Mientras Chile aún “lo piensa”, Reino Unido considera al TPP11 un “gran premio” post brexit e inicia conversaciones formales para su ingreso

Chile asistirá a las negociaciones como observador y serán solo los siete países que han ratificado el pacto los que definirían un eventual ingreso de los británicos.




El gobierno de Boris Johnson informó esta semana que el Reino Unido inició formalmente las conversaciones para unirse al Acuerdo Integral y Progresista para la Asociación Transpacífica (CPTPP o más conocido como TPP11), como parte de un plan clave para la era comercial post brexit.

De los encuentros virtuales participarán tanto los siete países que han ratificado el pacto en sus parlamentos, es decir, México, Japón, Singapur, Nueva Zelandia, Australia, Canadá y Vietnam, como aquellos signatarios que aún no lo han sellado en sus legislaciones, como es el caso de Chile, Perú, Brunei y Malasia.

En nuestro país, el gobierno ha intentado en varias ocasiones retomar su discusión, pero no existe un apoyo suficiente en el Congreso, ni consideran que sea el momento adecuado para analizarlo justo antes de la convención constituyente.

Sin embargo, este último grupo solo asistirá como observador y serán exclusivamente los primeros, aquellos con el pacto en vigencia, los que tendrán el poder de definir el eventual ingreso de los británicos. De hecho, son particularmente los japoneses los que están impulsando esta nueva membresía, que incrementaría el PIB del CPTPP de US$ 12,52 billones (millón de millones) a US$ 15,3 billones.

Julia Longbottom, embajadora del Reino Unido en Japón, señaló en este inicio de las conversaciones que “la adhesión profundizaría aún más nuestras relaciones comerciales y de inversión, tanto con Japón como con los países miembros del CPTPP. En datos y servicios prestados digitalmente, servicios de inversión y financieros e industrias de crecimiento verde, la membresía del Reino Unido brindaría mayores oportunidades y prosperidad a los países CPTPP”.

Cálculos británicos

En Downing Street también tienen grandes expectativas. “La adhesión fortalecería la relación del Reino Unido con estas economías dinámicas, ya que la economía mundial se centra cada vez más en la región del Pacífico”, se lee en el comunicado recién divulgado por el gobierno.

De acuerdo a sus cálculos, con el ingreso al pacto el país podría incrementar sus exportaciones en dirección al Asía Pacífico de aquí a 2030 en un 65%, lo que equivale a 37.000 millones de libras (US$ 51.522 millones).

“Esta parte del mundo es donde se encuentran las mayores oportunidades para UK. Salimos de la Unión Europea con la promesa de profundizar los vínculos con antiguos aliados y mercados de consumo de rápido crecimiento más allá de Europa”, indicó Liz Truss, ministra de comercio y funcionaria clave de las negociaciones, quien considera que hacerse parte del TPP11 sería “un gran premio posterior al Brexit”.

Liz Truss, ministra de comercio de Reino Unido.

El gobierno británico ya ha firmado acuerdo con Japón, Australia y Chile tras su salida del bloque europeo, pero de todas maneras consideran crucial tener una membresía del pacto multilateral. “Ayudaría a fortalecer el sistema internacional basado en reglas al defender el comercio libre y justo”, indican en el comunicado.

De acuerdo a lo consignado por The Guardian, entre las autoridades del Reino Unido hay entusiasmo por el TPP por ser un acuerdo que no tiene pretensiones de avanzar hacia la creación de un mercado único o unión aduanera, como sí lo pretendían hacer sus socios del Viejo Continente.

En ese marco, el primer ministro Boris Johnson indicó que “la membresía de la asociación de libre comercio CPTTP abriría oportunidades incomparables para las empresas y los consumidores británicos en el Indo-Pacífico de rápido crecimiento”.

En la misma línea, el líder conservador indicó que ser el integrante número 12 del pacto “es una oportunidad emocionante para aprovechar el espíritu empresarial y la historia del libre comercio de este país para generar beneficios económicos en todo el Reino Unido”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.