Presentan denuncia contra Apple y Google en la FNE por supuestos abusos en sus app stores

El denunciante es el abogado y ex jefe de la División de Litigios de la FNE, Cristián Reyes, quien acusó a las dos gigantes estadounidense de ejercer abuso de posición dominante a través de sus sistemas operativos y apps stores. Reyes afirma que pretende abrir en Chile una discusión que ya está instalada en otros países. "Espero que esta denuncia permita a los afectados alzar la voz sobre los hechos denunciados”, afirma.


Una denuncia por abuso de posición dominante en contra de Apple y Google recibió ayer la Fiscalía Nacional Económica (FNE), agencia chilena encargada de defender y promover la libre competencia en todos los mercados o sectores productivos de la economía chilena.

El denunciante es el ex jefe de la División de Litigios de la FNE, Cristián Reyes, quien acusó a las dos gigantes estadounidense de ejercer abuso de posición dominante a través de sus sistemas operativos y apps stores. Esto por medio de cobros, reglas de funcionamiento y otras exigencias sobre los desarrolladores de apps, las que además de regir en Chile, también lo hacen a nivel mundial.

Según el escrito, al que tuvo acceso Pulso, “estas exigencias carecen de una justificación económica procompetitiva y, más bien, parecen deliberadamente diseñadas para levantar barreras artificiales a la competencia, que protegen y refuerzan la posición dominante que estas empresas detentan en los mercados mundiales y en el nacional de sistemas operativos y distribución de apps, mientras a la vez les permite explotar al máximo de esa posición”.

El mismo documento consignó que ambas compañías, que representan casi el 100% de los sistemas operativos utilizados en el país, en sus términos y condiciones “tienen en común, por una parte, el establecimiento de la obligación para los desarrolladores de que toda compra dentro de la aplicación o in-app-purchase (IAP) de un digital good necesariamente utilice, para el procesamiento de esos pagos, los servicios de pago de la propia empresa, Apple Pay, en el caso de Apple, y Google Pay, en el caso de Google. De esta manera, tanto Google como Apple impiden que los desarrolladores puedan incluir y ofrecer sistemas de pago alternativos, distorsionando así la competencia en este mercado relacionado”.

Asimismo, denunció que “ambas compañías incluyen anti-steering rules que impiden a los desarrolladores informar, reenviar o redirigir al usuario, dentro de la app respectiva, a otras plataformas de pago o a otras modalidades de compra y/o suscripción, como podría ser a una página web en la que se puedan utilizar otros servicios de procesamiento de pago distintos al que imponen las respectivas app stores”.

A ello se suma que estas apps stores establecen una comisión sobre los desarrolladores que -salvo excepciones- corresponde a un 30%, por cada compra, sea ésta un pago puntual o respecto de cada cobro aplicable a una suscripción. El tema no es menor si se considera que a nivel mundial, sólo dos app stores se reparten la totalidad del mercado de la distribución de apps: la App Store de Apple, para dispositivos con sistemas operativos iOS, y Google Play de Google, para aquellos con sistemas operativos Android.

“Los sistemas operativos de este duopolio operan exclusiva o predominantemente con la app store del respectivo agente económico, esa integración vertical permite que Apple y Google se apalanquen de su poder de mercado en el mercado aguas arriba de sistemas operativos, generando así las condiciones que les permiten abusar de su poder de mercado en el mercado aguas abajo de la distribución de apps”, consignó la denuncia presentada a la FNE.

Motivos y plazos

Al ser consultado por los motivos detrás de su denuncia, el abogado y también académico explicó que “dado mi trabajo con fintech y desarrolladores de aplicaciones, pude constatar que las exigencias de las app stores son transversales y afectan tanto a empresas chilenas como a otras que ofrecen sus apps en nuestro país. También afectan a medios de pago presentes en Chile, que no pueden ofrecer sus servicios en estos sistemas operativos. El poder de mercado de estas app stores es prácticamente el mismo en todo el mundo y las autoridades de libre competencia han tomado medidas al respecto. Es el momento de que esta discusión la tengamos también en nuestro país”.

“A nivel mundial, los desarrolladores más grandes pueden estar en condiciones de denunciar directamente, como Epic Games, Spotify y Match (Tinder), pero los afectados son cientos de miles. Para los más pequeños, pelearse con Apple y Google puede ser costoso, dado que se trata de empresas presentes en toda la cadena de valor de la economía digital. Espero que esta denuncia permita a los afectados alzar la voz sobre los hechos denunciados”, agregó.

La FNE podría tardar hasta cuatro meses en decidir la admisibilidad de la denuncia, aunque lo habitual es que este plazo sea menor. Luego de ello, la investigación podría tardar seis meses o más, dada la información que debe recopilarse tanto de los denunciados, como de los afectados y otras fuentes.

Restricciones

En la denuncia, el abogado sostuvo que “en iOS no está permitida la descarga de otras app stores que no sea la App Store y al mismo tiempo la descarga paralela de apps, por ejemplo, a través de páginas web, conocido como sideloading, también está prohibido y no es técnicamente posible de hacer, salvo a través del denominado ‘jailbreaking’ que implica baipasear técnicamente las restricciones de Apple modificando las configuraciones del dispositivo y, en los hechos, infringiendo la licencia del software. De forma tal que, en la práctica, la App Store es efectivamente la única app store disponible para iOS”.

En el caso de Google tiene más sutilezas en el camino, pero llega a la misma conclusión. “En primer lugar, al igual que la App Store, Google Play no permite la descarga de otras app stores. Ahora bien, a diferencia de iOS, Android es un sistema operativo licenciable y de fuente abierta, lo que implica que distintos OEMs pueden instalarlo en los smart mobile devices que fabrican y éstos podrían instalar o permitir la descarga de otras app store. Recuérdese, sin embargo, que Android está presente en un 70% de los smart mobile devices del mundo, de forma tal que la negociación entre Google y los OEMs para el licenciamiento de Android está expuesta a las distorsiones anticompetitivas generadas por la dominancia de Google en ese mercado”, consignó el mismo escrito.

“A través de la estructura de incentivos anterior, Google asegura su dominancia entre las app stores que podrían instalarse en su sistema operativo licenciable. Al mismo tiempo, similar al caso de Apple pero un poco menos rígido, Google disuade y dificulta el sideloading de apps a través de la imposición a los usuarios que deseen hacerlo de pasos excesivos y de la necesidad de modificar manualmente las configuraciones predeterminadas y permisos de Android”, concluyó la denuncia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.