Ley de fraudes con tarjetas: denuncias caen a tasas de dos dígitos en el primer semestre

A junio el número de afectados en todos los medios de pago de la banca disminuyó 26% en comparación a los seis meses terminados en diciembre, sumando 121.475 casos. En tanto, el monto defraudado cayó 22,8% a $41.735 millones.




Si en el segundo semestre de 2020 fueron 165 mil usuarios los que reportaron haber sido afectados por fraudes en los distintos medios de pago que tienen con la banca, por montos que totalizaron $54.000 millones (unos US$73 millones); en el primer semestre de este año el número de afectados disminuyó 26,4% en comparación a los seis meses terminados en diciembre, sumando 121.475 casos. En tanto, el monto defraudado cayó 22,8% a $41.735 millones.

Eso es lo que revela el segundo reporte que hizo la banca por la llamada ley de fraude con tarjetas, iniciativa que los obliga a devolver los montos a los usuarios cuando éstos desconocen las transacciones en distintos medios de pagos, y que entró en vigencia a fines de mayo de 2020. Y al parecer, la ley ha dado resultados, ya que la banca ha fortalecido sus procesos, la educación a sus clientes y ha logrado disminuir las denuncias por fraudes.

Del total de clientes que reportaron haberse visto afectados en el primer semestre de 2021, el número más grande lo concentran los fraudes en tarjetas de crédito, ya que hubo 48.865 denuncias de este tipo (40% del total). Le siguen las tarjetas de débito con 35.133 usuarios afectados (29%).

Hasta ahí no hay novedades en proporción de afectados, ya que ocuparon los mismos lugares en el segundo semestre de 2020, pero el tercer puesto cambia, ya que en esta ocasión los casos de usuarios afectados en cajeros automáticos (19.369 afectados, lo que se traduce en 15,9% del total) superaron a las transferencias electrónicas (17.339 casos, es decir, 14% del total).

Y el mayor retroceso de usuarios afectados, en comparación al segundo semestre de 2020, lo anotaron precisamente las denuncias que se reportaron por fraudes en transferencias electrónicas, pues disminuyeron 56% en el primer semestre de este año.

Pero lo cierto es que la baja de dos dígitos se registró en todos los ítems: el número de usuarios afectados en tarjetas de crédito bajó 14,8%, y en débito la disminución fue de 12%.

En prepago la baja fue de 48%, pero es poco significativa considerando la escasa cantidad de fraudes reportados en esta área: solo 382. En cajeros automáticos también caen los usuarios afectados, con un retroceso de 25,9% a 19.369 casos. En tanto, el ítem “otros”, que incluye botones de pago, retrocedió 30% a 693 casos.

Fraudes por banco

Más de la mitad de los bancos registró retrocesos de dos dígitos en el número de fraudes en tarjetas de crédito. Pero al igual que en el segundo semestre del año pasado, el banco que acumuló la mayor cantidad de fraudes en crédito, fue Santander, tanto en número como proporcionalmente sobre el total de tarjetas que tiene cada entidad.

Esto, puesto que el banco de capitales españoles en tarjetas de crédito sumó 15.257 usuarios que denunciaron haber sido afectados durante el primer semestre de este año por $7.178 millones defraudados, lo que representa un 0,977% del total de sus tarjetas titulares, y un 0,885% sobre el total de tarjetas titulares y adicionales en crédito. Y al comparar el total de afectados versus el segundo semestre de 2020, registró una baja de 2,6%.

En débito ocurre lo mismo, Santander lidera en denuncias ingresadas al evaluarlas respecto al número total de tarjetas que tiene en este ítem, sumando 0,37% del total. Además, registró un alza de 153% a 7.858 casos, sumando montos por $2.492 millones.

El banco que registró la mayor baja de fraudes en crédito fue Banco de Chile, ya que marcó un retroceso de 41,2% a 3.455 casos (en monto fue $1.710 millones), lo que representa un 0,5% de sus tarjetas de crédito. Desde la entidad señalaron que “Banco de Chile ha adoptado —y seguirá implementando— una serie de medidas para robustecer permanentemente sus ecosistemas para brindar la máxima seguridad en las operaciones y/o transacciones de sus clientes y la comunidad en general”.

También dijeron que están haciendo y actualizando de forma permanente “diversas campañas de educación y seguridad digital, dirigidas tanto a sus clientes como a sus propios colaboradores, para reforzar estas medidas de seguridad y que las personas estén cada vez más conscientes de la importancia de proteger sus claves o contraseñas para acceder a sus productos y servicios, no compartirlas con terceros ni reutilizarlas, entre otras recomendaciones”.

Muy de cerca lo siguió Itaú, que disminuyó los fraudes en crédito en un 41% a 1.123 usuarios que denunciaron por montos que suman $687 millones. “Hemos reforzado la seguridad en la operación de nuestros clientes en canales digitales, incorporando la validación biométrica, que está mostrando ser muy exitosa previniendo la suplantación de identidad; además de reforzar la comunicación con nuestros clientes a través de mensajes directos en campañas de prevención en nuestras redes sociales y canales de comunicación”, argumentaron desde la entidad en la que el controlador de Copesa, que edita La Tercera, mantiene una participación.

Desde Itaú también dijeron que “la tecnología contactless de nuestros medios de pagos digitales han sido un aporte importante en la prevención de clonaciones y se encuentra disponible de forma gratuita para todos nuestros clientes a través de la App Itaú, sólo deben contar con smartphones con sistema Android y tecnología NFC”.

En Scotiabank registraron una baja de 31,8% en número de usuarios afectados en crédito, acumulando 2.232 casos por $742 millones.

El banco de capitales canadienses comentó que “en octubre de 2019 creamos una Gerencia de Prevención de Fraude, a través de la cual estamos siempre tomando las medidas necesarias para gestionarlo oportunamente y buscando potenciales oportunidades de mejora en beneficio de nuestros clientes. Asimismo, nos hemos esforzado por entregar a nuestros clientes las herramientas necesarias para proteger su información, reconocer estos ilícitos y evitar ser víctimas de los ciberdelincuentes. Para ello, implementamos un Curso de Prevención de Fraudes, inédito en el mercado y que está disponible en nuestra página web tanto para clientes como no clientes de Scotiabank Chile”.

En crédito, el cuarto mayor retroceso lo registró BancoEstado, con una baja de 22,6% en el número de usuarios que manifestaron haberse visto afectados hasta los 3.455 usuarios (por montos que suman $573 millones). Pero la baja más significativa que registró la estatal fue en débito, pues sus denuncias en este ítem retrocedieron 26% a 18.310 casos (en montos fue $2.651 millones), siendo el banco con mayor cantidad de tarjetas de débito de la industria debido a la CuentaRUT, por lo que esos fraudes representan un 0,13% del total.

En el banco estatal dicen que “durante este año se han implementado una serie de iniciativas con el objetivo de mitigar los distintos tipos de fraude que afectan a nuestros clientes. Entre ellas, podemos contar el robustecimiento del monitoreo transaccional y gestión de alertas de fraude, se han incorporado factores adicionales de autenticación para realizar algunas transacciones, entre otros”.

Pero en BancoEstado señalaron que “sin duda, el plan de migración de tarjetas con banda magnética a tarjetas con chip que estamos desarrollando, y que entrega mayor seguridad para prevenir la clonación de tarjetas en cajeros automáticos y POS, ha sido fundamental en la mejora de estas cifras”.

Desde el banco hicieron un llamado para que las personas que aún tienen tarjetas con banda magnética se programen para realizar el cambio a chip, para lo cual puedes realizarlo en BancoEstado Express, en los centros de tarjetas BancoEstado Express ubicados en estaciones estratégicas de Metro o en sucursales del banco.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.