Problemas logísticos continúan: Concha y Toro mantiene un millón de cajas de vino sin enviar

La intermitencia en los embarques y los atochamientos han golpeado los envíos de la firma a septiembre, sobre todo aquellos destinados a EEUU. Han mitigado parte del impacto con mayores inventarios disponibles en sus oficinas de distribución.




Las complicaciones de la cadena de abastecimiento continúan impactando a las compañías. Los efectos de la pandemia en el retraso de barcos y en la falta de contenedores no ceden. Y las viñas ya acusan el golpe.

“Al 30 de septiembre, teníamos un backlog de 1 millón de cajas pendientes de ser enviadas desde Chile”, subrayó Concha y Toro en sus balances. Si es que cada caja es de 9 litros, es decir, contienen unas doce botellas, tal número se traduciría en unas doce millones de botellas sin exportar.

Explicaron que ese escenario se debió justamente a las repercusiones que el Covid-19 ha tenido en la movilidad y en la logística mundial, generando intermitencia en los embarques y afectando toda la cadena de suministro.

Así, mientras las ventas en Chile, se elevaron 25% en el tercer trimestre, los ingresos derivados de los mercados de exportación cayeron 8,4% en valor. En volumen, la contracción fue aún más profunda: 18,6% afuera, y 2,2% en el país.

concha-y-toro

Sólo en Estados Unidos el volumen y valor de ventas disminuyeron 12,7% y 8,5% en pesos chilenos, respectivamente. Una de las razones fueron los menores volúmenes enviados de Casillero del Diablo.

De hecho, las ventas consolidadas de la compañía cayeron 2,9%, hasta los $204.440 millones el tercer trimestre, justamente explicado por la caída de la comercialización en el exterior.

La solución a tal contexto se ha concentrado en ir elevando los inventarios existentes en sus oficinas de distribución en el exterior. “El nuevo escenario que provocó la crisis mundial de logística naviera y terrestre nos llevó a profundizar nuestra estrategia adoptada ya hace varios años, tendiente a aprovechar nuestro modelo de distribución integrado en los principales mercados del mundo y aumentar nuestros inventarios en los destinos para enfrentar los distintos escenarios. Esto nos ha permitido mitigar los efectos de esta crisis”, señaló a Pulso PM el gerente corporativo de finanzas de Viña Concha y Toro, Osvaldo Solar. Añadió, de hecho, que más de la mitad del millón de cajas que no se pudieron embarcar a septiembre, tenían el objetivo de reponer inventario en los mercados de destino, “en línea con nuestra estrategia de tener un mayor control de inventarios”.

En la firma proyectan que la situación se normalice hacia fin de año. “Con todas las medidas adoptadas en materia de eficiencia de la cadena logística, prevemos que el backlog disminuirá de manera sustancial hacia fines del cuarto trimestre, siempre sujeto a que no empeoren las condiciones climáticas que afecten el funcionamiento de los puertos u otros eventos imprevistos a nivel global”, subrayó Solar.

Vinos premium y súper premium: el 47,6% de las ventas

“A pesar de la disminución de las ventas en los mercados de exportación, debido a la escasez de contenedores, retrasos en los puertos, entre otros, el mix de ventas continuó mejorando con un sólido desempeño de la categoría Invest”, dijo la compañía en sus balances. De hecho, su margen ebitda saltó de un 17,2% el tercer trimestre de 2020, a 17,6% doce meses después. Mientras que sus utilidades subieron 15,4% entre julio y septiembre, y un 23% en los primeros nueve meses de 2021.

“En el tercer trimestre pudimos ratificar que la estrategia de premiumización adoptada por la compañía desde 2017 ha sido la correcta y continúa dando frutos. Una muestra es que pese a este escenario de estrés mundial nuestro margen bruto continuó mejorando y los vinos premium tuvieron fuertes incrementos interanuales”, señaló el gerente corporativo de finanzas de Viña Concha y Toro.

El holding lleva varios años orientando su estrategia hacia los vinos premium. En la categoría Invest, están justamente aquellos productos de alta gama donde la firma ha enfocado gran parte de su inversión. Entre ellos están las marcas Diablo –que creció más de un 100% en valor en el trimestre-; Marqués de Casa Concha, cuya alza fue de 30,7%; Trivento Golden, con una expansión superior al 126%, y Don Melchor, con más de 55,9% de incremento en ventas.

“La mayor movilidad y reapertura de locales permitieron una recuperación en las categorías Super y Ultra Premium”, puntualizaron. Hoy, el 47,6% de las ventas derivan de ese segmento. Hace un año era un 45,4%.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.