, que es la materia prima para la fabricación de los ácidos grasos (aceite de pescado de anchoveta)”, dice Brahm. Además, agrega, es una empresa que usa la tecnología y la innovación y los recursos naturales para competir de igual a igual con grandes compañías del mundo.

Golden Omega produce 1.800 toneladas de concentrado de EPA y DHA que van desde 50% hasta 75% de omega 3. La concentración es esencial: los productos con menor concentración se venden en torno a US$12,5 el kilo mientras que los que son más concentrados se comercializan a US$ 45 el kilo.

La firma está preparada para responder a una mayor demanda. La capacidad instalada actual de la planta permite subir a 2.000 toneladas al año, pero con nuevas inversiones en curso podrían llegar a 2.400 toneladas al año.

En la actualidad, cuenta Brahm, hay 220 marcas en el mundo que hoy utilizan el omega 3 que produce el grupo y 34 usan directamente el logo de la compañía. “Eso certifica de donde proviene el producto. Los productos elaborados por Golden Omega son reconocidos mundialmente por su calidad y la compañía comercializa sus productos en los más exigentes mercados nutracéuticos”, relata el ejecutivo.

La firma tiene 90 alianzas en el mundo, donde destacan Bayer, laboratorio que elabora un producto para embarazadas en etapa prenatal; Pfizer, Herbalife y GNC, entre otros. También comercializan su producto en Estados Unidos y Europa, sus principales mercados, y ahora están potenciando Asia.

Este año llegarán a China, país donde por problemas regulatorios no se podía comercializar los aceites de pescado producidos en Chile. Aquello ya se revirtió, cuenta el ejecutivo, no solo gracias a las gestiones de organismos regulatorios chilenos, sino que también por las labores de las asociaciones gremiales vinculadas con el mundo marino chileno.

“Este año vamos a tener acceso, por primera vez, a entrar a ese mercado que hoy es más o menos el 20% del mundo. Además, es el lugar donde la demanda por omega 3 más está creciendo a nivel planetario. Llegar allá es sumamente interesante para las perspectivas de desarrollo de la compañía”, explica Brahm.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.