Las claves de la primera entrevista de Marcel como próximo ministro de Hacienda: le pone “bordes” a condonación del CAE y cierra la puerta a nuevos retiros

Boric dice que Mario Marcel “es una garantía de seriedad” para las reformas de su gobierno, que “serán difíciles” de sacar adelante

Marcel abandona el Banco Central para convertirse en ministro de Hacienda

En conversación con Radio Cooperativa, Mario Marcel fijó algunos ejes de lo que será su gestión. Reafirmó que en el nuevo gobierno se respetarán los ahorros acumulados en el sistema de AFP, pero admitió que hay varios detalles que afinar en términos de cómo se seguirán administrando esos recursos. Con todo, sostuvo que no quería enredarse con el papel que jugarán las AFP.


Todas las miradas apuntan a lo que pueda decir o hacer el futuro ministro de Hacienda del gobierno de Gabriel Boric. Es que el nombre de Mario Marcel ya se encamina a ser uno clave dentro del gabinete de la nueva administración que asume el 11 de marzo.

Por esta razón, en su primera entrevista como próximo secretario de Estado, concedida a Radio Cooperativa, el designado jefe de las finanzas públicas entregó las primeras claves y definiciones de su visión con respecto al plan de gobierno de Boric.

Sistema de pensiones, rol de las AFP, nuevos retiros y condonación al Crédito con Aval del Estado (CAE) fueron los temas donde comenzó a rayar la cancha.

No se inscribe con “no más AFP” y cierra la puerta a nuevos retiros

Es una de las reformas principales que el gobierno de Boric comprometió durante su campaña: cambiar el actual sistema de pensiones. En este tema Marcel explicó lo que se incluye en el programa y no quiso definir el rol que jugarán las AFP.

“Lo que está en el programa del Presidente Boric es que tiene que haber cotizaciones con cargo a los empleadores que contribuyan a aumentar ese monto, dos tercios de los cuales sería a través de un mecanismo de capitalización, administrado por una institución pública y un tercio que tendría un componente redistributivo (…) Es un diseño que no contempla que esos dos tercios sean administrados por AFP”, dijo.

Además, reafirmó que se respetarán los ahorros acumulados en el sistema de AFP, pero admitió que hay varios detalles que afinar en términos de cómo se seguirán administrando esos recursos.

Con todo, Marcel reconoció que no quería enredarse con el papel que jugarán las AFP, pero sin inscribirse explícitamente en la lógica del “no más AFP” que sustenta buena parte del nuevo conglomerado de gobierno: “No quisiera enredarme con qué rol jugarán las AFP en el futuro. Tenemos que partir por cuál es la lógica con la cual funciona el sistema. Esa lógica está compuesta de una base de carácter universal y luego de mecanismos donde, a través de las cotizaciones, las personas pueden mejorar las pensiones por sobre ese monto dentro de lo cual habrá una institucionalidad pública que jugará un papel relevante”, afirmó.

Marcel sostuvo además que no están contemplados retiros de fondos desde las AFP en el programa de gobierno, más allá de las presiones desde algunos sectores de Apruebo Dignidad. Y al intentar explicar las razones de los retiros, deslizó una crítica al gobierno de Sebastián Piñera por el tiempo que tomaron para iniciar las ayudas estatales en medio de la crisis. “Los retiros de fondos surgieron en un momento en que no había una respuesta apropiada del Estado en términos de apoyo a las familias que estaban enfrentando mayores dificultades con la crisis”, afirmó.

Condonación al CAE: sí, pero con bordes

Otro de las promesas de campaña del nuevo gobierno es que se avanzará en la condonación de los Créditos con Aval del Estado (CAE).

Y si bien el lunes la futura ministra del Interior, Izkia Siches anticipó que “(Marcel) se ha comprometido con el gobierno, incorporando también la condonación al CAE. Entiende que eso es parte de nuestro programa de gobierno y eso es importantísimo”, y que sería en un plazo de 20 años. Este jueves Marcel fijó algunos límites o bordes para avanzar en esta política.

“Como sabemos el CAE fue un mecanismo que se creó en su momento con un buen propósito, que era asegurar que los jóvenes no quedarán excluidos de la educación superior por falta de financiamiento. Desgraciadamente fue un sistema que no fue capaz de identificar sus limitaciones, corregirse a través del tiempo y terminó en un gran problema”, explicó.

En ese sentido, añadió que para hacerlo hay primero que resolver tres dimensiones. La primera: la dimensión de los deudores. Dado que se habla de condonación del CAE, hay que saber cuál es el universo, dijo.

La segunda, es la de los acreedores, porque si bien Marcel indicó que “el Estado ha ido comprando una parte de esa deuda, todavía hay una parte importante que está en manos de los bancos”.

Y la tercera es el financiamiento, el cómo se van a cubrir los costos de esas condonaciones. “El programa avanza en alguna de estas dimensiones, pero no tanto en la última del financiamiento. De dónde van a venir los recursos, porque lo que uno no quisiera es que la condonación de la deuda de un profesional universitario la termina pagando un poblador o una mujer jefa de hogar o un feriante”, enfatizó. Para Marcel, “lo que uno quisiera es que sea un mecanismo lo más justo posible, que no sea regresivo, y eso es parte del trabajo que hay que hacer”.

Respecto de esto, sostuvo que el tema de los 20 años no tiene que ver con qué plazo se condona, tiene que ver con qué plazo se paga el costo. Y para eso tiene que ver una fuente de financiamiento, independientemente si se distribuye en el tiempo, afirmó.

Y sobre ese mismo punto, añadió que se debe tener en claro todo el programa, porque “hay acá un ejercicio de priorización que hay que hacer, de programación de las distintas medidas que están dentro del programa de gobierno, que tendrá que hacerlo el Presidente con la colaboración de sus ministros, consultas, lo que sea”.

Se autodefine como socialdemócrata

“Yo siempre me he definido como socialdemócrata y las cosas que he promovido en mi desempeño en cargos públicos fundamentalmente tienen que ver con la responsabilidad fiscal, tienen que ver con asegurar que existan los recursos para que se puedan cumplir los compromisos con la ciudadanía, buscar acuerdo que hagan viables las reformas. La verdad es que si la responsabilidad y el diálogo se lo asociáramos al neoliberalismo le estaríamos haciendo un tremendo regalo al neoliberalismo. No creo que lo merezca”, afirmó, en alusión a la crítica que le realizó el exprecandidato presidencial del PC, Daniel Jadue, quién lo tildó de neoliberal.

En tal sentido, dijo que él aportará una “parte valiosa” a un trabajo colectivo expresado en el gabinete.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.