Los múltiples roles de Victoria Vásquez, la futura vicepresidenta de Sofofa

Exejecutiva de Ladeco y CTC, antes directora del Trabajo, suma 45 años de vida profesional y varios directorios: ahora está en Cencosud Shopping, Puerto Ventanas, Engie y Compañía Minera del Pacífico. Richard Von Appen, el más seguro nuevo presidente de la Sofofa, la postulará como vicepresidencia del gremio.




A los 18 años, Victoria Vásquez García reemplazó a su padre y manejó un camión de carga con 12 toneladas. Esta es una de las anécdotas que refleja la actitud de vida de la directora de empresas y ahora postulante a vicepresidenta de Sofofa que propondrá al Consejo Richard Von Appen, el único candidato a suceder a Bernardo Larraín . “Mi padre siempre me dijo que yo podía hacer lo que yo quisiera”, dijo al momento de recibir el premio Ingeniero Comercial UC Distinguido 2020, en enero de este año.

Madre de cuatro hijos -todos con su misma carrera y tres de ellos viviendo fuera del país- y abuela de cuatro nietos, ya suma 45 años de vida profesional, los cinco últimos desde la mirada de los directorios que integra.

En un terreno donde las mujeres no superan el 12% del total de directores en empresas abiertas en bolsa, hoy forma parte de tres gobiernos corporativos: Cencosud Shopping, Engie y Puerto Ventanas. Este número la entrona entre las mujeres con más sillones del mercado chileno. Adicionalmente, es directora del Instituto de Salud del Trabajo (IST), directora suplente de la Comisión Clasificadora de Riesgo, directora de la Compañía Minera del Pacífico, filial de CAP, y miembro del comité de Inacap. Desde 2017 es consejera de Sofofa y este año fue reelecta hasta 2025, postulada por el IST.

En su trayectoria figuran una serie de otras empresas de múltiples sectores en su repisa de trofeos: ocupó varias vicepresidencias en la entonces Compañía de Telecomunicaciones de Chile, CTC, hoy Telefónica, y fue gerente corporativa de control de gestión en la empresa portuaria Saam durante una década. Antes fue gerente general de la aerolínea Ladeco y subdirectora y directora del Trabajo entre 1984 y 1990.

Enfoque público

Entre 1970 y 1974 estudió en la UC, para lo cual viajaba desde Maipú durante dos horas. Tomaba tres locomociones. Al egresar, trabajó en el Ministerio de Educación, como asesora de Jorge Claro, inicio que la marcó el resto de su vida, dicen quienes la conocen de cerca.

Es que siempre ha tenido esa vocación. De hecho, participa en el consejo de la Fundación Dual. “El principal problema de este país es la educación, desde la etapa más inicial. Los esfuerzos deberían comenzar ahí para poder emparejar la cancha, permitiendo que todos tengan las mismas oportunidades al momento de entrar al mundo laboral: ya sea como profesionales, técnicos, artistas, administrativos y cualquier oficio”, dijo en una entrevista publicada en la página de la facultad de Ingeniería Comercial y Administración UC en el contexto de la misma premiación.

Por esta razón no sorprende que haya aceptado la invitación de Richard von Appen, candidato a la presidencia de la Sofofa, para ocupar la vicepresidencia. Ya en la universidad mostraba interés por lo público. En primer año fue elegida consejera en el Movimiento Gremial.

“Cuando uno está en posiciones de liderazgo y de relevancia siempre se puede hacer más, uno debe involucrarse y participar de la construcción del país”, señaló en la mencionada publicación.

Personalidad

Se describe de carácter fuerte. “Si veo algo que no me gusta lo digo de inmediato, lo que hace más fácil ciertas situaciones sin caer en la insolencia ni en la prepotencia, pero sí decir las cosas claras”, señalaba en esa oportunidad. Lo mismo reconocen quienes han compartido profesionalmente con ella.

Y aquí hay una tercera anécdota que devela una cualidad recurrente a la que acuden quienes la conocen para describirla: perseverancia. Estando en la universidad, el mismo Jorge Claro fue su profesor y la reprobó en el ramo de Inferencia Estadística. Sin embargo, terminó siendo ayudante de la asignatura.

Otro atributo es su capacidad de adaptación, una constante en su vida. “Las cosas pueden ser de una forma un día, pero si hay que cambiarlo al día siguiente, se hace”, decía Vásquez en enero.

Creerse el cuento

La consejera de Sofofa no es de dar recetas. Es más bien de bajo perfil, pero sí se animó a entregar las siete lecciones que ha aprendido de su vida laboral, que de alguna manera la retratan como profesional.

“Ser responsable por sobre todas las cosas”, fue la primera que enumeró en su discurso en la UC. “Trabajar duro y bien, trae como recompensa lograr grandes objetivos”, es su filosofía.

La lealtad hacia los equipos y los jefes, la segunda lección, seguida de la perseverancia y la formación constante.

Saber escuchar, contratar a los mejores y “creerse el cuento” son las restantes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.